5 consejos para enfocarte más mientras trabajás

5 formas de optimizar tu enfoque

Entender cuáles son los principales motivos que te llevan a tener un nivel bajo de concentración te puede ayudar a que justamente hagas todo lo contrario. Por eso es que en esta ocasión vamos a contarte qué cosas podés hacer para que te enfoques en tus tareas y puedas ser más productivo.

1. Creá un ambiente cómodo y ameno para trabajar

Como te contamos en otra ocasión, es importante que puedas estar en un espacio en el que te sientas cómodo.

Esto significa por un lado, asegurarse de tener los elementos de trabajo básicos necesarios para lograr tus objetivos:

  • una computadora;
  • conexión a internet;
  • un escritorio en donde quepan tus cosas;
  • una silla ergonómica;
  • buena iluminación.

Y por otro lado, es clave que el espacio te estimule mentalmente. Una buena práctica para lograr esto es colocar fotos, imágenes, elementos o frases que te motiven y que estén relacionados a lo que te dedicás.

Si aumentás tu comodidad y estás estimulado, te vas a sentir más motivado y en consecuencia vas a querer hacer mejor tus tareas.

2. Evitá las distracciones

Hoy en día los medios de comunicación que tenemos a nuestro alcance, como las redes sociales, las aplicaciones de celular, las llamadas a nuestro smartphone y el correo electrónico, nos permiten lograr una comunicación más rápida y fluída.

Pero, ¿qué sucede cuando la comunicación nos traspasa? Seguramente te habrá pasado, o tal vez te está pasando en este momento al leer este artículo, que mientras querés concentrarte en algo tenés abierto Facebook en el navegador, tenés activadas las notificaciones con sonido de WhatsApp y las llamadas al celular, sumado a nuestra necesidad proactiva de estar revisando constantemente si llegó algo nuevo.

Este comportamiento afecta directamente nuestro nivel de enfoque, ya que está comprobado que una vez que nos desconcentramos nos lleva en promedio 25 minutos lograr estar 100% enfocados nuevamente en la tarea que estábamos haciendo en un inicio.

Por otro lado, si compartís el espacio con otros compañeros de trabajo es bueno que puedas definir qué cosas son lo suficientemente importantes y/o urgentes como para que se interrumpa lo que estás haciendo. Esto significa entender cuándo una persona se puede acercar personalmente para charlar.

Para los mensajes con menor prioridad, por ejemplo, si una persona quiere contarte algo personal o viceversa, es bueno usar un chat interno para que cada uno pueda administrar sus tiempos de respuesta. Es decir, si yo estoy enfocado en una tarea y necesito terminarla dentro de 30 minutos, sé que cuando la termine me voy a enfocar en responder el chat.

De esta forma, cada uno va a poder invertir su tiempo en trabajo y en momentos de descanso a voluntad propia.

Parece un poco exagerado, pero recordá lo que te comentamos unas líneas atrás: lleva mucho tiempo volver al estado de concentración total que se tenía inicialmente.

Por eso, nuestros consejos son:

  • Mantené abiertas las redes sociales y las notificaciones activadas sólo si son 100% necesarias para atender a tus clientes a través de esos medios.
  • Si tenés en WhatsApp grupos o contactos con los que solés mantener conversaciones, te recomendamos silenciarlos durante tu horario laboral para no perder foco.
  • Definí un momento del día para responder los e-mails. Por ejemplo, después de almorzar te podés tomar 30 y 45 minutos para hacerlo, dependiendo de la cantidad de e-mails que ingresen a tu casilla.
  • Trabajá con auriculares para demostrar que estás concentrado y evitar interrupciones. Además elegí una música que te haga sentir a gusto mientras trabajás (hay estudios que comprueban que la música clásica mejora la concentración y aumenta la productividad). Si te interesa escuchar música clásica te recomendamos esta lista de Spotify (debés tener una cuenta en su plataforma para poder escucharla). Si no, podés ingresar a YouTube para escuchar esta otra lista.
  • Y, por último, es importante que se pongan de acuerdo con tus compañeros para entender qué cosas son las que valen la pena para ser interrumpido en el momento.

3. No te olvides de nutrirte

Alimentarse de forma balanceada durante el transcurso del día y mantenerse hidratado pueden mover la aguja sin que te des cuenta a la hora de tener un mayor nivel de concentración.

A continuación hay una lista de alimentos que te pueden ayudar:

  • Arándanos.
  • Té verde.
  • Palta.
  • Hojas verdes.
  • Pescado graso.
  • Chocolate negro.
  • Semillas de lino.
  • Nueces.
  • ¡Y no te olvides de tomar agua!

Desde ya nuestra intención no es dar consejos médicos o nutricionales; para cualquier duda en relación a su ingesta te pedimos que consultes con tu médico o nutricionista.

4. Hacé una lista de tareas y llevá un control de cómo vas avanzando

Si bien uno quiere ser un ninja y atacar varias cuestiones a la vez, esto puede terminar siendo cansador y estresante dado que se avanza de forma lenta y se genera la sensación de que se está lejos de cumplir los objetivos.
Por eso, es importante no perderse en el camino y tener una visión clara sobre cuáles son las cosas que tenés que hacer, si son recurrentes o no, cuánto tiempo te llevaría aproximadamente cada objetivo y su nivel de prioridad. Si querés ver más en detalle cómo armar esta lista de tareas te recomendamos que puedas ver nuestro artículo sobre cómo ser más productivo.

5. Tomate tiempos de descanso y ocio

Más allá del almuerzo del mediodía podés, o mejor dicho debés, definir otros pequeños momentos de descanso durante el día. Esto te ayudará a refrescar las ideas y bajar el nivel de estrés que puede generar estar enfocado por un tiempo muy prolongado en una misma tarea.

Una vez que cumplís con tus objetivos, relajate y premiate a vos mismo por tus logros, ya sea comprándote algo que te guste, yendo a pasear a un lugar en particular, comiendo alguna cosa rica, etc.

Esperamos haberte ayudado! Y si tenés algún consejo o técnica que quieras compartir con los demás, es super bienvenido 🙂

Si estás buscando tu próximo espacio para organizarte mejor con la venta de tus productos, podés probar los 15 días gratis de Tienda Nube.


¿Te gustó el contenido?


Daniela Milier

Dani es Diseñadora y Content Strategist en el equipo de Tienda Nube. Su pasión es el diseño y la educación. Le encanta la pizza con rúcula y queso bree, disfrutar de una linda tarde con amigos y no pasa un día sin usar la red social Pinterest.


    Ecommerce por Expertos

    Conversaciones exclusivas con especialistas en comercio electrónico. ¡Llevá tu negocio a otro nivel!