¿El dropshipping es un modelo de negocio para ti?

Por: Jacky Resnik

dropshipping

El dropshipping es un modelo de venta en línea que genera bastante polémica en el mundo de los negocios digitales y que se encuentra entre las opciones más recurridas por los emprendedores en los últimos años.


Vender en internet puede ser un reto para muchos dueños de negocios. Dar el paso digital, en un inicio, puede parecer una misión imposible, pero debo decirte que no lo es gracias a modelos como el dropshipping.

En este artículo, te voy a contar la cruda verdad de este método que tiene grandes fanáticos, pero también detractores. ¿Me acompañas? 🚀

¿Cuáles son los modelos de negocio en las ventas online?

Antes de crear una tienda en línea, hay diferentes modelos de negocio para realizar las ventas.

  1. Producción propia
  2. Compra por mayor
  3. Dropshipping

A continuación te explicaré cada uno.

Producción propia

Una primera opción donde las marcas se encargan del desarrollo y producción de sus productos. Los ofrecen en su tienda y una vez concretada la compra, la envían a los clientes al destino elegido.

Compra por mayor

En esta segunda opción, las marcas compran productos al por mayor, es decir, en grandes cantidades para conseguir mejores precios. Generan así su propio inventario de mercancía con la posibilidad de agregar valor en el proceso. Según su disponibilidad, van vendiendo en su tienda online y despachando los envíos.

Dropshipping

A diferencia de los anteriores, el dropshipping es un modelo que funciona sin stock propio, ya que compra a sus proveedores únicamente lo que va vendiendo en su tienda virtual.

Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica
Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica

¿Cómo funciona el dropshipping?

Cuando hablamos de dropshipping nos referimos al proceso de hacer ventas en línea sin tener un stock propio.

Aquí, el vendedor se encarga de realizar las ventas en su tienda online, para luego hacer los pedidos a su proveedor (sin ver los productos, ya que el envío se hace directamente desde el lugar de manufactura hacia el cliente final).

Es decir, el proveedor es el que manda el producto directamente al comprador.

¿Cómo es la ganancia en el dropshipping?

Este método posiciona al vendedor como un intermediario entre el fabricante y el consumidor final. Este intermediario se encarga de seleccionar los productos a un bajo costo y agregarles un margen de ganancia, para luego publicarlos en su tienda a un precio mayor.

Dropshipping: ¿por qué sí y por qué no?

Para seguir entendiendo este modelo de negocio, acompáñame en un recorrido donde te explicaré cuáles son realmente las ventajas y desventajas.

¿Por qué debes hacer dropshipping?

  1. Bajo costo de entrada.
  2. Rápida puesta en marcha.
  3. Mínimo riesgo.

Bajo costo de entrada

No se necesita una inversión grande para comenzar a vender, ya que no hay stock de mercancía. Simplemente con abrir la tienda en línea y empezar a generar tráfico hacia ella, el negocio está funcionando.

Rápida puesta en marcha

Este bajo costo de entrada hará también que el tiempo que lleva empezar con el negocio sea realmente veloz. Una vez que hayas decidido qué quieres vender, en poco tiempo podrás tener todo funcionando.

Mínimo riesgo

El hecho de sólo comprar lo que uno vende trae cierta tranquilidad. No hay posibilidad de producir o comprar algo que no tiene éxito, quedando así con alto valor en productos estancados en un depósito.


Aprende más...

¿Suena ideal, no? ¿Quién no querría tener un negocio rápido, con bajos costos y mínimos riesgos?

Es acá donde quiero indagar un poco más. Las desventajas del dropshipping no quedan del todo claras, hasta que uno se pone a analizar más a fondo este modelo de negocio.

¿Por qué no deberías hacer dropshipping?

  1. Alta competencia.
  2. Poco control en el servicio al cliente.
  3. Bajos márgenes de ganancia.

Alta competencia

Tal como uno conseguiría acceder fácilmente, con un bajo costo de entrada, muchos otros podrán hacerlo también. Esto se va a traducir, básicamente, en mucha competencia. Los productos que decidas vender en tu tienda pueden estar de la misma manera en la tienda “de al lado”. También, podrían copiarte muy fácilmente ya que los productos se pueden conseguir con el mismo proveedor (porque no tienen ningún proceso propio de tu marca).

Poco control en el servicio al cliente

Como vimos, es el proveedor quien se encarga del envío directo a tus clientes. Por lo que no vas a poder tener control sobre ese proceso. Pero si hay equivocaciones en los productos o mercancía defectuosa, vas a tener que hacerte responsable por ello. Ya sea por cambios o devoluciones, deberás estar listo para responder.

El servicio a tus consumidores, entonces, no va a estar realmente en tus manos. Y esto es un gran problema ya que no vas a poder fidelizar clientes para futuras compras. Ellos van a estar pendientes únicamente de los precios y, ante un hallazgo más económico, no van a dudar en comprar en otra tienda.

Bajos márgenes de ganancia

El modelo de dropshipping no permite tener altas ganancias ya que al comprar los productos terminados, hay menos oportunidades de jugar con los márgenes. Entonces, se necesita vender mucha cantidad para poder sobrepasar el punto de equilibrio entre ingresos y egresos, y poder ver un retorno real.

Ejemplo de dropshipping

Imagina que luego de hacer un análisis de mercado, ves que hay una oportunidad de vender accesorios para mascotas (correas, collares, platos para comida, etc). Buscas entonces un proveedor de esos productos con bajos costos (por ejemplo, Aliexpress) y te aseguras que tengan la opción de entrega con dropshipping.

El siguiente paso es crear tu tienda en línea de dropshipping publicando los productos de accesorios para mascotas que seleccionaste del proveedor. Puedes utilizar sus imágenes, ajustar la descripción y poner el precio final (con mi margen de ganancia incluido).

Ahora, es momento de promocionar tu tienda para generar tráfico y así, ventas. La publicidad online y en redes sociales, como Instagram y Facebook, va a ser un elemento clave en este paso.

Con cada compra que recibas, harás ese mismo pedido a tu proveedor. En los datos del receptor del paquete, pondrás la información de cada uno de los clientes. De esta manera, el productor va a hacer el proceso de empaquetado y envío.

Tus clientes irán recibiendo sus pedidos directo a sus puertas. Tú te quedarás con un margen entre lo que mis compradores te pagaron y lo que gastaste con el proveedor.

Existen tiendas online de dropshipping que funcionan únicamente con esta metodología. En papel suena muy atractivo, con promesas de bajo riesgo y la imposibilidad de quedarse con inventario sin vender.

Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica
Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica

Conclusión

¿El dropshipping es para ti? La realidad es que no hay una respuesta correcta. Este modelo de negocio tiene sus riesgos, pero también grandes beneficios si uno tiene la capacidad de encontrar los productos “calientes” del momento y a los proveedores correctos.

Es también una forma de probar el mercado antes de meterte de lleno en una industria o línea de productos determinada. Lo importante es definir qué tipo de negocio quieres construir y a partir de eso, entender si la metodología de dropshipping se adapta a él.

Aquí vas a encontrar:

Haz como +100 mil marcas y crea tu Tiendanube

Prueba gratis por 30 días
Creá tu tienda online en Tiendanube