Fuentes de financiamiento para emprendedores en México

Por: Alfredo J. Huerta

Fuentes de financiamiento para emprendedores

Tener una idea de negocio es lo más fácil en el proceso de convertirse en emprendedor. El verdadero reto viene en llevarla a cabo y contar con el capital necesario para tener éxito. Para muchos mexicanos, obtener fuentes de financiamiento se ha convertido en una misión casi imposible por la falta de conocimiento sobre el tema.

La mayoría piensa que la manera más sencilla de tener liquidez es acercarse a un banco y obtener un crédito. La realidad es que existen otra opciones, más fáciles y accesibles, para impulsar negocios en México.

A continuación, hablaremos sobre qué son las fuentes de financiamiento en México, cómo funcionan y qué tipos existen para potenciar tu negocio.

¿Qué son las fuentes de financiamiento?

Las fuentes de financiamiento son las instituciones, privadas o públicas, a las que recurren empresas y emprendedores para conseguir recursos financieros necesarios y poder realizar actividades con un fin específico.

Además de ser una opción perfecta para poner en marcha un emprendimiento, también son ideales para empresas que buscan crecer y alcanzar objetivos con mayor rapidez.

A pesar de tener el mismo objetivo, las fuentes de financiamiento van a tener resultados diferentes dependiendo las metas que se tengan en mente.

Características de las fuentes de financiamiento en México

En México existen diferentes tipos de entidades que ofrecen financiamiento, pero todas cuentan con ciertas características en común que vamos a mencionar a continuación:

  1. Son el origen de un recurso económico, en muchas ocasiones fundamental para el funcionamiento de una empresa;
  2. Obtienen un beneficio a cambio de la inversión ofrecida;
  3. Pueden ser internas, externas y también privadas o gubernamentales;
  4. Dividen el financiamiento a corto y largo plazo.

Para entender más de estas características, te compartiremos más detalles sobre los tipos de fuentes de financiamiento.

1. Fuentes de financiamiento internas

Este tipo de financiamiento viene desde el interior de la empresa, generalmente por parte de los socios.

También son conocidas como capital social, término utilizado para referirse al dinero que aportan los socios o accionistas para el funcionamiento de la empresa. Este monto incluye la inversión inicial, así como el aumento o disminución del mismo durante el paso del tiempo.


Aprende más...

2. Fuentes de financiamiento externas

Este término, al igual que el anterior, es sencillo de identificar. Cuando hablamos de fuentes de financiamiento externas nos referimos al dinero que es prestado por un tercero, que no tiene ningún tipo de relación con la empresa.

Para acceder a ellas se deben cumplir con ciertos requisitos, como un buen historial crediticio. Algunos ejemplos de fuentes de financiamiento externas son los préstamos, líneas de crédito, crowdfunding, fondos de capital privado, venture capital, incubadoras, aceleradoras de negocio, entre otros.

3. Fuentes de financiamiento a corto plazo

La opción ideal para obtener liquidez inmediata. Si buscas solventar algún gasto o aumentar tus operaciones para generar ingresos, toma en cuenta esta opción debido a su tiempo de pago.

Las fuentes de financiamiento a corto plazo se ofrecen en periodos inferiores a 12 meses y es buscada por emprendedores que necesitan recibir un beneficio económico mayor al costo financiero del crédito.

En estos casos, las tasas de interés son bajas si lo comparamos con los préstamos a largo plazo y, en ocasiones, no requiere aval.

💡 TIP: Si tu negocio es una PyME, elige esta opción de financiamiento ya que requiere menos requisitos y generalmente tienen solicitudes sencillas.

4. Fuentes de financiamiento a largo plazo

Si tienes en mente utilizar el financiamiento para un proyecto grande, como abrir una nueva sucursal, comprar un inmueble para convertirlo en oficinas, busca una opción a largo plazo en la que la devolución del dinero recibido sea mayor a un año.

Para ser candidato a recibir un financiamiento a largo plazo debes cumplir con un buen historial crediticio y contar con una empresa estable que no represente un riesgo para la entidad que te ofrecerá el préstamo.

Toma en cuenta que esta opción tiene tasas de interés más elevadas, que si no se manejan con precaución, pueden ocasionar inestabilidad financiera para tu negocio.

💡 TIP: Este tipo de financiamiento puede renegociarse con el paso de los meses (o años) y te puede ayudar a mejorar el historial crediticio de tu empresa.


Aprende más...

Principales fuentes de financiamiento para emprendedores y empresas

En México existen diversas fuentes de financiamiento que pueden ayudar a emprendedores y PyMES a solventar sus necesidades. Eso sí, todas tienen sus ventajas y desventajas, pero la clave está en identificar tu solvencia de pago, en qué destinarás el capital adquirido y por cuánto tiempo estás dispuesto a pagar.

A continuación te presentamos las principales opciones disponibles, cómo funcionan y sus principales atributos.

1. Bancos

El crédito tradicional por excelencia, pero no por ello significa que sea la mejor opción. Con casi todas las entidades financieras en México encontrarás préstamos para PyMES con tasas de interés que tendrás que pagar mensualmente, algo que elevará el monto final en caso de que sufras atrasos.

Los montos de financiamiento y periodos de pago varían dependiendo lo que busques, pero generalmente puedes solicitar desde 20 mil hasta dos o tres millones de pesos.

Antes de decidirte por esta opción, considera que si por desgracia tu negocio fracasa, tendrás que seguir pagando el crédito hasta liquidarlo.

2. Triple F

Esta opción de financiamiento en México es muy común entre emprendedores. El término “Triple F” se refiere a Friends, Family and Fools (Amigos Familia y Tontos) y no es más que pedir dinero a tu círculo cercano para arrancar tu negocio.

Al no tener un historial crediticio que te respalde, esta opción se convierte en la más viable para empezar a operar. Toma en cuenta que los montos que puedes obtener no son tan altos como un préstamo con alguna entidad financiera, por lo que debes pensar muy bien en qué lo ocuparás.

💡 TIP: Acércate a las personas que te conocen y que podrás convencer con tu plan de negocio. Ofréceles garantías para devolverles la inversión y toma en cuenta sus consejos sin desviarte de tu meta original.

3. Venture Capital

Una Venture Capital, también conocida como capital de riesgo, son grupos de inversionistas que aportan dinero para financiar PyMES a cambio de recibir un porcentaje de sus acciones. Generalmente son la opción ideal para startups (empresas con pocos años de vida).

Aquí, debido a que el potencial de crecimiento y riesgo es alto para los inversores, no es una opción muy viable para emprendedores que van comenzando. Te recomendamos analizar bien los posibles escenarios, ya que si tomas una mala decisión, podrías terminar cediendo un porcentaje muy alto de tu negocio.

Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica
Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica

4. Capital semilla o ángeles inversionistas

Los ángeles inversionistas son personas físicas o morales que tienen el objetivo de ayudar a emprendedores. También son conocidos como capital semilla o smart money porque no solo invierten dinero, también comparten consejos y dan asesorías.

La principal diferencia que tienen con las Venture Capitals es que no son exigentes con el crecimiento, se enfocan más en el compromiso del emprendedor y sus pequeños logros.

Los ejemplos más claros de este tipo de financiamiento son Shark Tank, AngelHub o Angel Investment Network.

5. Crowdfunding

El crowdfunding es una fuente de financiamiento relativamente nueva. Se trata de plataformas de financiamiento colectivo en línea donde puedes conseguir capital mediante donaciones, capital o préstamos.

Su funcionamiento es muy sencillo. Para convencer a los usuarios debes publicar detalles sobre tu negocio, la cantidad de dinero que necesitas para alcanzar tus objetivos y una recompensa para quienes decidan ayudarte (puede ser un descuento, producto gratis o algún beneficio exclusivo).

Una vez que cumplas con estos requisitos podrás comenzar a recibir el financiamiento. La plataforma se encargará de toda la gestión y te entregará el dinero cuando alcances la cantidad que buscas.

6. Financiamiento gubernamental

Las fuentes de financiamiento gubernamentales en México provienen del sector público y buscan apoyar a emprendedores y PyMES. Dependencias como Nacional Financiera y el Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM) son algunas de las opciones que puedes consultar.

Para acceder a este tipo de apoyo tendrás que acercarte a las entidades ya mencionadas para conocer requisitos, convocatorias y características. Algunos programas ofrecen inversiones a fondo perdido, otros manejan un esquema de ayuda en el que tú tendrás que poner cierto porcentaje para completar el financiamiento.

7. Incubadoras y aceleradoras

Las incubadoras y aceleradoras de negocio son compañías que tienen como objetivo crear y desarrollar pequeñas empresas, apoyándolas durante su crecimiento con asesorías, cursos y tutoriales.

Ofrecen programas de corto plazo con la intención de encaminar a emprendedores a fuentes de financiamiento de bajo costo o gratuitos. Al terminar estas asesorías, los inscritos deberán presentar proyectos de finanzas y marketing a un grupo de inversionistas con la intención de obtener la inversión necesaria para lograr las metas planteadas.

Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica
Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica

5 consejos para elegir fuentes de financiamiento en México

Ya que conoces más detalles sobre las fuentes de financiamiento en México, cuáles son las mejores opciones para emprendedores y cuáles para empresas, te compartimos cinco consejos que te ayudarán a elegir la mejor dependiendo tus necesidades.

  1. Antes de elegir, define bien para qué utilizarás el financiamiento, cómo vas a administrar el dinero y tengas claridad sobre tu capacidad de pago. Lo que menos necesitas es sufrir con las tasas de interés.
  2. Trabaja en un plan de negocio que ofrezca claridad sobre tus objetivos, los problemas que necesitas resolver con la inversión solicitada. Esto te ayudará a cerrar mejores acuerdos.
  3. Si quieres resolver algún problema o necesitas liquidez inmediata para aumentar tu inventario o pagar a proveedores, decídete por una opción de financiamiento a corto plazo.
  4. Las fuentes de financiamiento a largo plazo tienen tasas de interés más altas, pero son perfectas para adquirir maquinaria, comprar un inmueble, vehículos o hacer remodelaciones. Si no quieres disminuir tu rentabilidad, no dudes en buscar una de estas opciones.
  5. Compara las opciones de financiamiento en México, pregunta a otros emprendedores sobre su experiencia, analiza a detalle y conoce las ventajas y desventajas que ofrecen.

Aprende más...

Resumen

Conocer las diferentes opciones de financiamiento para tu negocio es fundamental para tomar la mejor decisión. En la actualidad, con toda la información al alcance de tu mano, elegir la mejor puede resultar abrumador, pero no imposible.

Asesórate con expertos, consulta casos de éxito y trabaja en un plan de negocios con objetivos claros. Si sigues estos pasos, el capital de tu empresa no estará en peligro y alcanzarás mejores resultados.

Durante este camino, que puede ser cansado y abrumador, podrás identificar áreas de oportunidad. En el caso de que estés buscando expandir tu negocio a las ventas en línea, plataformas como Tiendanube te pueden ayudar a ahorrar costos en la creación de tu tienda y así poder destinar tu próximo financiamiento a la compra de maquinaria o pago de proveedores.

Aquí vas a encontrar:

Haz como +90 mil marcas y crea tu Tiendanube

Prueba gratis por 30 días
Creá tu tienda online en Tiendanube