Cómo hacer el plan financiero de tu empresa en 3 pasos

Cómo hacer el plan financiero de tu empresa

Una vez que hayas definido el tipo de tu empresa, es importante organizar las finanzas y hacer previsiones de impuestos, inversiones y facturación para garantizar la estabilidad del nuevo negocio.

Puede que esta no sea una tarea del todo fácil, pero te va a dar una base segura para emprender. Te aconsejamos que dividas tu plan financiero en tres puntos clave:

1. Análisis general de la situación

La primera tarea es hacer una lista de todos los gastos fijos, como alquiler de equipos y suscripción a servicios, y después todos los variables (si necesitás ayuda podés ver este artículo para planificar una estructura de costos). Definí cuánto dinero tenés que reservar mensualmente, dejando un margen para el aumento de los intereses o del precio de algún componente.

Acordate de no confundir el flujo de caja de tu empresa con el tuyo: para esta tarea solo tenés que considerar el capital disponible para tu emprendimiento. Después, categorizá los costos, evaluá si se contemplan todas las áreas clave de inversión y determiná el precio ideal de tu producto.

2. Previsión de diferentes escenarios

Con los números en mente, imaginá las posibilidades que podría haber en el futuro para tu negocio. ¿Cuál sería el retorno de la inversión si dedicaras una cantidad mensual para hacer anuncios pagos, por ejemplo? ¿Qué pasaría si ese producto que es tu gran apuesto no se vendiera tanto como esperás?

Considerá las situaciones positivas y negativas y creá soluciones para cada una de ellas. Vale la pena separar períodos cortos de tiempo (como bloques de tres meses, por ejemplo) y definir qué acciones hay que tomar para mantener el crecimiento constante de tu empresa y el presupuesto anual equilibrado.

3. Elaboración de un plan de acción

Finalmente, llega el momento de definir las metas financieras. Establecé un promedio entre los períodos analizados en la etapa anterior para ver cuáles fueron los más lucrativos y calculá qué es lo que haría falta para seguir avanzando con el crecimiento del negocio.

El calendario, entonces, se convierte en tu mejor herramienta: elegí las inversiones prioritarias (esas que van a generar buenos resultados a corto plazo) para dar el puntapié inicial en tu negocio y determiná las fechas para alcanzar los resultados esperados. Es conveniente que elabores un cronograma realista y viable y que coordines las tareas con los sectores responsables de cada métrica.

Síntesis

Si realizás cada una de estas etapas con cuidado y dedicación vas a conseguir un emprendimiento bien estructurado y preparado para el éxito. Con el tiempo, a medida que tu negocio vaya creciendo, es posible considerar la posibilidad de recibir inversiones externas. Esta cuestión, sin embargo, es compleja y requiere de la orientación de un contador.

¿Querés aprender más sobre planeamiento financiero? No te pierdas este curso de la Universidad del Ecommerce: Cómo administrar las finanzas de tu tienda online.

Si tu empresa está apostando al comercio electrónico, es importante que elijas una plataforma confiable. Tienda Nube ofrece toda la seguridad que necesitás; creá tu tienda gratis por 15 días y comprobalo.


¿Te gustó el contenido?


Luane Silvestre

Graduada en Letras y Técnica en Informática, Luane es entusiasta de la comunicación y la tecnología. Además del estudio y el trabajo, gusta de dividir su tiempo entre lecturas, películas, paseos y un buen café.


    Ecommerce por Expertos

    Conversaciones exclusivas con especialistas en comercio electrónico. ¡Llevá tu negocio a otro nivel!