¿Cómo vender a consignación por internet?

Mujer sentada frente a la computadora, analizando si avanza con un negocio de venta a consignación.
antoniodiaz/shutterstock.com

La venta a consignación es una práctica comercial en la que una empresa le da a otra la autorización para vender sus productos, pero sin transferir la propiedad de los mismos. Te contamos las ventajas y desventajas de este modelo de negocio e ideas de lo que puedes ofrecer en consignación por internet.

Si estás pensando en vender a consignación, estás en el lugar correcto. En este artículo vamos a repasar qué es la consignación y cuáles son los 3 pasos que debes seguir para lograr un acuerdo de venta exitoso.

Además, te compartimos ideas de productos para vender a consignación a través de una tienda online. ¡Empecemos!

¿Qué es la consignación?

La consignación es un modelo de negocio que consiste en que una persona o empresa le entrega un producto a otra persona o empresa, para que lo venda en su nombre.

En este caso, el propietario del producto es conocido como consignador y, quien vende el producto, consignatario.

Ese modelo de negocio suele usarse principalmente en la industria de la moda, donde los diseñadores y fabricantes entregan sus productos a tiendas de ropa para su venta. Pero no es una modalidad exclusiva de este rubro.

Es importante no confundir la consignación con la venta. La diferencia principal está en que, en una venta, el título de propiedad de los productos pasa del vendedor al comprador.

En cambio, en una consignación, el título de propiedad de la mercancía no vendida sigue siendo del consignador.

Creá tu tienda online y vendé por internet
Potenciá tu marca creando tu propia tienda online.

¿Cómo funciona la venta a consignación en 3 pasos?

Si quieres empezar un emprendimiento, pero no cuentas con suficiente capital, vender a consignación o mediante el modelo de dropshipping pueden ser opciones interesantes.

En general, este modelo de negocio de consignación de productos funciona de la siguiente manera:

  • Firma del contrato de consignación
  • Entrega de los productos
  • Pago por consignación

Paso 1: firma del contrato de consignación

El consignador y el consignatario acuerdan los términos de la consignación, que incluyen:

  • Los productos que se van a vender
  • Fijar el precio (es decir, el dinero que se lleva el consignador)
  • Comisión del consignatario
  • Duración de la consignación
  • Tiempos de pago
  • Lo que sucede con los productos que no se venden

💡 Aclaración: la comisión del consignatario puede o no detallarse en el contrato, ya que lo más importante es establecer la ganancia del consignador.

Si no se detalla la comisión del consignatario, el consignador puede solicitar un precio máximo para el consumidor final (que sería, en definitiva, la comisión máxima del consignatario).

Algunos consignadores optan por esta alternativa para que no haya precios tan dispares de su producto dentro del mercado.

Por último, esta lista de condiciones no es exhaustiva: cada contrato celebrado puede incluir los términos que ambas partes requieran.

Paso 2: entrega de los productos

Una vez firmado el contrato, el consignador entrega los productos al consignatario, quien se encarga de exhibirlos y venderlos, ya sea en su tienda física, tienda online o en ambos canales de venta.

Los productos que no se venden durante el periodo de consignación pueden ser devueltos al consignador, o bien se puede acordar una extensión de ese periodo. Esto va a depender de lo que acuerden ambas partes.

🛒 ¿Quieres vender a consignación por internet? Empieza tu aventura emprendedora creando tu tienda en línea de la mano de una plataforma como Tiendanube. ¡Haz clic para abrir tu ecommerce gratis!

Creá tu tienda online y vendé por internet
Potenciá tu marca creando tu propia tienda online.

Paso 3: pago por consignación

En el modelo de negocio de consignación, el consignatario no paga al consignador por adelantado por los productos entregados, sino que este recibe el pago cuando el producto es vendido.

En el contrato debe especificarse cuáles son esos tiempos de pago: ¿apenas se concreta la venta?, ¿semanal?, ¿mensual?.

Por su lado, en el momento en que el producto es vendido, el consignatario recibe su comisión.

Ventajas y desventajas de la venta en consignación

Como todo negocio, la venta a consignación tiene su lado positivo y su lado negativo, tanto para el consignador como para el consignatario.

Por eso, vamos a hacer un repaso de las principales ventajas y desventajas de esta modalidad comercial, antes de que te lances a vender a consignación.

Ventajas

Para el consignador

  • Mayor alcance de ventas: al permitir que el consignatario venda los productos en su tienda física o ecommerce, el consignador puede llegar a un público más amplio y conseguir más ventas. También puede trabajar con más de un consignatario y probar nuevos horizontes de mercado.
  • Reducción de costos: como no tiene la necesidad de invertir en un local o equipo de ventas propio, el consignador reduce los costos asociados con la venta de sus productos.
  • Mayor flexibilidad: la venta a consignación es una opción flexible para el consignador, ya que puede probar distintos mercados sin tener que hacer una gran inversión inicial.

Para el consignatario

  • Mejor flujo de efectivo: al no tener que pagar por adelantado los productos que recibe, el consignatario no tiene que preocuparse por los costos de inventario.
    Por otro lado, según el tiempo de pago que haya acordado con el consignador, puede pagarle días o semanas después de haberse realizado la venta. Tanto el punto anterior como este mejora su flujo de efectivo.
  • Menor riesgo de inversión: si la mercadería no se vende, el consignatario no pierde dinero, porque, como dijimos recién, solo la paga después de haber efectuado la venta.
  • Mayor variedad de productos: el consignatario puede ampliar su oferta de productos sin tener que desembolsar una importante suma de dinero.

Aprende más...

Desventajas

Para el consignador

  • Menor control sobre los productos: el consignador no tiene control directo sobre la exhibición y venta de sus productos. Esto puede dañar su imagen de marca y hacer que se pierdan posibles ventas.
  • Mayor riesgo de inversión: el consignador asume un mayor riesgo al vender a consignación, ya que los productos pueden ser devueltos si no se venden durante el periodo de consignación.
    Además, dependiendo de lo que se detalle en el contrato, puede suceder que si los productos son robados o dañados durante el periodo de consignación, el consignador pierda la mercancía y no reciba pago por ella.
  • Menor incentivo del consignatario: el consignatario no tiene el mismo incentivo que tendría si hubiera invertido en los productos por su cuenta. Esto puede llevar a un menor esfuerzo de su parte para la venta de los productos.

Para el consignatario

  • Mayor dependencia de inventario: el consignatario depende de las entregas de mercancía del consignador para tener productos a la venta.
  • Responsabilidad por la mercadería: el consignatario asume la responsabilidad de almacenar y vender la mercadería del consignador, lo que puede ser una carga física y logística significativa.
  • Responsabilidad fiscal: dependiendo de dónde se encuentre, el consignatario puede tener que asumir responsabilidades fiscales adicionales, como el pago de impuestos sobre las ventas.

Productos para vender en consignación en una tienda online

Según el último informe de la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO), el Top 5 de las categorías favoritas en México son:

  1. Alimentos y bebidas a domicilio
  2. Moda
  3. Salud y belleza
  4. Electrónicos
  5. Juguetes

Esto no quiere decir que solo te convenga vender a consignación los productos de esas categorías, pero sí te da un panorama del perfil del consumidor mexicano en internet.

Creá tu tienda online y vendé por internet
Potenciá tu marca creando tu propia tienda online.

De todas maneras, te recomendamos evitar la venta a consignación de artículos como alimentos o bebidas, ya que suelen tener una fecha de vencimiento corta, lo cual aumenta las probabilidades de que los productos se echen a perder si no la vendes a tiempo. Lo mismo sucede con algunos productos de higiene y cuidado personal.

Como complemento de esas categorías, podríamos agregar los siguientes productos para vender a consignación en una tienda online:

  • Ropa
  • Ropa usada
  • Accesorios de moda
  • Calzado
  • Juegos y juguetes
  • Libros
  • Artículos de papelería
  • Artículos de decoración para el hogar (como velas o aromatizadores)

Si estás empezando a emprender y deseas convertirte en consignatario, una buena idea sería hacerlo a través de un ecommerce. No solo porque de esta manera vas a llegar a un público más amplio que una tienda física y vas a tener tu local abierto 24/7 sino, principalmente, porque vas a mantener costos bajos.

Una tienda online requiere de menos gastos que un local a la calle, ya que con ella no tendrás que absorber costos de renta, servicios públicos y otros relacionados con el mantenimiento de un espacio físico.

¡Con tu ecommerce te olvidas de esos temas y solo te concentras en generar ventas! Te invitamos a vender a consignación con Tiendanube. Crea tu tienda online con la plataforma líder de ecommerce en América Latina.

Aquí vas a encontrar:

Haz como +120 mil marcas y crea tu Tiendanube

Crear tienda gratis