El poder del benchmarking: definición y claves para superar a la competencia

Mujer haciendo un benchmarking para su marca en su escritorio.

Benchmarking es el estudio de negocios exitosos para la mejora de tu marca o producto, a partir del análisis de lo que otros ya están haciendo (por ejemplo, la competencia). Esta es una estrategia potente para identificar áreas de oportunidad y crecimiento.


Si tenés una tienda online o estás pensando en crearla, te recomendamos profundizar en esta práctica, ya que es esencial para lograr el progreso continuo de un negocio. Vamos a compartirte el significado de benchmark, su importancia, los tipos y cómo hacerlo. ¡Empecemos!

¿Qué es el benchmarking?

La definición de benchmarking se origina en el término inglés benchmark, que quiere decir “referencia”.

El benchmarking es el proceso de tomar como punto de referencia a los mejores en un área para estudiar sus estrategias y aplicarlas a tu negocio. No se trata de copiar a la competencia u otras marcas del rubro, sino de investigar opciones para ganar definición en las acciones.

Entonces, ¿qué es el benchmarking? Es la técnica de la “mejora continua” porque invita a estar en un constante proceso de búsqueda de formas o prácticas nuevas a implementar. ¿La clave? Mirar a los que ya lo hicieron, entender sus métodos y transformarlos en propios a partir de una adaptación a tu realidad en particular.

Ya tenemos más claro el significado de benchmark y su definición, ¡este es solo el inicio! Pasemos a profundizar en su relevancia para potenciar tu negocio.

Creá tu tienda online y vendé por internet
Potenciá tu marca creando tu propia tienda online.

La importancia de aplicar el benchmarking a tu negocio

Si estás investigando sobre el benchmarking, que es el estudio profundo de las estrategias de la competencia, seguramente es porque querés impulsar el alcance y las ganancias de tu negocio. Pasemos a ver por qué es una buena idea invertir tu tiempo en hacer benchmark.

En la industria del e-commerce, se producen cambios constantes, surgen nuevas funcionalidades, canales y jugadores. Entonces, si vas a estar involucrado en el mundo del comercio electrónico es esencial que ganes el hábito de mejorar constantemente.

¿Y cuál es una de las claves de este proceso? El benchmarking, por supuesto. Como vimos, esta estrategia permite mirar como referentes a las empresas, marcas o personas que admires, que te guste lo que hacen, que sean tu competencia directa o que simplemente sean innovadores.

Esto puede servirte para infinidad de mejoras, por ejemplo:

  • Inspiración para el crecimiento de tu marca o tus productos.
  • Mejora de procesos internos de tu empresa.
  • Visibilidad sobre qué cosas ya funcionan (y cuáles no) en tu industria o segmento de mercado.

Analizar lo que otros ya hicieron, te ahorra todo un período de prueba y error propio. De esta forma, podés aplicar directamente en tu negocio lo que creas que puede resultar en tu caso en particular, bajo tu contexto.

Dos mujeres usando una computadora mientras hacen un benchmarking para su negocio.

Tipos de benchmarking

En esta sección, vamos a conocer los tipos de benchmark para comprender mejor qué clases de estrategias vas a poder implementar, según el punto que quieras optimizar en tu negocio.

Los tipos de benchmarking son:

  • Competitivo
  • Interno
  • Funcional
  • Internacional

Vamos a conocer cada uno de ellos a continuación.

Competitivo

El benchmarking competitivo se orienta a investigar las técnicas y buenas prácticas de los negocios que se dedican al mismo rubro, es decir, tu competencia.

Para hacerlo, se puede recurrir a datos oficiales de acceso público con el objetivo de analizar sus prácticas e identificar el modo en que podrían trasladarse algunas estrategias a las condiciones concretas de tu negocio.

Interno

Aquí el objetivo es comparar áreas dentro de un equipo más grande para analizar sus niveles de productividad o eficiencia. El benchmarking interno tiene la particularidad de que suele ser más sencillo obtener información relevante.

Funcional

El benchmarking funcional te permite salir del rubro de tu negocio para conocer procesos de empresas que pertenecen a cualquier categoría.

Precisamente, la meta aquí es ampliar la muestra para obtener aprendizajes de compañías que pueden ser muy distintas pero compartir valores con la tuya.

Internacional

En línea con lo anterior, haciendo benchmarking internacional el foco va a estar en estudiar empresas del exterior para entrar en contacto con el modo en que se desempeñan y la posibilidad de integrar alguna buena práctica a tu negocio.

Muchas veces, conocer otras culturas y su forma de organizarse brinda ideas nuevas y frescas para reorientar el trabajo pensando “por fuera de la caja”.

Creá tu tienda online y vendé por internet
Potenciá tu marca creando tu propia tienda online.

¿Cómo hacer un benchmarking? Pasos para ponerlo en práctica

Más allá de la teoría, es importante seguir ciertos pasos para que el proceso de benchmarking sea productivo. La idea no es que quede simplemente en la observación y admiración de otras marcas, sino que te sirva como herramienta para pasar a la acción en optimizaciones estratégicas para la tuya.

Para esto, te contamos cómo hacer un benchmark a través de los siguientes pasos:

1. Planificá la acción

En una primera instancia, tenés que establecer qué aspecto de tu marca querés mejorar. Decidí cuáles van a ser las temáticas en las que te vas a enfocar en este análisis.

Por ejemplo, podría ser que quieras mejorar la página de producto de tu e-commerce para tener más ventas (las fotografías, las descripciones, etc.) o entender qué buenas prácticas conviene aplicar en relación a la atención al cliente.

Para hacerlo, puede resultarte útil revisar los tipos de benchmarking y entender cuál de esos vas a implementar en esta ocasión.

Asegurate de tener claridad sobre las métricas que vas a analizar. Imaginemos que querés mejorar la tasa de engagement en las redes sociales de tu marca. Para esto, seguramente midas likes, comentarios y seguidores en las cuentas que selecciones, además de frecuencia de publicación, horarios, tipos de contenido, temáticas, etc.

2. Elegí las marcas a investigar

Con tu objetivo de benchmarking claro, buscá quiénes son los referentes en esos asuntos. No te quedes con una única opción. Recordá que no hay ideales y que tal vez no puedas aplicar todo a tu propia realidad. Entonces, te recomendamos tener al menos tres referentes por área.

No te olvides que no tienen que ser necesariamente competencia directa ni estar en tu misma industria. Lo importante es que te sirvan para ver cómo manejan ciertos temas.

3. Recopilá la información

Una vez que tengas a tus referentes identificados, es hora de sentarse a reunir la información que te pueda ser útil sobre esas marcas. Recordá que en el primer paso definiste los indicadores clave a analizar, así que esas serán las métricas a estudiar.

Hoy en día tenemos la suerte de que el mundo digital permite acceder a innumerables fuentes de información online: ya sea directamente (a partir de una página web y redes sociales) o indirectamente (a través de herramientas como Google Trends).

🚀 ¡Tip extra! Si bien no es estrictamente benchmarking, si estás buscando realizar mejoras en tu tienda online, te acercamos este recurso gratuito donde vas a encontrar más de 60 ideas de CRO para aplicar y multiplicar tus ventas.

Creá tu tienda online y vendé por internet
Potenciá tu marca creando tu propia tienda online.

4. Analizá los datos y compará con tu marca

Ya tenés toda la información recopilada, para avanzar con tu benchmarking llegó el momento de realizar un análisis profundo y relacionado a tu negocio.

Es importante que puedas identificar qué cosas te servirían como mejoras o buenas prácticas, qué procesos podrías trasladar a tu realidad y, si es necesario, cómo lo tendrías que adaptar para que se ajuste a tu escenario actual.

5. Identificá tus fortalezas y definí tus mejoras

A partir del análisis y la comparación del paso previo, vas a decidir en qué puntos trabajar para tu negocio.

Es clave armar un plan de acción con tareas, pasos y fechas para que las ideas no queden en el aire o simplemente deseos de mejoras.

Una notebook y un calendario para crear un plan de acción de benchmarking.

Cómo aplicar el benchmarking en el e-commerce

En el caso de la industria del comercio electrónico, hay muchos aspectos que se podrían identificar para llevar el benchmarking a la práctica.

La tienda online

A la hora de crear o mejorar tu tienda online, podés tomar de referencia a esas marcas que te inspiran:

  • ¿Qué te atrae de esas tiendas?
  • ¿Cómo es su diseño?
  • ¿Cómo son sus mensajes?
  • ¿Muestran sus productos de alguna forma especial?

Acordate que no tienen que ser, necesariamente, competencia de tu mismo rubro, sino marcas que creas que están logrando construir un camino acertado.

La estrategia de marketing digital

Cuando armes tu estrategia de marketing digital, podés aplicar el benchmarking para ver qué campañas están teniendo éxito con tus marcas referentes.

  • ¿Qué tipo de publicidad realizan?
  • ¿En qué canales?
  • ¿A qué acción invitan en sus avisos?
  • ¿Qué promociones ofrecen?
  • ¿Otorgan descuentos?
  • ¿Cómo se manejan en fechas especiales?
  • ¿Envían newsletters?
  • ¿En qué redes sociales están presentes?
  • ¿Qué tipo de contenido publican?

La atención al cliente

Si querés mejorar tu servicio post venta, podés hacer algunas compras de prueba y evaluar con qué te encontrás.

  • ¿Cómo es la atención al cliente una vez finalizada la compra?
  • ¿Cómo es el proceso de logística y entrega?
  • ¿Hay algo en el packaging y la forma de presentar el producto que llame tu atención?

Una mujer brindando atención al cliente mientras hace su benchmarking.

Reflexión final sobre el benchmarking

Como cierre, queremos dejarte una reflexión: recordá que el benchmarking no se trata de copiar lo que otros están haciendo.

Ya sea que estés buscando mejorar el desarrollo de tus productos, tu atención al cliente o tus estrategias de marketing, para que sea una estrategia efectiva es importante que este análisis sea sólo un punto de partida: una referencia que puedas tomar y adaptar a tu propia realidad. Esa es la clave de la verdadera innovación.

¿Vas a empezar un negocio?¡Hacelo online y rentable!
Acá vas a encontrar:
Preguntas frecuentes sobre benchmarking

El benchmarking consiste en tomar como punto de referencia a una marca para analizarla e identificar oportunidades de mejora para la propia, a partir de lo que la competencia ya está haciendo.

El objetivo de realizar un análisis de benchmarking es obtener nuevas ideas de mejora para tu negocio, además de medir tanto el éxito como la fortaleza de tu marca en determinadas áreas.

La importancia del benchmarking radica en que te permite obtener inspiración para el crecimiento de tu marca, mejorar procesos internos y ganar visibilidad sobre qué cosas ya funcionan (y cuáles no) en tu industria o segmento de mercado.

Estos son los tipos de benchmarking:

  • Competitivo
  • Interno
  • Funcional
  • Internacional

Hacé como +120 mil marcas y creá tu Tiendanube

Crear Tiendanube gratis

Usá la plataforma líder para crear tiendas online 🥇

Tiendanube es la más elegida de la región y cuenta con un plan gratuito con las funcionalidades clave para empezar.

Crear tienda gratis