¿Qué es el capital de trabajo, para qué sirve y cómo calcularlo?

Una emprendedora evaluando su capital de trabajo en su carpeta con la ayuda de una calculadora.
Puntos destacados del artículo:
  • El capital de trabajo (CDT) es la reserva financiera que la empresa necesita mantener para pagar sus costos y seguir funcionando. Está compuesto por el dinero en efectivo, el saldo en la cuenta bancaria, las cuentas por cobrar y otros valores que se pueden utilizar para pagar deudas e invertir.
  • Sirve para financiar las actividades de la empresa y mantener el flujo de caja siempre en positivo. Es decir, se utiliza para cubrir los costos del negocio en condiciones normales y también para hacer frente a imprevistos.
  • Para calcular el capital de trabajo de tu empresa, es necesario computar tu activo circulante. Luego, contabilizá el pasivo circulante y aplicá la fórmula de la necesidad de capital de trabajo.

Toda empresa necesita dinero para pagar sus gastos, mantener su funcionamiento y crecer. Como no se puede depender solo de los ingresos, es importante tener suficiente capital de trabajo para garantizarse.

Esta reserva se utiliza para cubrir todos los costos del negocio y mantener sus actividades durante todo el ciclo financiero. De esta manera, no tenés que estar en números rojos entre pagos y cobros, y además tenés dinero para invertir en el crecimiento de la empresa.

Pero, ¿será que el valor de tu capital de trabajo es suficiente para sostener tu negocio? Eso es lo que vamos a descubrir a lo largo de este artículo, que te brinda toda la información para que puedas calcular tu reserva ideal, administrar tus recursos y mantener la salud financiera de tu empresa.

¿Qué es el capital de trabajo?

El capital de trabajo (CDT) es la reserva financiera que la empresa necesita mantener para pagar sus costos y seguir funcionando. Está compuesto por el dinero en efectivo, el saldo en la cuenta bancaria, las cuentas por cobrar y otros valores que se pueden utilizar para pagar deudas e invertir.

Como su nombre lo indica, el capital de trabajo o giro es el dinero que hace que el negocio “gire”. Para mantener una empresa en funcionamiento, necesitás comprar mercadería o materia prima, pagar facturas, invertir en equipos, pagar sueldos a los empleados, entre otras obligaciones.

Pero no siempre el dinero de las ventas llega a tiempo para cubrir todo esto. Es ahí donde entra en juego el capital de trabajo para saldar las deudas y evitar que te quedes en números rojos durante el mes.

Cada empresa necesita calcular la cantidad necesaria para financiar sus actividades, de manera que nunca falten recursos para cumplir con las obligaciones.

Con una gestión eficiente del capital de trabajo, vas a garantizar la salud financiera de tu negocio y tenés la posibilidad de seguir creciendo. De lo contrario, la falta de recursos para financiar la empresa puede llevar al endeudamiento e incluso a la quiebra.

¿Para qué sirve el capital de trabajo?

Ahora que sabés qué es el capital de trabajo, es importante entender su importancia.

La relevancia del capital de trabajo radica en financiar las actividades de la empresa y mantener el flujo de caja siempre en positivo. Es decir, se utiliza para cubrir los costos del negocio en condiciones normales y también para hacer frente a imprevistos.

Algunos ejemplos de costos que una empresa tiene a lo largo del mes son el pago de salarios, las compras a proveedores, facturas de servicios públicos e impuestos. Además, es necesario contar con dinero para hacer frente a una situación de morosidad de los clientes, una reparación urgente o una oportunidad de inversión imperdible.

Otro punto importante es que el capital de trabajo sostiene a la empresa durante todo su ciclo financiero. Este ciclo comienza con la compra de mercadería o materias primas a los proveedores y termina con el cobro del dinero de las ventas de productos o servicios.

En este intervalo, el negocio sigue teniendo gastos, incluso sin haber recibido sus ingresos. Por eso es importante contar con suficiente capital de trabajo para mantener la empresa hasta que lleguen los recursos.

Por supuesto, cuanto más vendas, más ingresos tendrás para financiar la empresa. Pero es probable que los costos y las inversiones también aumenten, y por lo tanto, el capital de trabajo crezca junto con el negocio.

¿Cómo calcular el capital de trabajo?

Todo dueño de una marca necesita saber cuánto dinero tiene la empresa y cuánto debe para equilibrar las cuentas y garantizar las ganancias. En contabilidad, a este cálculo se le llama Necesidad de Capital de Trabajo (NCT).

Con el resultado en tus manos, vas a saber cuál es el monto necesario para mantener la empresa funcionando. El objetivo es operar siempre con el mínimo de capital de trabajo posible, evitando tener que recurrir a préstamos para financiar el negocio.

Seguí estos pasos para calcular tu NCT.

1. Calculá tu activo circulante

El primer paso para calcular el capital de trabajo es averiguar cuál es el activo circulante de tu empresa en la actualidad.

Veamos un ejemplo:

  • Dinero en efectivo: $40.000
  • Dinero en la cuenta de la empresa: $30.000
  • Valor del stock: $200.000
  • Cuentas por cobrar: $150.000
  • Inversiones de alta liquidez: $30.000

En este caso, el activo circulante es de $450.000, sumando todos los recursos disponibles.

2. Calculá tu pasivo circulante

Después de encontrar el activo circulante, tenés que calcular el pasivo circulante.

Seguí el ejemplo:

  • Compras a proveedores: $50.000
  • Nómina: $130.000
  • Facturas de servicios públicos: $15.000
  • Gastos administrativos: $10.000
  • Cuotas de préstamos: $30.000
  • Impuestos: $20.000

Por lo tanto, el pasivo circulante es de $255.000, sumando todas las deudas a corto plazo.

Creá tu tienda online y vendé por internet
Potenciá tu marca creando tu propia tienda online.

3. Aplicá la fórmula del CDG

Con los valores del activo circulante y el pasivo circulante en tus manos, solo tenés que aplicar la fórmula del CDT (Capital de Trabajo):

Fórmula del Capital de Trabajo = Activo circulante – Pasivo Circulante

Calculemos según el ejemplo anterior:

NCG = $450.000 – $255.000

NCG = $195.000

Esto significa que el capital de trabajo neto de la empresa es de $195.000. Es decir, este es el dinero disponible para mantener el negocio en funcionamiento y cubrir sus costos.

¿Cómo mantener un capital de trabajo saludable?

Ahora que sabés cómo calcular el capital de trabajo, solo te falta aprender a gestionarlo de manera correcta para mantener tus finanzas en orden. Acá te dejamos algunos consejos.

1. Seguí los cambios en tu NCT

Como vimos, existe el capital de trabajo permanente y el variable, ya que las necesidades de tu empresa cambian con el tiempo.

Por eso, es fundamental calcular tu NCT con frecuencia para entender si la demanda de recursos ha aumentado o disminuido, un principio básico de la planificación financiera.

Con el crecimiento del negocio, es probable que necesites más capital de trabajo para invertir y expandir las operaciones.

Recordá que, para calcular correctamente tu NCT, tenés que llevar un control del flujo de caja y entender todos tus ingresos y gastos.

Utilizá nuestra planilla gratuita para facilitar esta tarea en tu negocio:

📈 Consultá la guía Flujo de fondos: ¿cómo calcularlo y por qué es clave para tu emprendimiento?

2. Controlá la morosidad

La morosidad es una gran enemiga del capital de trabajo, ya que reduce el activo circulante de la empresa y perjudica las proyecciones de ingresos.

Básicamente, te quedás sin ese dinero con el que contabas y tenés que reorganizar los recursos para cubrir el déficit.

Por lo tanto, es fundamental hacer un seguimiento de tu índice de morosidad y tener un proceso de cobro eficiente, además de ofrecer varias opciones de medios de pago a tus clientes.

3. Conciliá los plazos de pago y cobro

Lo ideal es que puedas conciliar los plazos de pago a proveedores y cobro de ventas, de manera que el ciclo financiero sea lo más corto posible.

Para lograrlo, negociá con tus socios para pagar en una fecha más cercana a la entrada de ingresos.

Si es necesario, también podés utilizar servicios de anticipación de cobros, que permiten agilizar la transferencia del dinero de las ventas cuando recibís por tarjeta de crédito.

4. Utilizá tu propio capital de trabajo

Desde el punto de vista financiero, siempre es mejor que tu capital de trabajo esté compuesto por recursos propios, invertidos por los socios y obtenidos con las actividades del negocio.

De esta manera, evitás tener que recurrir al crédito o buscar otras fuentes de financiamiento.

Pero, si es un momento de expansión de la empresa, por ejemplo, puede ser necesario tomar préstamos para crecer.

5. Tené cuidado con los préstamos para capital de trabajo

Si decidís recurrir a un préstamo para el capital de trabajo, buscá una línea de crédito específica para el tamaño de tu empresa y con una tasa de interés competitiva, eligiendo siempre un préstamo con garantía.

Recordá también incluir la cuota en tus gastos fijos para mantener el control del presupuesto y no exceder tu límite de endeudamiento.

6. Buscá inversores para tu empresa

Por último, una forma eficaz de aumentar tu capital de trabajo sin endeudarte es conseguir inversores para tu empresa.

Hoy en día, existen varios fondos de inversión dirigidos a empresas en diferentes etapas de madurez, además de inversores ángeles y de riesgo que buscan oportunidades en el mercado de acciones y participaciones.

Si estás en el sector de las startups, es aún más fácil, ya que estas empresas cuentan con el trabajo de aceleradoras e incubadoras.

¿Entendiste qué es el capital de trabajo?

Dominando el capital de trabajo, no vas a tener problemas de falta de recursos para financiar el crecimiento de tu negocio. Esperamos que este artículo te haya ayudado a calcular el valor necesario para tu empresa y te haya orientado sobre la gestión de esta reserva.

Aprovechando el momento, podés agilizar la gestión financiera de tu comercio electrónico con una plataforma completa e intuitiva. ¿Querés saber cómo? ¡Simplemente creá tu tienda virtual gratis con Tiendanube! Vas a ver lo fácil que es vender online sin necesidad de conocimientos técnicos.

¡Creá tu propia tienda online!Elegí el plan ideal para tu negocio:
Acá vas a encontrar:
Preguntas frecuentes sobre capital de trabajo

El capital de trabajo (CDT) es la reserva financiera que la empresa necesita mantener para pagar sus costos y seguir funcionando. Sirve para financiar las actividades del negocio y mantener el flujo de caja siempre en positivo.

Calculá tu activo circulante, calculá tu pasivo circulante y aplicá la fórmula de la Necesidad de Capital de Trabajo.

Hacé como +120 mil marcas y creá tu Tiendanube

Crear Tiendanube gratis