Libertad financiera: ¿cómo lograrla?

Hombre feliz porque logró la libertad financiera

La libertad financiera es la capacidad de vivir la vida que quieres, sin tener que preocuparte por el dinero. Es poder elegir tu trabajo, tus horarios, y dónde quieres vivir. Es poder viajar, aprender cosas nuevas, y pasar tiempo con las personas que quieres.


Puede que pienses que la libertad financiera no es fácil de alcanzar, pero es posible. Con orden y con unas metas claras, puedes lograrla y vivir la vida que siempre has soñado, hasta ganar en dólares en Colombia. Te cuento los 10 pasos que puedes seguir para conseguirla.

Creá tu tienda online y vendé por internet
Potenciá tu marca creando tu propia tienda online.

¿Qué es la libertad financiera?

La libertad financiera es básicamente alcanzar un punto en el que tus ingresos pasivos (el dinero que ganas sin tener que trabajar activamente por él, como inversiones, negocios, etc.) cubren cómodamente tus gastos regulares. En otras palabras, es cuando ya no tienes que cambiar tu tiempo por dinero de manera constante.

Según un estudio llamado ‘De la seguridad a la libertad: el significado del bienestar financiero cambia con la edad’, la definición de libertad financiera, es relativa y depende de las edades y su impacto en la vida de las personas.

Para algunos, significa contar con suficiente efectivo, ahorros e inversiones para vivir según sus deseos. Un individuo financieramente libre, por ejemplo, tiene el control de sus finanzas, lo que le permite vivir bajo sus propios términos. Para otros, simplemente implica no tener deudas o contar con el dinero para pagarlas a mediano y largo plazo.

💡 Tip: conoce cómo la educación financiera te brinda la libertad necesaria para tomar el control de tu dinero y alcanzar tus objetivos económicos.

Crea tu negocio online y empieza a vender
Crear tienda

¿Es la libertad financiera legal?

Sí, la libertad financiera es completamente legal. Es un estado en el que una persona ha alcanzado la capacidad de cubrir sus gastos y alcanzar sus metas financieras sin depender exclusivamente de un trabajo tradicional.

Esto generalmente se logra mediante la creación de fuentes de ingresos pasivos, como inversiones, negocios propios o ingresos por arriendos, que generan dinero incluso cuando no estás activamente trabajando.


Te puede interesar

Beneficios de tener libertad financiera

¿Da el dinero la felicidad? Un estudio realizado por la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) reveló información interesante sobre las cosas que hacen felices a los colombianos. Según los resultados, el 79% de los encuestados indicó que una persona no es más feliz simplemente porque tenga más dinero. Por otro lado, solo el 21% aseguró que, a medida que una persona adquiera más poder económico, experimentará mayor felicidad.

La libertad económica conlleva una serie de beneficios y efectos positivos en diferentes ámbitos de la sociedad. Cuando se promueve y se logra la independencia financiera, se observa una mejora significativa en diversos aspectos, como la reducción de la pobreza, el desarrollo humano, la democracia, una sociedad más saludable, entornos más limpios, entre otras.

Va más allá de poder llegar a final de mes con los gastos cubiertos, de comprar productos de lujo o de tener dinero debajo del colchón. En realidad, la libertad financiera empodera a las personas, desencadena poderosas fuerzas de elección y oportunidad, influye en otras libertades y mejora la calidad de vida en general.

Algunos de sus beneficios:

  • Ver el dinero de forma positiva.
  • Mejorar la relación con el dinero.
  • Llegar a alcanzar metas que requieran apoyo económico.
  • Tranquilidad y seguridad para el futuro.
  • Oportunidades de crecimiento.
  • Flexibilidad y autonomía.
  • Mejor calidad de vida.

Te recomiendo

10 claves para lograr la libertad financiera

Aunque desearía compartir contigo un secreto para lograrla de manera rápida, la verdad es que, al igual que en cualquier otra meta, existe un proceso paso a paso que nos orienta en nuestro camino hacia la libertad financiera. El orden en el que seguimos estos pasos es crucial, ya que nos asegura aplicar estas tácticas de manera lógica y efectiva.

¡Empecemos!

  1. Ten claridad de tu situación actual.
  2. Mira el dinero de forma positiva.
  3. Busca la autosuficiencia.
  4. Define muy bien tus metas.
  5. Distribuye el dinero.
  6. Ahorra más y gasta menos.
  7. Paga las deudas.
  8. Encuentra la estabilidad.
  9. Percibe la flexibilidad.
  10. Logra la libertad financiera.

1. Ten claridad de tu situación actual

El primer paso es hacer un balance de tu situación financiera: cuánto dinero tienes, cuántas deudas acumulas y dónde esperas encontrarte. Es fundamental tener claridad sobre tu punto de partida para trazar un camino hacia donde deseas llegar. Como se dice comúnmente, “poner los pies en la tierra”.

Al realizar este balance, es crucial ser honesto y detallado. Analiza tus ingresos, gastos, deudas y activos. Comienza con una lista en papel, en las notas de tu celular, o en cualquier lugar que te resulte más cómodo, pero que siempre puedas tener a mano. De esta manera, podrás medir los avances de manera efectiva.


Te puede interesar

2. Mira el dinero de forma positiva

Aunque en ocasiones podemos sentir que el dinero que recibimos mes a mes no es suficiente, podemos encontrar una oportunidad para verlo de manera positiva al aprender a tomar decisiones acertadas con nuestros recursos financieros. Esto, sin duda, puede cambiar el rumbo de nuestra libertad financiera.

Si deseas alcanzar la independencia financiera, es necesario cambiar tu perspectiva y ver el dinero como una herramienta más que como una mera necesidad o algo que nos falta en la vida. En lugar de enfocarte en la escasez, debes aprender a aprovechar al máximo cada peso que ingresa a tus manos.

Si vives para tenerlo todo, lo que tienes nunca es suficiente”, Vicki Robin.

3. Busca la autosuficiencia

Para lograr la autosuficiencia, implica tomar las riendas de tu situación y generar acciones que te permitan conseguir el dinero suficiente y alcanzar un punto de equilibrio con los ingresos que vas a obtener.

“No pongas todos los huevos en una misma canasta”, dicen en Colombia, y esta frase tiene mucho de cierto, ya que al depender únicamente de un ingreso, te limitas financieramente. Así que busca múltiples fuentes de ingresos.

Te dejo una lista de algunas fuentes de ingresos:

  • Salario
  • Ingresos de emprendimientos
  • Ingresos pasivos
  • Ingresos de inversiones
  • Ingresos de arrendamiento
  • Ingresos por regalias

4. Define muy bien tus metas

Existen diferentes métodos para lograr tener metas financieras, pero en esta oportunidad quiero compartir contigo el enfoque SMART.

SMART es un acrónimo en inglés que representa cinco características clave para establecer metas efectivas:

  • Specific / Específicas: las metas financieras deben ser claras. En lugar de decir “quiero un carro”, especifica la cantidad exacta que cuesta el carro para saber cuánto necesitas ahorrar.
  • Measurable / Medibles: describe la meta en porcentajes, por ejemplo: “quiero reducir mis deudas al 20%”.
  • Achievable / Alcanzables: sé realista frente a tu situación financiera actual y a lo que a mediano y largo plazo puedas obtener.
  • Relevant / Relevantes: asegúrate de que tus metas tengan relación con la vida que deseas para tu futuro.
  • Time-bound / Con plazos definidos: entre más claros sean los plazos, más ordenado tendrás tu cronograma de ahorro.

5. Distribuye el dinero

Después de tener claras las metas de lo que queremos a futuro, la distribución del dinero es otro paso importante, ya que define el porcentaje de dinero que podemos asignarle a cada una de esas metas.

¿Has escuchado sobre la regla de 50/20/30? Te cuento cómo funcionan estas tres categorías para distribuir el dinero.

  • Necesidades básicas (un 50%)
  • Gastos personales (un 30%)
  • Ahorro para el futuro (un 20 %)

6. Ahorra más y gasta menos

Si vas a destinar el 20% de tus ingresos al ahorro y quieres que ese dinero vaya aumentando mes a mes, existen diferentes alternativas para generar ingresos fácilmente. Te invito a leer un artículo donde hablamos sobre en qué invertir poco dinero, tendrás más de 6 ideas para que empieces a ahorrar.

7. Paga las deudas

Existe un síndrome del desorden financiero y se trata de una condición en la cual una persona experimenta dificultades para controlar y manejar adecuadamente sus finanzas personales.

No pagues todo inmediatamente solo para salir de las deudas si en realidad no tienes el dinero suficiente para hacerlo. Primero, paga las deudas pequeñas y luego aborda aquellas que tienen tasas de interés más altas. Hazlo a tu ritmo y según tus necesidades.


Leer también

8. Encuentra la estabilidad

Si ya llegaste hasta este punto es porque ya pagaste tus deudas, estás alcanzando gran parte de tus metas financieras, has ahorrado el 20% de tus ingresos y estás empezando a sentir que la libertad financiera está cada vez más cerca.

En este paso, ya no te preocupa si quieres cambiar de trabajo o si tienes planes de mudarte a otra ciudad; es el momento exacto en el que tienes muy clara tu situación económica y lo que puedes hacer con ella en tu presente.

9. Percibe la flexibilidad

La flexibilidad no se logra de un mes para otro; este proceso lleva al menos unos años para poder llegar a ese punto en el que puedes tomarte unas largas vacaciones o invertir en algo más grande sin tener que sentirte agobiado por las deudas. Además, puedes seguir percibiendo ingresos sin necesidad de estar trabajando de sol a sol.

10. Logra la libertad financiera

Si llegaste hasta aquí, es porque al menos tienes dos cosas seguras: dinero invertido que te genera intereses todos los meses y te permite obtener libertad para hacer otras cosas, o ya has asegurado necesidades como la vivienda propia, etc. Lo que quiero decir es que, para este momento, ya has logrado tu independencia financiera y puedes gozar de seguridad y tranquilidad. ¡Bien hecho!

Orden y metas, la clave de la independencia económica

La libertad financiera es un objetivo alcanzable para cualquier persona dispuesta a comprometerse y tomar las medidas necesarias para lograrla.

A través de la gestión efectiva de nuestros ingresos, el ahorro constante, la reducción de deudas y la inversión inteligente, podemos liberarnos de la carga financiera y disfrutar de una vida más próspera y tranquila.

La independencia financiera también se logra cuando haces realidad tus ideas de emprendimiento, cuando creas tu propio negocio y trabajas por tu futuro. Conoce más de Tiendanube, somos la plataforma de ecommerce donde puedes crear tu tienda online con ayuda de nuestras plantillas de diseño, así que no necesitas ser un experto para lograrlo. ¡Empieza hoy!

Creá tu tienda online y vendé por internet
Potenciá tu marca creando tu propia tienda online.
Acá vas a encontrar:

Más de 120 mil marcas crearon su tienda online con Tiendanube

Crear tienda