[Historia de éxito] Ponchi Ponchi: juguetes únicos con un toque de psicología infantil

Ponchi Ponchi

En esta nota te compartimos la historia de Luciana Goldstein, psicóloga infantil y creadora de la tienda Nube Ponchi Ponchi, donde nos cuenta cómo surgió la idea de su marca y por qué decidió orientarla hacia los más chicos.

¡Que la disfrutes!

¿Cómo surge Ponchi Ponchi?

Ponchi Ponchi surge de la necesidad, como psicóloga infantil, de contar con juguetes didácticos que no fueran de plástico y que tuvieran una terminación cuidada y con diseño. Mi formación es con la infancia y me apasiona generar escenas de juego compartido.

La idea era disponer de un material para trabajar con mis pacientes que permitiera desplegar su imaginación y que no fuera una propuesta cerrada, como un juego de mesa con reglas.

“¿Dale que te preparo un sándwich?”, “¿Dale que íbamos al súper?”, son frases de algunos de mis pacientes. Y el lema de la marca es que con Ponchi se puede jugar con la comida.

Nosotros ofrecemos lo que llamamos “kits”. Por ejemplo, el “Kit Almacén” viene con 21 elementos para armar distintos sándwiches completos y, así, dar lugar a la imaginación de los chicos. También tenemos el “Kit Oriental” con todos los utensilios para que puedan jugar a comer sushi.

 

Kit Almacén

 

Kit Oriental

 

Muchas veces nos escriben mamás para contarnos que, a partir del juego con los Ponchis, sus hijos empezaron a comer verduras. Estos efectos no calculados me llenan de satisfacción.

¿Por qué elegiste ese nombre para tu emprendimiento?

De chica, cuando jugaba en la pileta con mi papá, Ponchi Ponchi era lo que cantábamos al saltar juntos.

Conlleva un vivencia personal sobre el juego compartido y mi experiencia profesional como psicóloga infantil acerca de la importancia que acarrea el juego en la constitución subjetiva.

Esto significa que, para poder desarrollarnos emocional, cognitiva, vincular y motrizmente, las personas necesitamos jugar.

¿Qué lugar ocupan los niños en el espíritu de la marca?

Un lugar central, ya que el juego se basa en la idea de lo simbólico y es lo que le permite a los niños apropiarse de la realidad, pero también crear otras realidades posibles.

Nuestros juguetes hacen bien porque fomentan una posición activa en donde la toma de decisiones es responsabilidad del niño y no del juguete.

Los niños son los protagonistas, son quienes comandan la escena y pueden volver para atrás con un simple “dale que ahora yo era…”.

¿Cuál pensás que es el diferencial de Ponchi Ponchi?

Yo creo que el diferencial es que fue gestado dentro de un paradigma donde el juego es concebido teórica y prácticamente, y se trata de un producto que, quienes están cerca de los niños, valoran mucho.

Nuestros juguetes no necesitan instrucciones: los chicos entienden rápidamente para qué pueden usarlos y se ponen a jugar.

Cuando algunos clientes nos escriben para contarnos que, apenas le dieron el regalo al cumpleañero, inmediatamente se puso a jugar, esas palabras ya justifican todas las horas de trabajo y apuesta emprendedora que hacemos hace casi 4 años.

¿En qué momento decidieron empezar a vender online y por qué?

El emprendimiento nació online. Fue una manera mágica de mostrar, prácticamente sin costo, las primeras aproximaciones que hacía de mis productos.

A medida que fui entendiendo el funcionamiento del comercio electrónico, aprendí que las redes sociales son la mejor manera de mostrar mis propuestas a quienes de verdad les interesan.

Luego, gracias a mi tienda Nube y a Mercado Libre, Ponchi Ponchi creció exponencialmente y logré objetivos muy importantes que me había propuesto al iniciar el proyecto, como participar en la edición marzo 2017 de la Feria Puro Diseño.

¿Cuáles fueron los primeros desafíos?

Cuando montamos la tienda online, el primer desafío fue contar con una cantidad de stock suficiente para poder responder a una demanda que yo ya no controlaba fácilmente.

A diferencia de las ventas a través de Facebook (donde respondía los mensajes y tenía más manejo del stock), en la tienda online aprendí que podían haber compras a cualquier hora, desde cualquier lugar y sin necesidad de que yo interviniera.

Éste el es principal beneficio de una tienda virtual y, al mismo tiempo, el principal desafío ya que implica crecer en términos de producción.

Fue un paso enorme: contábamos con una única costurera que nos proveía de todos nuestros productos, y pasamos a construir un gran equipo formado hoy por 10 costureras artesanas.

Además, tener un producto de diseño y, al mismo tiempo, artesanal, es nuestro desafío constante porque nos gusta que tenga el símbolo de “hecho a mano” y que la terminación sea tan prolija y dedicada como si fuera una pieza única.

¿Cómo consiguieron los primeros clientes?

Los primeros clientes fueron familiares y amigos a quienes la propuesta les resultaba muy divertida y se animaron a probar.

De a poco, la página de Facebook comenzó a poblarse de seguidores que nos escribían interesados en nuestros productos.

La verdad es que hacía muchos malabares porque contaba con una logística mínima y una sola costurera ¡que me hacía 3 modelos!

Hubo una clienta que nos escribió para pedir un envío a Mendoza. En ese momento, casi no teníamos stock de productos y le tuvimos que decir que no. Un año después, con la tienda online ya montada y otra infraestructura por detrás, le escribí un mail personal pidiéndole disculpas y le ofrecí enviarle el producto. ¡Aceptó encantada! Y después volvió a comprarnos. 🙂

¿Cuál es la estrategia que más les funciona para promocionar su tienda online?

La mejor estrategia que nos funciona, no sólo para nosotros sino para cualquier negocio online, es una equilibrada relación entre contenido y herramientas de marketing digital.

Tener un emprendimiento con espíritu, con propuestas claras, con un público de seguidores que se interesa por lo que tenés para contar, es tan importante como una campaña de Google Ads.

Ahora que ya contás con experiencia en ecommerce, ¿podés dejarle algún consejo a aquellas personas que quieren hacer crecer su negocio online?

Creo que uno de los desafíos más importantes para una persona que basa su actividad en el ecommerce es la perseverancia.

Hay que poder planificar a mediano y largo plazo para no perder la fe en el camino y lograr construir una marca que genere confianza en tus seguidores, potenciales clientes y clientes.

También, trato de capacitarme haciendo cursos o asistiendo a charlas de diferentes áreas para aprender cosas nuevas.

Mi otro consejo del que siempre hablo es el networking. Siempre estoy en contacto con otros emprendedores, nos compartimos consejos, inquietudes, datos. En decir, creamos redes y crecemos juntos.

Es más, actualmente estamos armando una feria para el Día del Niño con otras marcas que admiro profundamente (¡todas tiendas Nube!) y trabajar junto a ellas me motiva a seguir creciendo. Cada una aporta su saber y siento que aprendemos todo el tiempo de la misma acción conjunta.

¿Te gustó la historia de esta tienda Nube? No esperes más y empezá vos también a vender por internet.


¿Te gustó el contenido?


Aldana Mercado

Aldana es Licenciada en Ciencias de la Comunicación y Content Strategist en Tienda Nube. Disfruta mucho de escribir, bailar (especialmente salsa), cantar toda clase de ritmos (sí, ¡hasta ópera!), crear conciencia ambiental y mimar a los perros.


    Ecommerce por Expertos

    Conversaciones exclusivas con especialistas en comercio electrónico. ¡Llevá tu negocio a otro nivel!