Objetivos SMART: qué son y cómo definirlos para tu empresa

Fundadora de negocio en línea pensando en los objetivos SMART para su tienda virtual

Los objetivos SMART son propósitos construidos mediante la metodología SMART, que estratégicamente establece lineamientos para alcanzar una meta. Estos objetivos deben ser específicos, medibles, alcanzables, relevantes y estar definidos en un marco de tiempo. ¡Anímate a crearlos para tu negocio siguiendo esta guía!


¿Te gustaría hacer crecer tu negocio? ¿Lograr que su alcance sea el adecuado? ¿Crear un equipo de trabajo eficiente y proactivo? Estas son sólo algunas de las metas que una empresa es capaz de conseguir cuando todas las áreas ―y las personas que trabajan en ellas― alinean sus objetivos.

No es suficiente con trabajar en un plan de negocios. Por el contrario, antes de implementarlo, es esencial que definas los objetivos que no sólo guiarán a tu empresa, sino que también te ayudarán a establecer las estrategias de negocio adecuadas para alcanzar cada uno de ellos.

Te invito a seguir leyendo este artículo en el cual te explicaré qué son los objetivos SMART y cómo definirlos para tu empresa e implementarlos de forma estratégica. 🎯

Creá tu tienda online y vendé por internet
Potenciá tu marca creando tu propia tienda online.

¿Qué son los objetivos SMART?

Los objetivos SMART, también llamados SMART objetivos, son metas diseñadas a través de la metodología SMART, la cual permite establecer de manera estratégica los parámetros necesarios para alcanzar un fin determinado.

La metodología SMART hace referencia a cinco características claves que debe contemplar un objetivo empresarial. Estas características son: Específico, Medible, Alcanzable, Realista y con un Tiempo definido (SMART, por sus siglas en inglés).

La aplicación de estos criterios contribuye a una mayor claridad, efectividad y viabilidad de los objetivos, facilitando su consecución y el éxito general de la estrategia corporativa.

¿Qué significan las siglas SMART?

La sigla SMART es un acrónimo en inglés compuesto por las palabras: Specific (específico), Measurable (medible), Achievable  (alcanzable), Realistic (realista) y Time-bound (tiempo definido). En español, se puede traducir literalmente a estos objetivos de negocio como objetivos inteligentes.

Estos principios no sólo son útiles para definir metas empresariales, sino que también actúan como una guía efectiva para la planificación estratégica y el logro de resultados.

Ahora, te mostraré el detalle de cada letra que compone el acrónimo.

Specific o específico

Hace referencia a que el objetivo debe ser descrito de la manera más concreta y clara posible. Para un negocio de tecnología, por ejemplo, podría ser “incrementar las ventas de accesorios de 200 a 300 unidades en un plazo de dos meses”.

Este objetivo es específico porque describe exactamente lo que la empresa espera lograr en un lapso determinado.

Measurable o medible

Es necesario que el objetivo sea cuantificable. La razón por la cual debe ser medible es porque sería complicado interpretar el resultado propuesto sin un número, un rango o una métrica para compararlo.

Para llevar a cabo este proceso, se utilizan herramientas como hojas de cálculo o plataformas de visualización de datos, que hacen más simple la evaluación y seguimiento de los resultados.

Achievable  o alcanzable

Si bien es importante definir metas ambiciosas, también lo es que sean alcanzables. Con base en el ejemplo anterior, para fijar la venta de 300 unidades, lo primero que se debe analizar es el mercado, el rango de precios y las tendencias de consumo, entre otros factores que indiquen si esta nueva meta es viable.

Realistic o realista

Es indispensable que cada objetivo se adapte al estado actual de la empresa, alineándose con sus valores y metas generales. Esto asegura que todas las iniciativas avancen en la misma dirección y bajo un propósito común.

Por ejemplo, si la empresa tiene como objetivo general aumentar su facturación, cualquier nuevo objetivo planteado deberá contribuir de manera positiva al plan de desarrollo, fortaleciendo la coherencia y la efectividad de la estrategia empresarial.

Time-bound o tiempo definido

Cada uno de los objetivos SMART debe contemplar una fecha límite. En este sentido, es crucial mantener un enfoque objetivo. Por ejemplo, puede no ser viable vender 300 productos en una semana, pero sí podría ser factible lograrlo en dos meses. Esta evaluación se basa en diversas consideraciones que señalan la viabilidad del objetivo, dentro del marco temporal establecido.

¿Para qué sirve la metodología SMART?

El método SMART es clave para concentrar, priorizar y medir esfuerzos. Así, independientemente del resultado, se obtiene información valiosa para optimizar objetivos o ajustar estrategias. Por ello, resulta crucial establecer un límite de tiempo.

Quizá sea sorprendente que con sólo cinco elementos se logre impactar de manera positiva a un negocio. Sin embargo, es gracias a esta metodología que un emprendimiento adquiere dirección, motivación y una visión mucho más clara.

Mujer emprendedora definiendo los objetivos SMART para su negocio

Diferencias entre los objetivos SMART personales y empresariales

Una de las grandes ventajas de la metodología SMART es su versatilidad, ya que se puede adaptar tanto a la vida personal como a los negocios.

Esta metodología proporciona la base perfecta para llevar a cabo cualquier planificación, sin temor a simplificar, con la confianza de que el resultado final será una planeación detallada para tu objetivo o meta.

Ahora bien, la diferencia entre los objetivos SMART personales y empresariales radica en aspectos como los siguientes:

Personal

  • Establecer nuevos hábitos.
  • Impulsar tu carrera profesional.
  • Ahorrar dinero para conseguir algo en concreto.

Empresarial

  •   Inculcar valores a todo el equipo de trabajo.
  •   Promover el crecimiento de una empresa: de ser mipyme a convertirse en un gran corporativo.
  •   Aumentar la participación en un mercado determinado.

Considera que los objetivos personales te brindan la oportunidad de cumplir tus sueños o aspiraciones de manera individual. En cambio, los objetivos SMART de una empresa están orientados hacia el bienestar integral del negocio y de las personas que forman parte de ella.

 ¿Cómo crear los objetivos SMART de una empresa?

Esta es la forma como la metodología SMART puede ayudarte a establecer metas en tu empresa:

  1. Identifica las necesidades y oportunidades de mejora en tu negocio.
  2. Define el enfoque con el que alinearás tus objetivos SMART.
  3. Contesta las preguntas detonantes.
  4. Redacta tus objetivos SMART.

1. Identifica las necesidades y oportunidades de mejora en tu negocio

Es muy importante comprender el punto de partida. Para lograrlo, es esencial que analices a fondo tu negocio e identifiques tanto las necesidades como las oportunidades de mejora.

Aunque resulta más fácil percibir las carencias o necesidades, también es importante enfocarse en las áreas de mejora. Algunos emprendedores caen en el error de pensar que las cosas están bien como las están haciendo, simplemente porque les ha funcionado. Este es precisamente uno de los mayores errores al emprender.

Con esta información podrás avanzar al siguiente paso y definir el enfoque de tus objetivos con mayor facilidad.

2. Define el enfoque con el que alinearás tus objetivos SMART

Ahora necesitas definir el objetivo. A continuación, te presento tres de los enfoques más comunes para que te sea más sencillo establecer tus propios objetivos SMART.

Hacer la visión empresarial más específica
Es decir, poner en la mira alguna problemática o el desempeño de un departamento para cambiar o mejorar el rumbo de la empresa. Por ejemplo, asegurar que el área de cobranza envíe a tiempo las facturas para realizar recaudos, pagar las nóminas y transmitir la nómina electrónica sin contratiempos.

Mejorar el control de los procesos
Enfoque destinado a prevenir cuellos de botella. Se persigue este objetivo a través de acciones respaldadas por la transformación digital o mediante la asignación de personas idóneas en roles claves para la toma de decisiones.

Optimizar la comunicación
Fundamental para garantizar la comprensión de todos los mensajes dentro de un departamento o de la empresa en su conjunto. Esto cobra relevancia ya que si los colaboradores están bien informados, se hace más fácil alcanzar los objetivos específicos asignados a cada uno.

3. Contesta las preguntas detonantes

Ahora que ya conoces el enfoque, tómalo como base para responder las siguientes preguntas:

Específico: quién, qué, dónde, cuándo y porqué

  • ¿Quién o quiénes están involucrados en esta meta?
  • ¿Qué deseo alcanzar a través de ella?
  • ¿Dónde se va a alcanzar esta meta?
  • ¿Cuándo deseo alcanzarla?
  • ¿Por qué quiero alcanzarla?

Medible: criterios para medir el progreso

  • ¿Cuánto o en qué medida?
  • ¿Cómo voy a saber si ya alcancé el objetivo?
  • ¿Cuál va a ser el indicador que muestra el progreso?

Alcanzable: formas en las cuales es posible lograrlo

  • ¿Cuento con los recursos para alcanzar el objetivo?
  • Si no cuento con el recurso, ¿qué me falta?
  • ¿Hay historias de éxito en torno a este objetivo?

Realista: dados los recursos y el tiempo disponible

  • ¿El objetivo es realista?
  • ¿Está al alcance del negocio y del equipo de trabajo?
  • ¿Es alcanzable dado el tiempo y los recursos?
  • ¿El equipo está en capacidad de comprometerse hasta lograr el objetivo?

A tiempo: tiene una fecha de inicio y fin

  • ¿Mi meta tiene una fecha límite?
  • ¿En cuánto tiempo deseo lograr mi meta?

4. Redacta tus objetivos SMART

Con las respuestas a las preguntas anteriores, sabrás si el objetivo que planteas es realista y alcanzable. Si no lo es, puedes modificarlo, o bien guardarlo para el futuro y buscar otros objetivos que estés en capacidad cumplir en el momento.

Si es alcanzable y realista, sólo debes utilizar esos datos para redactar tus objetivos.


Conoce más

Objetivos SMART: ejemplos para aplicar en tu negocio

Ha llegado el momento de diferenciar un objetivo general de un objetivo SMART. Los siguientes dos ejemplos te ayudarán a crear objetivos que cumplan con las características principales.

Prospectar más clientes por medio de la página web

Este primer ejemplo es uno de los más comunes en una empresa, ya que el sitio web constituye el medio a través del cual es posible prospectar numerosos clientes y concretar nuevas ventas. Siguiendo las preguntas planteadas anteriormente, el objetivo se formularía de la siguiente manera.

Objetivo SMART: aumentar la cantidad de visitas a nuestro sitio web en tres meses mediante una estrategia de comunicación enfocada, con el objetivo de prospectar a 7 nuevas personas cada 15 días.

  •   Específico: aumentar la cantidad de visitas a nuestro sitio web
  •   Medible: 7 nuevas personas cada 15 días
  •   Alcanzable: mediante una estrategia de comunicación enfocada
  •   Realista: con el objetivo de prospecta
  •   Tiempo definido: en tres meses

Aumentar la venta del producto estrella de software

Para una empresa de desarrollo de software, vender sus productos es fundamental. Un objetivo planteado utilizando la metodología SMART podría ser:

Objetivo SMART: aumentar las ventas de nuestro software en el próximo trimestre un 10% más que el año pasado, con la ayuda de una campaña de email marketing automation para destacar en la industria con nuestro producto estrella.

  •   Específico: aumentar las ventas de nuestro software
  •   Medible: un 10% más que el año pasado
  •   Alcanzable: con una campaña de email marketing automation
  •   Realista: para destacar en la industria con nuestro producto estrella
  •   Tiempo definido: próximo trimestre

💡Tip: Cuando te enfrentes a la toma de decisiones estratégicas para tu negocio, será útil que conozcas el costo de oportunidad y cómo este influye en la asignación eficiente de recursos.

Representación visual de objetivos SMART para una planificación efectiva

Bonus: ejemplo de un objetivo que no es SMART

En el mundo de los negocios frecuentemente surgen nuevas ideas, propuestas y mejoras. Sin embargo, es común que estas no formen parte de la metodología SMART. ¿Por qué? Porque carecen de una visión concreta, clara, realista o medible.

Imagina que tu empresa está en crecimiento. Esto significa que necesitas más colaboradores en diversas áreas. Lo más fácil es indicarle a la persona encargada o al departamento de recursos humanos que comience a contratar a más personas.

Sin embargo, aquí entran una serie de cuestiones que van a hacer que el objetivo no se cumpla de manera adecuada porque la instrucción no termina de ser del todo clara o correcta.

  • Específico: ¿Qué se va a alcanzar con esta contratación?
  • Medible: ¿Cuántas personas son realmente necesarias?
  • Alcanzable: ¿Cuento con los recursos para alcanzar el objetivo?
  • Realista: ¿El objetivo es realista contemplando el presupuesto necesario?
  • Tiempo definido: ¿Para cuándo deseo lograr mi meta?

La iniciativa es perfecta, pero para que el objetivo se lleve a cabo de manera concreta y correcta, siempre va a ser necesario que puedas medir los esfuerzos. Para ello, requieres ser específico y realista.

Descubre el camino hacia el éxito digital
Crear tienda

Empieza a transformar tu visión en logros concretos

Para recoger los frutos de tu negocio, es crucial sembrar con objetivos bien definidos. La implementación de SMART objetivos puede ser una alternativa brillante para alcanzar tus metas. De esta manera, podrás comprender de forma específica y medible el impacto de las acciones que llevas a cabo día a día en tu emprendimiento.

¿Ya tienes en mente cuál va a ser tu próximo objetivo SMART? Si decidiste que el siguiente paso es crear tu tienda en línea, descubre cómo hacerlo con Tiendanube. Tendrás 14 días de prueba gratuita para experimentar la facilidad de uso y acceder a diversas métricas que te ayudarán a crear un entorno SMART para tu negocio. 🚀Banner de conversión

Creá tu tienda online y vendé por internet
Potenciá tu marca creando tu propia tienda online.
Acá vas a encontrar:
Preguntas frecuentes sobre SMART objetivos

La sigla SMART es un acrónimo en inglés compuesto por las palabras:

  • Specific o específico
  • Measurable o medible
  • Achievable o alcanzable
  • Realistic o realista
  • Time-bound o tiempo definido

Son metas que se definen siguiendo la metodología SMART. Se trata de un acrónimo en inglés que representa cinco características clave para definir objetivos: Específico (Specific), Medible (Measurable), Alcanzable (Achievable), Relevante (Relevant) y con Tiempo definido (Time-bound)

  1. Ejemplo de objetivo SMART: aumentar la cantidad de visitas a nuestro sitio web en tres meses mediante una estrategia de comunicación enfocada, con el objetivo de prospectar a 7 nuevas personas cada 15 días.
  1. Ejemplo de objetivo SMART: aumentar las ventas de nuestro software en el próximo trimestre un 10% más que el año pasado, con la ayuda de una campaña de email marketing automation para destacar en la industria con nuestro producto estrella.

Así es cómo la metodología SMART puede ser tu aliada para establecer metas en tu empresa:

  1. Identifica las necesidades y oportunidades de mejora en tu negocio.
  2. Define el enfoque con el que alinearás tus objetivos SMART.
  3. Contesta las preguntas detonantes.
  4. Redacta tus objetivos SMART.

Gracias a esta metodología SMART es que un negocio obtiene una dirección, una motivación, una visión clara y, no menos importante, la relevancia que respalda cada esfuerzo invertido.

Más de 100 mil marcas crearon su tienda online con Tiendanube

Crear tienda