Clasificación de las empresas: la guía más completa

Profesionales analizando la clasificación de las empresas para enmarcar la suya.

La clasificación de las empresas es la categorización de acuerdo a diferentes criterios, los cuales hacen que resulte más fácil realizar comparaciones entre ellas; ya sea por sus distintos resultados, la manera en la que se gestionan, su actividad económica, el tamaño, entre otras.

En este artículo te vamos a contar cuál es la importancia que tiene la clasificación de las empresas, ya que estas nacen para atender las necesidades de la sociedad actual y es fundamental conocer cómo se agrupan y bajo qué criterios.

Pensá en la clasificación de las empresas como un mapa en una travesía: para saber hacia dónde querés ir, primero necesitás saber dónde te ubicás, quiénes están cerca para ayudarte y qué personas van a interactuar con vos durante el trayecto.

Si estás pensando en crear una empresa en Argentina, tomá nota y conocé cómo se va a clasificar tu negocio.

Cuando sepas a qué clasificación pertenece tu emprendimiento, no dudes en incursionar en el mundo online con tu propia tienda virtual. Aprovechá la oportunidad de conocer y crear una Tiendanube gratis y ofrecele a tus potenciales clientes un canal de ventas fácil de usar y seguro.

Creá tu tienda online y vendé por internet
Potenciá tu marca creando tu propia tienda online.

¿Qué es la clasificación de las empresas?

La clasificación de las empresas se trata de usar criterios puntuales para ubicar los diferentes negocios dentro de las ramas de la industria, así como el tipo de actividades que realizan y los resultados que pueden obtener de ellas.

La manera más habitual en la que las empresas son clasificadas es de acuerdo a su actividad económica, constitución jurídica, tamaño, alcance geográfico y origen de su capital.

Es clave entender a las empresas como ecosistemas, ya que, además de los criterios para distinguirlas, la interacción que vas a tener con otros actores es una pieza fundamental en su análisis.

La comprensión de esta clasificación de las organizaciones te va a permitir tener un equilibrio de tu negocio con el entorno para que funcione de manera óptima.

¿Por qué es importante conocer la clasificación de las empresas?

Saber la clasificación de una empresa permite, entre otras cosas, definir el tipo de financiamiento que el emprendimiento necesita, encontrar las fuentes de esa inversión e identificar los requisitos para interactuar con instancias gubernamentales.

Esta diferenciación también es clave a la hora de solicitar y activar todo lo que tiene que ver con servicios de investigación, desarrollo, esparcimiento, etc.

Como beneficio extra, ubicar la clasificación exacta de una empresa permite comunicar de mejor manera a socios e inversionistas el estado actual de la misma dentro del panorama comercial, esto facilita el proceso de explicar la misión de un negocio y cómo se espera que evolucione.

💡 Y hablando de evolución, para que un negocio se sostenga en el tiempo su rentabilidad debe estar garantizada. Para dar pasos firmes y alcanzar este objetivo, te invitamos a leer nuestra guía exclusiva con ideas y tips sobre negocios rentables:

Creá tu tienda online y vendé por internet
Potenciá tu marca creando tu propia tienda online.

Clasificación de las empresas

Las empresas se clasifican según 5 tipos de criterios: actividad económica, constitución jurídica, tamaño, alcance geográfico y origen del capital. Vamos a desarrollarlos en detalle a continuación. 📝

Según su actividad económica

Para esta clasificación de las empresas, se toma como referencia el sector o la actividad en la cual este organismo se desempeña, produce, intercambia o consume bienes o servicios.

Primaria

Las empresas que pertenecen a este sector se encargan de realizar actividades que se relacionan con la materia prima y la obtención de esta, por ejemplo, la agricultura y la explotación de los bosques.

Secundaria

Por otro lado, se encuentran las empresas que pertenecen al sector secundario, que generalmente se encargan de transformar las materias primas y los bienes en servicios que puedan llegar directamente al cliente.

Terciaria

Estas empresas se encargan del comercio de los bienes y la prestación de servicios. Por ejemplo, todo el ámbito turístico, el transporte y el comercio.


No te pierdas este artículo:

Según su constitución jurídica

En este tipo de clasificación de las empresas se toma como criterio la modalidad legal que un profesional o una sociedad elige para llevar a cabo una actividad económica.

Individual o unipersonal

Estas empresas le pertenecen a una sola persona en lugar de a un grupo de individuos.

Societaria

A diferencia de la individual, a estas empresas se les conoce como sociedades y están integradas por grupos de dos o más personas.

Según su tamaño

En este caso, los indicadores de tamaño de una empresa para clasificarla pueden ser el volumen de ventas, el capital propio, número de trabajadores o los beneficios, entre otros. Aquí tomamos como referencia el la cantidad de trabajadores para realizar la categorización:

  • Microempresas: son los negocios que cuentan con un máximo de 5 trabajadores.
  • Pequeña: son las empresas que tienen entre 6 y 50 trabajadores.
  • Mediana: empresas que las conforman entre 51 y 200 trabajadores.
  • Grande: las empresas grandes son aquellas que cuentan con más de 200 trabajadores.

Mujer empresaria textil como una empresa calificada como unipersonal.

Según su alcance geográfico

La clasificación de las empresas aquí varía según la ubicación donde estas se encuentren radicadas.

Empresas locales

Son las que atienden a una locación predeterminada, usualmente el lugar donde nació la empresa.

Empresas regionales

Las encargadas de abastecer la alta demanda de algún producto o servicio en regiones o provincias específicas del país.

Empresas nacionales

Son los negocios que cuentan con una presencia en todo el territorio argentino.

Empresas internacionales

Se encargan de ofrecer sus productos y servicios en diferentes partes del mundo.

Según el origen del capital

Este tipo de clasificación de empresas hace referencia a la procedencia del capital, es decir, de dónde o por qué modalidad lo obtienen.

Empresas privadas

Son organizaciones con fines lucrativos, que pertenecen a inversionistas particulares.

Empresas públicas

Son creadas con el propósito de ofrecer a la población de un país bienes y servicios básicos de una manera gratuita; estas organizaciones no tienen fines lucrativos, generalmente son constituidas por el gobierno y pueden continuar operaciones gracias al pago de los impuestos.

Empresas mixtas

Se trata de aquellas constituidas por capital del gobierno, además de inversionistas particulares.


También te puede interesar:

Clasificación de las empresas: ejemplos para ayudarte

Como vimos hasta ahora, la clasificación de las empresas es variada. Ahora bien, para disipar todas tus dudas acerca de cómo se clasifican las organizaciones, te dejamos algunos ejemplos de empresas y a qué grupo corresponden.

Empresa Actividad económica Constitución jurídica Tamaño Alcance geográfico Origen del capital
Las románticas (Indumentaria) Secundaria y terciaria Individual o unipersonal Micro Regional Privada
Cinépolis (Cine & streaming) Terciaria Societaria Grande Internacional Privada
Coca-Cola (Bebidas) Secundaria y terciaria Societaria Grande Internacional Privada

💡 Aprendé más: descubrí cuáles son los 26 tipos de empresas más comunes en este artículo de nuestro blog.

¿Cuál es el objetivo de clasificar las empresas?

El objetivo de la clasificación de las empresas es segmentar y diferenciar sus aportes al comercio, medir su participación dentro de la economía, así como sus índices de crecimiento.

En resumen, al ordenar las empresas por segmentos, podemos entender mejor cómo funcionan y lo que aportan.

Además, a vos como persona emprendedora te permite ubicar tu empresa dentro de la industria, para conocer de manera concreta los criterios para participar en distintas áreas comerciales, sus exigencias y requisitos.

En la actualidad, debido a la facilidad para abrir una tienda online, aumentó la cantidad de empresas que se originan dentro de Argentina y esto permite que se diversifique la economía y se favorezca la interacción entre ellas.

Esta diversidad genera que las empresas se clasifiquen de una manera más puntual y específica, permitiendo que esta misma diferenciación responda a todas las exigencias del mundo empresarial.

Luthier trabajando en su taller.

¿Existe una clasificación de las empresas en Argentina?

Para propósitos legales y de formación de sociedades mercantiles, los seis tipos de empresas más comunes en Argentina son:

  • Sociedades anónimas (S.A.)
  • Sociedad en nombre colectivo (S.N.C)
  • Sociedades cooperativas (S.C)
  • Sociedad de responsabilidad limitada (S.R.L o SL)
  • Sociedad en comandita por acciones (S. C. A.)
  • Sociedad por acciones simplificadas (S.A.S)

Si querés conocer las características legales de cada uno, te recomendamos este artículo sobre los tipos de sociedades en Argentina.


También te puede interesar:

Conocer la clasificación de las empresas te va a permitir ubicar la tuya dentro del panorama comercial y descubrir cuáles son los criterios para interactuar con diferentes jugadores dentro de la industria, como el gobierno, tus competidores o posibles socios dentro de tu segmento.

Ahora que tenés el conocimiento necesario para clasificar tu negocio, ¡es momento de potenciarlo! Empezá a comercializar por internet con tu Tiendanube. Es fácil, rápido y no requiere conocimientos técnicos.

¿Vas a empezar un negocio?¡Hacelo online y rentable!
Acá vas a encontrar:
Preguntas frecuentes acerca de la clasificación de las empresas

Es el uso de criterios para ubicar los diferentes negocios que existen dentro de las ramas de la industria.

Es importante conocer cómo se clasifican las empresas por 3 razones fundamentales:

  1. Te permite buscar fuentes de financiamiento para iniciar un emprendimiento.
  2. Es imprescindible cuando solicitás o activás servicios para que funcione.
  3. Comunicás a socios e inversionistas dónde está ubicado tu negocio dentro del panorama comercial.

Los criterios más importantes para la clasificación de las empresas son los siguientes:

  • Actividad económica
  • Constitución jurídica
  • Tamaño
  • Alcance geográfico
  • Origen del capital

De acuerdo a su tamaño, las empresas pueden clasificarse como:

  • Microempresas
  • Empresas pequeñas
  • Empresas medianas
  • Grandes empresas

Al ordenar las empresas por segmentos, es posible entender mejor cómo funcionan y lo que aportan. Hacerlo así permite diferenciar sus aportes al comercio, medir su participación dentro de la economía y sus índices de crecimiento.

Hacé como +120 mil marcas y creá tu Tiendanube

Crear Tiendanube gratis