03/11/2015

Cómo organizar un emprendimiento para que sea rentable

Cómo organizar un emprendimiento rentable

Este es un artículo invitado escrito por Romina Lamarque de La MiniPymer, un grupo de especialistas en diferentes disciplinas que brindan capacitación y apoyo a emprendedores.

Uno de los aspectos más importantes al momento de empezar con tu propio negocio es entender cómo vas a hacer para dar el salto al mundo emprendedor y cómo organizarte diariamente para que el emprendimiento sea rentable.

Hoy vamos a ver algunos consejos que te pueden dar algunas ideas para poner en marcha tu proyecto y, más tarde, para que puedas administrarlo con éxito.

Cómo iniciar un proyecto

El proyecto elegido tiene que nacer de la pasión por el tema, producto o servicio a desarrollar. De alguna manera se empieza: imaginándola, llevándola al papel, compartiéndola con gente de confianza para encontrar apoyo.

Es aconsejable apoyarse en un programa para emprendedores, investigar, hacer alianzas, delegar procesos. Una dificultad que tenemos los emprendedores es quedarnos en el inicio y no arrancar. Después, todo viene casi sin pensarlo y vamos a tener más trabajo que antes.

Para emprender hay que hacer, una opción es repartir el día entre el trabajo que se tenga y el proyecto hasta que vaya tomando forma y podamos también empezar a delegar procesos.

Animarse a dar el salto

Sabemos que lo que más cuesta es dejar el trabajo fijo, por el beneficio de tener siempre un sueldo, la obra social, vacaciones pagas. Pero se puede ahorrar un poco y hacer un “colchón” para estar más suelto, porque al inicio lo económico cuesta un poco más.

No es imposible. Hay que probar la idea que tenés, aplicarla, mejorarla y seguir emprendiendo.

Organizarse en el día a día

La organización plasmada en una agenda es fundamental y no hay que dejar de hacer esas cosas que nos gustan y nos alimentan la creatividad, como actividades físicas o hobbies. No hay que olvidarse de que hay una vida; de otra forma, ningún emprendimiento funciona.

Al comenzar con su negocio, el emprendedor tiene que hacer de todo hasta que pueda empezar a delegar: producir, vender, responder emails. Un consejo es repartir el día, el mes y la semana con diferentes tareas y tratar de mantenerlas siempre. Puede ser útil tener anotado en una grilla un orden semanal: primera, segunda, tercera y cuarta semana del mes:

Primera semana

Hay que pagar las cuentas del emprendimiento: proveedores, monotributo, internet, celular, etc., y de algunas no podemos escapar. Hay que mentalizarse en concretar algunas ventas mayoristas importantes y/o unas cuantas minoristas, así como también cobrar cosas pendientes, si es que quedan del mes anterior.

Segunda semana

Se pueden entregar pedidos de ventas y concretar más ventas. También es necesario trabajar para direccionar público a la tienda online mediante la comunicación que hacemos, por ejemplo, vía email y en Facebook.

Tercera semana

Puede ser de producción fuerte, búsqueda de materia prima y reuniones.

Cuarta semana

La dejamos para el orden semanal y todo lo que no se llegó a hacer en las otras tres. Es esperable que durante la última semana paren las ventas y eso nos da un respiro para ordenar el stock o producir, porque arranca la primera semana del mes y hay que activar de nuevo.


¿Estás por arrancar con un emprendimiento online? Probá la plataforma de Tienda Nube gratis por 15 días y poné en práctica estos consejos para que tu negocio triunfe.

Fecha de la última actualización: 16/01/2018


¿Te gustó el contenido?


Romina Lamarque

Desde hace 7 años, Romi tiene la marca Corazón de Algodón, con la que crea mascotas de trapo como hacía su abuela. Además, dicta clases de costura con máquina y forma parte de La MiniPymer.


    Ecommerce por Expertos

    Conversaciones exclusivas con especialistas en comercio electrónico. ¡Llevá tu negocio a otro nivel!

    cmo-organizar-un-emprendimiento-para-que-sea-rentable