22/07/2015

7 formas de organizar mejor la oficina en tu casa

7 formas de organizar mejor la oficina en tu casa
Arrancar con un emprendimiento o tener un trabajo freelance no es nada fácil, y menos si todavía no tenés una oficina exclusiva.
Anteriormente te contamos cómo hacer para que tu emprendimiento conviva con tu trabajo actual en el cual la organización estaba incluída como un punto relevante. Por eso es que en esta ocasión queremos contarte 7 consejos para poder tener una mejor organización al trabajar desde tu casa.

1. Hacé una lista de las cosas que necesitás

Es importante armar tu espacio de trabajo en base a tus necesidades. Para eso debés preguntarte cuáles son las herramientas que más usás en tu día a día y cuáles son las tareas más recurrentes. Preguntate qué necesita el espacio en el cual vas a trabajar: ¿usás una computadora?, ¿tenés muchas reuniones con clientes o proveedores?, ¿vendés moda y querés armar un showroom?
Una vez que anotaste todo en la lista tené en cuenta cuáles son los ítems críticos, es decir, lo más relevante; ¿es más importante tener una escritorio con una PC o tener un fax que tire luces de colores? Una vez priorizada la lista, es hora de ponerse en marcha para conseguir esos elementos.

Hacé una lista de cosas que necesitás

2. Creá un espacio exclusivo

Definí un límite físico entre tus cosas personales de las laborales. Creá un espacio que no contenga cosas personales que puedan distraerte de tus tareas diarias.
Analizá qué elementos son los que te generan distracción. ¿La televisión está cerca?, ¿hay un libro que no podés dejar de leer?, ¿solés jugar a la PlayStation?
Tal vez sea momento de apartar estas distracciones y crear un espacio exclusivo para ellos. De esta forma evitarás que afecten tu concentración y podrás tener una mayor productividad.

Creá un espacio exclusivo

3. Asegurate de estar cómodo

Cuando vemos una foto de una persona sonriente trabajando desde un sofá con su notebook, automáticamente pensamos: “cómo me gustaría poder hacer lo mismo”. La cuestión es que lamentablemente trabajar desde un sofá por tiempo prolongado afecta la postura.
Tal como mencionamos en el primer punto acerca de tener los elementos necesarios, si aún no estás seguro de cuáles son, nosotros podemos asegurarte que un escritorio y una silla ergonómica son muy importantes para brindarte mayor comodidad.

Asegurate de estar cómodo

4. Organizá tu espacio

Una vez que seleccionaste el ambiente en el cual vas a trabajar, tené en cuenta en cuenta los lugares que vas a usar para colocar los elementos. Por ejemplo, si tenés carpetas asegurate de contar con estantes o una biblioteca que te permita almacenarlos. Para los elementos de librería como biromes y reglas, entre otros, probablemente quieras conseguir un organizador de escritorio que te permita separarlos y, a la vez, tenerlos al alcance.
Optimizar el espacio cuando es limitado es clave para poder trabajar de forma cómoda y organizada.
Tal vez tengas que usar otro espacio para almacenar otras herramientas de trabajo. Lo importante en este punto es que lo que usás con frecuencia sea accesible y esté a tu alcance.

Organizá ese espacio

5. Conseguí la iluminación adecuada

Es un buen momento para estudiar qué cantidad de luz es la que te hace sentir a gusto. En general una cantidad elevada que luego puedas nivelar con cortinas será un buen punto de partida. Además, una buena iluminación te permitirá mantenerte despierto y atento a las tareas laborales.
En caso de que tu entorno no tenga acceso a luz natural, te recomendamos fuertemente que puedas invertir en una buena iluminación artificial. Por un lado tenés que pensar en que el ambiente tenga la suficiente luz y, por otro lado, sugerimos que consigas también una lámpara de escritorio que te facilite realizar tareas más específicas, como redactar, leer, dibujar o cualquier otra tarea propia de tu emprendimiento. Conseguí la iluminación adecuada

6. Generá un clima que te inspire

Si bien en el segundo punto de este artículo mencionamos no mezclar lo personal con lo laboral, sí nos parece relevante que el espacio te inspire con las cosas que te rodean o te hacen sentir motivado. Una buena forma de lograr esto es tener una pizarra con fotos o recortes de piezas gráficas de tu interés.
No existe fórmula correcta para este punto pero sí insistimos en que cada día en el que empieces a trabajar puedas estar rodeado de cosas que te inspiren y motiven.

Generá un clima que te inspire

7. Mantené una agenda clara

Dos elementos clave: un calendario y un reloj, siempre a la vista.
No solo es importante dividir físicamente el espacio laboral del personal, sino que el tiempo de trabajo que definas impactará en el tiempo que puedas disfrutar para hacer otras cosas: ver a amigos o familiares, hacer un curso, irte de viaje por algunos días, etc.
La flexibilidad horaria es uno de los beneficios de trabajar de forma independiente pero también es un arma de doble filo no saber cuándo terminar de trabajar o cuándo empezar.
Por ejemplo, si sos más productivo por las noches, ¡perfecto! Entonces definí un horario para que durante el día puedas descansar y realizar otras actividades. Lo más importante es el compromiso de cumplir estos horarios para poder enfocarte en tu trabajo y luego poder relajarte.Mantené una agenda clara

Esperamos como siempre haberte ayudado con estos consejos y ahora, ¡a ponerlos en práctica!

Si te gustaron estos consejos y estás incursionando en tener una tienda online, podés probar 15 días gratis nuestra plataforma y comenzar a vender por internet.

Fecha de la última actualización: 17/01/2018


¿Te gustó el contenido?


Daniela Milier

Daniela es diseñadora y le apasiona el diseño y la educación. Le encanta la pizza con rúcula y queso bree, disfrutar de una linda tarde con amigos y no pasa un día sin usar la red social Pinterest.


    Ecommerce por Expertos

    Conversaciones exclusivas con especialistas en comercio electrónico. ¡Llevá tu negocio a otro nivel!

    7-formas-de-organizar-mejor-la-oficina-en-tu-casa