Flujo de fondos: ¿cómo calcularlo y por qué es clave para tu emprendimiento?

Dos mujeres calculando el flujo de fondos de su negocio en una notebook.

El flujo de fondos es un indicador del rendimiento de tu emprendimiento. Así como suena: es clave para saber si tu negocio está generando ganancias o hay hacer ajustes. ¿Te parece un concepto muy lejano? No te preocupes. Seguí leyendo que vas a encontrar qué es y cómo calcularlo con ejemplos.


Cuando empezás un emprendimiento puede que sientas que tenés que saber de todo. Diseño, contabilidad, manejo de proveedores. Estas tareas pueden resultarte abrumadoras, si las abordás todas juntas. ¡Pero acá estamos para darte una mano!

Vamos a ver un concepto clave para asegurarte de que tu negocio va por buen camino: el flujo de fondos.

De este artículo, vas a llevarte todo lo que necesitás saber. ¿Qué es un flujo de fondos? ¿Qué tipos existen? ¿Por qué es importante calcularlo? ¿Qué elementos lo componen? ¿Cómo podés hacer el tuyo? Eso y más a continuación, ¡seguí scrolleando!

¿Qué es el flujo de fondos?

El flujo de fondos es el indicador del rendimiento de tu emprendimiento. Está compuesto por la cantidad de dinero ya sea en efectivo o en crédito que está fluyendo dentro y fuera de tu negocio.

El flujo de fondos siempre se calcula considerando un tiempo determinado que, por lo general, no supera el año.

Cuando un flujo de fondos es positivo significa que hay más dinero ingresando a tu emprendimiento que saliendo. De lo contrario, es decir, si es negativo, es menos el dinero que entra a tu negocio. Esto último implica que los ingresos son menores que los necesarios para cubrir los gastos de tu emprendimiento.

Considerá que entender y manejar bien el flujo de fondos es clave para que tu emprendimiento no genere pérdidas. Por ejemplo, eso te va a permitir pagar a proveedores y afrontar los costos fijos y variables.

Y si estás planificando todo para comenzar a emprender online, ¡te recomendamos vender a través de tu propia tienda virtual! En Tiendanube desarrollamos una plataforma que te permite hacerlo de forma sencilla y accesible. Conocé más haciendo clic a continuación:

Creá tu tienda online y vendé por internet
Potenciá tu marca creando tu propia tienda online.

Entonces, lo más importante de hacer un flujo de fondos es:

  • Saber de antemano si vas a disponer de dinero extra para invertir o programar el pago de pasivos (por ejemplo, pago a proveedores) por adelantado. Esto último puede permitirte ahorrar algunos intereses.
  • Hacer los cálculos necesarios para conocer las entradas y salidas y, así, contar con el dinero para hacer los pagos necesarios. Además, podés programar las entradas para estimar y prevenir posibles incovenientes.
  • Contar con una planificación financiera. Esto te lo solicitan, por ejemplo, al momento de ir a una institución crediticia para solicitar préstamos para emprendedores. En línea con esto, conocer tu flujo de fondos te va a ayudar a identificar el momento en el que necesitás acceder a una opción de financiamiento.
  • Predecir en un periodo el flujo de fondos de entrada y de salida que tendrá tu emprendimiento. Te va a servir tanto para la planificación como para el control, enfocándote en cómo reducir los costos y aumentar tu rentabilidad. Los pronósticos pueden ser incluso a corto plazo.

¿Cuáles son los elementos de un flujo de fondos?

Ya vimos que el flujo de fondos te permite medir el dinero que entra y sale de tu emprendimiento. Además, podemos dividirlo en 3 secciones: operaciones, inversiones y financiamiento. Esta clasificación la vamos a ver en profundidad en breve, pero veamos qué elementos comunes tienen.

Un primer elemento del flujo de fondos está compuesto por las entradas de efectivo. Este es el dinero que entra a tu emprendimiento, ya sea por ventas de tus productos y servicios, inversiones o préstamos.

También tenés otro elemento: las salidas o egresos de dinero. En este caso, se trata de lo gastado en suministros, préstamos y personal.

Entonces, podés apoyarte en una fórmula para saber cuánto dinero en efectivo vas a tener en un momento o, incluso, cuánto tuviste determinado periodo del pasado. Hay una fórmula del flujo de fondos más sencilla, que vamos a ver después. Sobre todo si no tenés, por ejemplo, amortizaciones para sumar al cálculo.

La que podés usar en ese caso para averiguarlo es:

Saldo de caja = Saldo de caja inicial + Entradas de efectivo − Salidas de efectivo

Tipos de flujos de fondo

Como dijimos, el flujo de fondos de una empresa se divide en tres categorías. Estas son: flujo de fondos operativos, de fuentes financieras y de inversión. Veamos qué implica cada uno.

Flujo de fondos operativos

Los flujos de fondos operativos están compuestos por el dinero que circula entre tu emprendimiento y tus clientes, proveedores, equipos y el Estado (por ejemplo, pago de impuestos).

Dentro de “proveedores” tenés que considerar a todos los que te suministren productos o servicios que te permitan funcionar, desarrollar productos o procesos, etc.

Este tipo de flujo de fondos es importante porque permite conocer la capacidad de autofinanciamiento de tu negocio. ¿Por qué? Porque vas a saber qué cantidad de dinero que ingresa y egresa en operaciones vinculadas con su actividad. De este modo, vas a tener un panorama para saber si es rentable.

Flujo de fondos de fuentes financieras

El flujo de fondos de fuentes financieras está compuesto por los movimientos de dinero entre tu emprendimiento y acreedores financieros. En el caso de empresas más grandes, incluimos acá a los movimientos de dinero entre la empresa y sus propietarios.

En este tipo, incorporamos a los acreedores financieros porque de ellos proviene el dinero como préstamo, por el que vas a pagar intereses.

Mientras que de los propietarios, en caso de las empresas grandes, se recibe dinero como aportes de capital y se pagan dividendos.

Entonces, vamos a considerar en el flujo de fondos de fuentes financieras al dinero que gastes en, por ejemplo, pago de créditos y el que recibas de, por ejemplo, emitir acciones.

Flujo de fondos de inversión

Para el flujo de fondos de inversión vamos a tener en cuenta los movimientos de dinero vinculados a la adquisición de activos en el largo plazo. ¿Qué tipo de activos? Pueden ser maquinarias, plantas, equipos, etc.

También incluimos el dinero que recibís o gastás en relación a la inversión en productos de los que tu emprendimiento calcula tener un beneficio a futuro. Un ejemplo son los productos financieros.


Conocé más:

¿Cómo hacer un flujo de fondos para tu negocio?

Ya tenemos toda la teoría en claro. Ahora llegó el momento de la práctica. Para calcular el flujo de fondos en tu emprendimiento tenés que seguir estos 3 pasos.

1. Elegí el periodo de tiempo sobre el que querés calcular el flujo de fondos

El flujo de fondos se puede calcular por un periodo de tiempo futuro (flujo de fondos proyectado) o sobre el pasado. Sea como sea, dijimos también que el periodo de tiempo no supera el año.

Entonces, el primer paso es que selecciones el periodo de tiempo a calcular. La idea es que sea lo suficientemente amplio como para que calcular tu flujo de fondos tenga sentido.

Podés ir haciendo el cálculo periódicamente para ir chequeando que el rendimiento de tu negocio sea el que proyectaste.

2. Identificá todos los ingresos y egresos de dinero de tu emprendimiento

En este paso, es importante una tarea previa: realizar un registro adecuado de todos los ingresos y egresos de tu emprendimiento. Solo identificando todas las entradas y salidas de dinero de tu negocio vas a poder calcular correctamente tu flujo de fondos.

Entonces, ¿cómo hacer un flujo de fondos? Tenés que observar solo los ingresos y gastos del periodo sobre el que querés calcular tu flujo de fondos. Vas a tener que considerar, por ejemplo ventas, préstamos, cobro de deudas. Así como gastos vinculados a la actividad que desarrollás.

3. Organizá toda la información que obtuviste para analizar tu flujo de fondos

Ver todos los datos que recopilaste sobre los ingresos y egresos en una tabla te va a ayudar a analizarlos.

Además, es clave que en este paso hagas las cuentas: sumá todos los ingresos y gastos. Una vez que lo hagas, vas a poder ver, por un lado, el total de dinero que te ingresó y el que gastaste, por el otro.

La fórmula que vas a usar es:

Flujo de caja = Beneficio neto + Amortizaciones + Provisiones + Cuentas por pagar − Cuentas por cobrar

Veamos cada una de sus partes:

  • Beneficio neto: lo vas a obtener una vez que calcules los ingresos menos los gastos.
  • Amortizaciones: considerá que no todas las empresas aplican amortizaciones de bienes de inversión. Las amortizaciones implican un procedimiento contable en el que el valor de un bien, por ejemplo, una propiedad que use una empresa, se reparte en todos los años de su vida útil. Es decir, se divide el gasto en ese periodo.
  • Provisiones: es una depreciación ocasional que va a requerir que hagas un reparto de fondos extra. Por ejemplo, que te regularices una situación de pago de impuestos.
  • Cuentas por pagar: son las deudas que te quedan todavía por cubrir.
  • Cuentas por cobrar: son los ingresos de dinero que sucederán o sucedieron en el tiempo que elegiste para calcular el flujo de fondos.

Una vez que hagas el cálculo, si este es mayor que 0 implica que el flujo de fondos es positivo y que tu emprendimiento está generando. En cambio, si es negativo, implica que existen pérdidas.

Esto también lo vas a poder ir viendo en el saldo acumulado de caja. Por ejemplo, haciendo el cálculo en un periodo de 4 meses, podés ir sumando mes a mes lo que va quedando de saldo en la caja. Así vas a saber el total de dinero que te fue quedando en ese periodo de tiempo.

Como ves, el resultado del flujo de fondos no es solamente un número. Te permite identificar el comportamiento del dinero en tu emprendimiento en un periodo de tiempo para tomar decisiones a partir de eso.

Flujo de fondos: ejemplo

Vamos a armar juntos un ejemplo para entender un poco más el flujo de fondos aplicando la teoría y la práctica que vimos. Vamos a calcular su flujo de fondos operativo porque, supongamos, no hizo inversiones ni tiene amortizaciones.

Entre los gastos de una tienda online de ropa podemos encontrar: proveedores, publicidad en redes sociales y el mantenimiento de la tienda online. Siempre recordá que vamos a mirar un periodo determinado.

¡Creá tu propia tienda online!Elegí el plan ideal para tu negocio:

Entonces, pongámosle número a cada uno suponiendo que queremos evaluar lo que sucedió entre enero y marzo del 2022:

  • Proveedores: $500, $600 y $400
  • Publicidad en redes sociales: $50, $60 y $90
  • Mantenimiento de la tienda online: $25, $25 y $25
  • Servicios: $200, $200 y $300

Ahora bien, entre los ingresos, vamos a tener obviamente las ventas que hacen. Entre enero y marzo del 2022, las ventas representaron $1000, $1300 y $1200. Usemos una tabla como comentamos antes para analizar mejor estos números:

Tabla con un flujo de fondos de ejemplo.

Ya diste un paso más en el aprendizaje de las finanzas de tu negocio. ¿Y tu tienda online está en marcha? ¡Creala gratis con Tiendanube!

Creá tu tienda online y vendé por internet
Potenciá tu marca creando tu propia tienda online.
Acá vas a encontrar:
Preguntas frecuentes sobre el flujo de fondos

El flujo de fondos es un indicador que está compuesto por la cantidad de dinero que ingresa y egresa de tu emprendimiento. Te permite conocer el rendimiento de tu negocio.

Hacer el cálculo del flujo de fondos es sencillo. Tenés que considerar tus gastos e ingresos durante un periodo de tiempo y analizar si el dinero con el que contabas al principio es mayor o menor al que tenés al finalizar el periodo.

El flujo de fondos te permite saber si tu emprendimiento está generando pérdidas, cubre los gastos o te da ganancias. Además, te permite proyectar y analizar los puntos en los que podés llegar a necesitar acudir a, por ejemplo, un préstamo.

Hacé como +100 mil marcas y creá tu Tiendanube

Crear Tiendanube gratis