24/11/2015

3 preguntas para saber si tu negocio está bien encaminado

3 preguntas para saber si tu negocio está bien encaminado

Puede que ya cuentes con un plan financiero, que trabajes con buenos proveedores, que tengas un buen equipo de colaboradores y que administres tus tareas de forma productiva.

La pregunta es: ¿cómo saber si todo este esfuerzo está dando buenos resultados? A continuación, te mostramos tres preguntas importantes que deberías hacerte periódicamente para estar seguro de que tu empresa va por el camino correcto.

1. ¿Tus metas están siendo alcanzadas?

De nada sirve completar todos tus proyectos y mantener tu lista de tareas pendientes siempre al día si eso no está ayudando a que tu empresa triunfe, ¿no?

Siempre reservá algo de tiempo para volver a pensar acerca de tus objetivos y analizar tu progreso. ¿Qué proyectos fueron concluidos y su alcance no fue del todo bueno? ¿Cuáles generaron resultados por encima de lo esperado? ¿Es necesario cambiar algo del plan de acción?

Aunque ya tenías previstos diferentes escenarios al establecer tus metas, es importante prestar atención especial a la situación actual de tu negocio y, si fuera necesario, “recalcular”.

En caso de que modifiques alguna de tus metas sobre la marcha, asegurate de que todo tu equipo está al tanto y conoce la razón por la que se tomó esta decisión. Así, ellos también van a poder modificar sus propios planes de acción para ayudar a los objetivos de la empresa.

2. ¿Tu empresa está generando ganancias?

El mismo análisis debe ser aplicado a tu planeamiento financiero, que en teoría hiciste al momento de iniciar tu negocio. Consultá los movimientos bancarios de tu empresa, verificá cuáles fueron tus últimas compras e inversiones y recolectá todos los registros posibles de entrada y salida de capital.

A partir de esta información, será posible calcular tu margen de ganancia, es decir, el monto que resulta luego de restar todos los gastos durante un período de tiempo determinado.

En caso de que el resultado sea positivo, determiná el promedio mensual de ganancia y comparalo con las metas que te trazaste inicialmente. En caso de que sea negativo y estés perdiendo capital, preguntate qué medidas tenés que tomar para que tu empresa pueda superar el déficit.

Es preciso hacer este análisis de forma precisa y realista. No es útil trabajar con suposiciones o números aproximados, sino con datos concretos. ¿El presupuesto está siendo respetado? Identificá qué factores contribuyeron para llegar a la situación actual, elegí qué gastos pueden ser evitados en el futuro y, en caso de ser necesario, actualizá tu plan financiero.

3. ¿Tus clientes están satisfechos?

Si ya reflexionaste sobre los dos puntos anteriores y, felizmente, concluiste que tu empresa está en constante crecimiento, aumentando su margen de ganancia y bien encaminada hacia el futuro, resta hacerse la última pregunta, aunque no menos importante: ¿cuál fue el nivel de satisfacción de tu público?

Conocer las expectativas y opiniones de tus clientes es fundamental para garantizar el éxito. ¿El diferencial que habías elegido para tu negocio está realmente siendo percibido? ¿El producto está cumpliendo la función que se le prometió al cliente?

Una métrica de satisfacción interesante es el Net Promoter Score (NPS), que se refiere al grado, entre uno y diez, en que un consumidor recomendaría tu marca a alguien. Podés identificar los factores que influenciaron cada evaluación y, partir del promedio de los números obtenidos, saber si el servicio está dejando satisfecho a tu público – a fin de cuentas, todos recomendamos únicamente las cosas que realmente nos gustan. ¿no?

Otro buen recurso es la Tasa de Fidelización del Cliente, es decir, el porcentaje de compradores que vuelven a usar tu servicio o producto en relación a los clientes totales. Una vez más, lo ideal es tratar de entender qué fue lo que generó la fidelización. Por ejemplo, es muy útil pedir feedback a tus clientes para tener acceso a conocimiento muy valioso que te permitirá hacer los ajustes que sean necesarios.

No te olvides además de considerar si las personas valoran el modo en que te comunicás con ellos y el servicio técnico que brindás. Evaluá tu servicio de atención usando métricas especiales para esa área.

Si querés profundizar aún más sobre la atención al cliente, escuchá los consejos de un experto en ecommerce sobre cuáles son las claves para lograr una atención diferencial y cómo influye este área en tu negocio.

Conclusión

Con un seguimiento constante de estos tres puntos dentro de tu emprendimiento vas a poder todas las acciones necesarias para garantizar el crecimiento de tu empresa, mantener a tu equipo alineado tras un mismo objetivo y tomar decisiones con mayor certeza.

Si estás apostando por el comercio electrónico, es importante también elegir una plataforma completa y confiable, como la que ofrece Tienda Nube. Probá una tienda online gratis por 15 días, es fácil, rápido y súper seguro.

Fecha de la última actualización: 08/10/2018


¿Te gustó el contenido?


Luane Silvestre

Graduada en Letras y Técnica en Informática, Luane es entusiasta de la comunicación y la tecnología. Además del estudio y el trabajo, gusta de dividir su tiempo entre lecturas, películas, paseos y un buen café.


    Ecommerce por Expertos

    Conversaciones exclusivas con especialistas en comercio electrónico. ¡Llevá tu negocio a otro nivel!

    3-preguntas-para-saber-si-tu-negocio-est-bien-encaminado