20 errores al vender ropa en línea que disminuyen tus ventas

Por: Natalia Chávez

Mujer dando la espalda comparando dos prendas de ropa - errores al vender ropa en linea

Vender por internet es una de las estrategias más prácticas y rentables para comenzar tu negocio de ropa. Reduces los costos de un local, tienes un público mucho más grande en todo el país, no te limitas a una locación y puedes comenzar con una inversión menor. Hay diferentes formas de comenzar a vender ropa en línea, como comprar ropa al mayoreo, o bien iniciar con lo que tienes en tu clóset.

Aprovecha el potencial de compradores que hay en México. Son alrededor de 57 millones de usuarios los que compran en línea, de acuerdo con un estudio de Statista realizado en enero de 2021.
Para que lo logres exitosamente, puedes apoyarte en nuestras guías sobre cómo vender ropa por internet, dónde comprar ropa para vender, y hasta cómo tomar las mejores fotos para venderla.

Esto te permitirá detectar errores que podrías estar cometiendo en tu negocio y que tienen serias consecuencias como la disminución de ventas y la pérdida de usuarios activos en el sitio. No te preocupes, es muy común al principio de cualquier emprendimiento. Sigue leyendo porque estos son los 20 errores más comunes al vender ropa en línea.

Errores al vender ropa en línea

1. Vender solo en redes sociales

Limitarte a vender en un solo canal como Instagram o Facebook no es nada práctico. Además, el hecho de no tener un sitio web reduce la credibilidad de la marca y da la impresión de no ser una tienda formal.  Por otro lado, no es fácil para el usuario ver todo el catálogo de ropa que tienes en el inventario.

Esto provoca que la experiencia de usuario sea muy limitante para quien está viendo tus productos, sobre todo durante el momento de la compra. Por eso, Instagram tiene la sección de Shopping que te redirecciona a un sitio en línea de la marca donde se puede realizar la compra de forma segura.

📌Tip: Apóyate en plataformas como Tiendanube para  abrir tu propia tienda en línea para salir de la venta informal en redes sociales y tener tu propio enlace. Y como complemento, utiliza  las redes sociales como un canal para llamar a la acción y atraer visitas a tu página.

2. Mostrar fotos de mala calidad o sin relación entre sí

El atractivo visual lo es todo al vender en línea, así que las fotos importan bastante. Estas dan una idea al público de la calidad que tendrá el producto que recibirán en casa y estimula  la compra o de plano los desanima.

Trata de tomar fotos de producto con la mejor calidad e iluminación posible. Al subirlas a tu tienda, cuida que la foto tenga relación con el producto que estás señalando; por ejemplo, si estás describiendo “vestido con flores blancas”, cuida que la foto pertenezca a dicha prenda. Si agregas más de una foto por prenda como en carrusel, revisa que todas pertenezcan al mismo diseño.

Aquí tenemos una guía de cómo tomar fotos para vender ropa.

3. Tener mala logística

Asegúrate de tener la disponibilidad de la ropa que promocionas en tu tienda. De tal manera que cuando tengas una venta, puedas enviarla a la brevedad posible al cliente y evitar molestias. De igual forma, investiga cuál es el servicio de paquetería más económico y que mejor te funciona para que los envíos lleguen a tiempo y, por otra parte, que los costos no salgan del margen que tienes contemplado.


Aprende más...

4. Descuidar la calidad del empaque

En este punto los clientes ya hicieron la compra en tu tienda, pero tu objetivo no ha terminado. La forma en la cual  reciben la mercancía que pagaron tiene mucho que ver en las reseñas recibidas por tu marca y es factor importante para determinar si se convertirán en clientes frecuentes.

🎁 Elige una bolsa tipo sobre de plástico o una caja. Agrega detalles como una envoltura de papel de china o empácalo como si se tratara de un regalo. Sí puedes, personaliza las bolsas o cajas con el logo de tu marca.

5. Brindar atención al cliente ineficiente

Una tienda en línea está abierta 24/7, pero claro que no se trata de que no duermas para contestar mensajes. Establece un horario para resolver las dudas de tus clientes. Ya sea por Instagram o por el chat de la plataforma que utilizas, trata de responder las preguntas sobre tallas, tiempo de envío, disponibilidad de las prendas que vendes y demás cosas que puedan surgir. Lo principal es brindar un trato amable y eficiente.

🤖 Cuando tu presupuesto lo permita, integra un chatbot para automatizar las respuestas y brindar mayor calidad en el servicio.

6. Colocar fotos o descripciones que no correspondan a tus prendas

La relación foto y descripción es muy importante. Los usuarios escanean el catálogo en línea rápidamente, así que para atrapar su atención, la estética es importante. Cuida que cada foto tenga la descripción correcta del producto y, sobre todo, el precio. El hecho de poner la foto de una falda con la descripción de un blazer oversized, puede hacer que tu tienda luzca como un negocio informal o sospechoso.

7. No conectar tus redes sociales con tu tienda en línea

Las redes sociales como Instagram, Facebook y Twitter son una herramienta para dar más exposición a tu marca. Aprovéchalas para llegar a tus compradores potenciales, llamarlos a visitar tu tienda en línea y por último, llevarlos a la compra.

En la biografía de cada red social debes tener el enlace de tu sitio web y aprovechar recursos como Instagram Shopping, donde es posible agregar  el enlace de los productos directamente en la foto para que los usuarios tengan exactamente el link de la prenda que quieren comprar. Asimismo, puedes enlazar tu tienda en el Marketplace de Facebook para redireccionarlos a tu propio sitio.

📓Recuerda que cada red social es diferente y la estrategia debe ser distinta.

8. No actualizar tu inventario

Un error común en el e-commerce de moda es no actualizar el inventario. Puede ser muy frustrante para el usuario agregar prendas al carrito y que cuando intente pagar, no estén disponibles porque están agotadas.

Esto desmotiva al cliente y es muy fácil abandonar la compra. Así que procura tener tu inventario en línea tan preciso como lo tienes en físico. Lleva siempre un control al día, actualiza cuántas piezas te quedan de cada modelo y de esta forma será más fácil saber cuáles unidades necesitas surtir o qué tipo de ropa debes agregar a tu catálogo.


Toma nota...

9. Ofrecer un solo método de pago

Atrás quedaron los días en que solo se podía pagar de una forma. Para ganar más clientes y hacer más sencillo que compren en tu tienda, ten disponibles varios métodos.

Además de las tarjetas de débito o crédito, puedes incluir pasarelas de pago como PayPal, Mercado Pago, PayU y Conekta. También está el pago en tiendas de conveniencia donde se emite un folio en el checkout para que el cliente acuda a una sucursal a pagar.

💵 Otra alternativa son los monederos electrónicos o ewallets como Google Pay. Descubre aquí todas las formas de pago que puedes tener en tu ecommerce.

10. No contemplar todos los gastos y costos de venta

Como dicen por ahí, “hay que medir el agua a los camotes”. Un error muy común de los emprendedores es no cobrar el valor de su producto o servicio correctamente. Al establecer los precios de la ropa, también considera el costo de los detalles en los que invertiste como transporte, empaque, costo de envío, diseño de marca, pauta en redes sociales, plataforma, fotos, tu sueldo y el de tus empleados, etc.

📦 Sobre el costo de envío, recuerda que puedes programar el proceso de pago para que el cliente lo cubra dependiendo de su ubicación y la rapidez con la que quiere recibirlo.


Esto te ayudará...

11. Solicitar registro como requisito para compra

De la misma manera en que los usuarios salen de una página en línea cuando arroja publicidad en banners y ventanas emergentes que ni siquiera los dejan leer; ellos  se desmotivan al realizar una compra si la tienda pide registrarse para pagar. No es necesario que pongas este requisito, solo te hará perder potenciales clientes que tal vez ya tenían el carrito y la tarjeta lista.

📌 Siempre piensa cómo puedes facilitar la experiencia de usuario y hacer más sencillo el proceso de pago.

12. Incumplimiento en tiempos de entrega

Si estás prometiendo cierto lapso de días para entregar el pedido, tienes que cumplirlo. Todo cliente está esperando con ansias su producto, sobre todo si es ropa que planean estrenar u obsequiar en cierto evento. Así que antes de establecer los tiempos de entrega, asegúrate que puedes cumplir con ellos.

🚚Tip: Elige lo que mejor le vaya a tu negocio: paqueterías externas o un equipo de entrega dentro de tu negocio. Las paqueterías son una opción muy común cuando los negocios están iniciando.

13. Almacenamiento sin condiciones de calidad e higiene

Tener un e-commerce de moda también representa almacenar con mucho cuidado la mercancía. Para tener en las mejores condiciones de orden tu stock de ropa, sigue los siguientes pasos.

  1. Utiliza cajas y estantes organizadores.
  2. Crea categorías dependiendo del tipo de prenda, por ejemplo: ropa de hombres, mujeres, niños y unisex.
  3. Después separa por tipo colección, ya sea que te guíes por temporadas (primavera/verano) o por estilo (casual, fiesta de noche, de día, etc.).
  4. A partir de ahí crea subcategorías por tipo de prenda: vestidos, blusas, pantalones, chamarras, faldas, camisas, suéteres, faldas y accesorios.
  5. Coloca al frente la mercancía que necesitas vender primero.
  6. Evita el ingreso de alimentos, bebidas y líquidos al área donde tienes el stock.
  7. Define quiénes serán las personas autorizadas para manipular la ropa, llevar control del inventario y hacer los envíos.
  8. Genera códigos de barras para facilitar el control de tu inventario.
Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica
Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica

14. Tener un solo canal de ventas

Tan solo el hecho de vender ropa en línea abre un mundo de posibilidades para tu marca. Si ya estás ahí, ¡no te limites con un solo canal de ventas! Si vendes por redes sociales como Instagram y Facebook, aprovecha las plataformas para abrir tu tienda en línea y enlaza esos perfiles a tu propio e-commerce.

Lleva a tus clientes y seguidores a un enlace donde podrán ver todo tu catálogo. Una tienda en línea te dará más credibilidad ante los compradores potenciales y ellos sentirán más confianza de hacer una transferencia o pago por tus productos.

15. No incluir tablas de tallas

Solicita a tus proveedores de ropa por mayoreo una tabla de tallas de acuerdo con las prendas que manufacturan. Ellos tendrán una relación de las tallas y las medidas. En una pestaña de tu tienda, agrega dicha guía de tallas. Puedes basarte en las tablas que usan otras tiendas de ropa como Zara o H&M que tienen medidas conocidas y estandarizadas.

👚 Si tu caso es que compras ropa de segunda mano, de paca o vintage, también puedes inspirarte en las tablas de tallas de ropa estadounidense, pues la mayoría de este tipo de ropa proviene de dicho país.

16. No especificar si el modelo es para dama, caballero, niño o unisex

Las fotos pueden ser engañosas en este sentido, así que cuida los detalles. En la descripción de cada prenda agrega para quién es el modelo, sobre todo aclara cuando es para niños. Por ejemplo “falda rosa para niña” o “playera para niño”. Si es ropa de mujer, puedes especificar este dato escribiendo “falda de flores para mujer”.

📌 También especifica si la prenda es unisex, este tipo de ropa puede ganarte muchos clientes, pues la moda está orientándose a la ropa sin género.

17. No mostrar la composición de materiales de la prenda

Es muy útil que en la página de cada prenda dediques una parte a la composición de los materiales. Algunos compradores querrán saber si la prenda es de algodón, poliéster, acrílico o incluso de materiales reciclados. Facilita este dato al comprador, sobre todo porque comprar ropa hecha a partir de componentes reciclados es una tendencia en la industria textil y hay quienes se fijan en ello.

18. No tener políticas de compra claras

Evita problemas en el futuro y desde un inicio, sé claro sobre las políticas de compra. Me refiero a detalles como los envíos, plazo máximo de entrega, política de devolución, cambio de talla en las prendas, reembolsos, entrega en tienda física, métodos de pago y más.

Dedica una pestaña de tu tienda en línea a estas políticas para que el cliente conozca sus alternativas en caso de que una prenda no le quede o simplemente desee regresar un producto.

19. Olvidarse de la política de devolución de artículos

Entre las políticas de tu tienda, tal vez la más importante es la devolución de artículos. Al tratarse de ropa, es común que los clientes quieran cambiar la talla de las prendas después de probarlas.

Procura ser específico en el proceso a seguir en caso de una devolución y en última instancia, el reembolso. De esta forma evitarás que te regresen ropa en mal estado, usada o dañada.

📌 Si no sabes mucho sobre el tema, no te agobies, lee este artículo donde conocerás los pasos a seguir para crear las políticas de devolución o cambio en tu negocio.

20. No tener una tienda en línea

Si estás buscando cómo vender ropa en línea, la mejor forma de iniciar es abriendo tu propio sitio. No te limites a vender en un solo canal, pues como ya mencionamos, pierdes la oportunidad de crecer tu negocio y que personas en todo el país compren tus artículos.

Puedes abrir tu tienda en línea con la ayuda de programadores y diseñadores que se dedican a crear páginas, pero también hay una opción más económica y práctica, donde no dependerás de terceros.

Esta opción son plataformas de e-commerce como Tiendanube, que te permite crear tu tienda y personalizarla sin necesidad de conocimientos técnicos.

Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica
Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica

Cómo poner una tienda de ropa en línea sin cometer errores

Ahora que aprendimos sobre los errores al vender ropa en línea, el siguiente paso es animarse a abrir una tienda en línea para crecer tu negocio. Sabemos que al emprender hay muchos detalles qué cuidar y en el proceso podemos olvidar muchos, lo cual puede resultar en pérdidas o bien, detener el crecimiento del negocio. Pero no te preocupes, porque te damos las claves para crear tu propia tienda en línea sin errores.

Este es un paso muy emocionante y positivo para tu marca, pues a diseñas a tu gusto, entonces el proceso también debe alegrarte. ¡Lo estás haciendo bien!

Haz un checklist

Para el proceso de abrir tu tienda en línea, haz una lista de los pasos a seguir y crea un calendario. De esta forma tendrás un objetivo visual de lo que estás haciendo y hacia dónde vas. Esto también puede motivarte a continuar y a sentirte un poco más cerca cada día al terminar una tarea.

En esta lista incluye las siguientes categorías:

✅  Dominio

✅  Diseño

✅  Marketing

✅  Fotos

✅  Catálogo

✅  Inventario

✅  Métodos de Pago

✅  Envíos

✅  Políticas de devolución y cambios

 

📌 Si te preguntas cómo crear una tienda en línea, te dejamos esta guía sobre cómo hacer un checklist con todos los pasos a seguir y considerar al vender por internet. Guarda este artículo para que lo tengas siempre a la mano.

Cuida la imagen

Lo visual es uno de los principales atractivos para los clientes, especialmente porque se trata de moda. Procura que las fotos de ropa tengan la mejor calidad, pero con un peso máximo de 100KB para que tu página no tarde mucho en cargar y los usuarios no abandonen el sitio.

Mantener el mismo estilo y fondo en las fotos también es importante para atraer usuarios. Cuida la estética tanto en el sitio como en las fotos de redes sociales 一sobre todo en Instagram一.

Hazlo más sencillo para el cliente

Ofrece distintos métodos de pago, evita el registro como requisito de compra y contesta las dudas de los clientes a tiempo. De esta forma, harás el proceso de compra mucho más fácil para ellos. Esto se reflejará en tus ventas y base de clientes. Entonces al crear tu tienda en línea, pregúntate “¿cómo puedo facilitar que compren en mi tienda?”. Simplifica los pasos que llevan al pago final.

Prepárate para la escalabilidad

La escalabilidad es la capacidad que tiene un negocio u organización de incrementar sus ingresos, sobre todo aquellos con una inversión menor que la de grandes empresas o franquicias. Una tienda de ropa en línea tiene mucho potencial de crecimiento. Considerando que tienes un ecommerce de moda algunas formas de crecer son:

  • Contratar más personal para la logística
  • Mejorar la producción de las fotos de producto
  • Conseguir más proveedores
  • Ampliar el stock
  • Ampliar las instalaciones del centro de distribución
  • Extender los envíos a otros países
  • Crecer las redes sociales
  • Instalar programas más avanzados para el control de inventario o la automatización de procesos

Aprende más...

Considera los cambios

Al iniciar una marca de ropa, vendrán muchos cambios conforme vayas creciendo. No será de la noche a la mañana, así que respira y tómalo con calma. Enfócate en hacer bien las cosas en esta etapa para que el crecimiento fluya mejor.

Conforme tengas más demanda de pedidos, verás cuáles áreas puedes crecer. Por ejemplo, si al principio solo eres tú en el proyecto, una vez que tengas más ventas, considera contratar más personal para las cosas que te quitan más tiempo.

📌 Tal vez más adelante puedas invertir en mejores empaques, mejores fotos, nuevos proveedores y demás detalles.

Resumen

Revisa esta lista cada vez que tengas una duda acerca de cómo evitar errores en tu tienda en línea. Sobre la marcha saldrán muchas dudas, pero tendrás este artículo para guiarte. Una vez que tengas listo tu sitio, verás que el esfuerzo valió la pena. Especialmente cuando pedidos hacia distintas partes de México comiencen a llegar.

Ahora que sabes todo esto, ¿qué esperas para probar Tiendanube gratis durante 30 días? Descubre cómo nuestra plataforma puede ayudar a que tu negocio despegue. Crear tu tienda es fácil, rápido y no requiere conocimientos técnicos. 💙

Aquí vas a encontrar:

Haz como +100 mil marcas y crea tu Tiendanube

Prueba gratis por 30 días
Creá tu tienda online en Tiendanube