Qué es el brainstorming y cómo usarlo en tu emprendimiento

Por: Roxana Tanita Miguel

equipo haciendo brainstorming

El brainstorming o “lluvia de ideas” es, en pocas palabras, una técnica que se utiliza para encontrar soluciones. En este artículo vamos a repasar los orígenes del término y su utilidad, así como algunos consejos para aplicarlo en tu rutina empresarial.

¿Qué es el brainstorming?

Si desglosamos el término, encontramos dos palabras en inglés: “brain” (“cerebro”) y “storming” (que refiere a una tormenta). Es por ello que en español esta técnica es usualmente conocida como “lluvia de ideas”.

Las siguientes características suelen aparecer en un brainstorming:

  • Predomina la espontaneidad y transcurre en un ambiente relajado. Eso sí: hay una serie de reglas a seguir para que todo marche según lo previsto y de forma productiva.
  • La intención es encontrar soluciones efectivas para mejorar aspectos de un negocio, proyecto o empresa, o bien implementar nuevas estrategias.
  • En la mayoría de los casos se trata de un trabajo en equipo, en el que la sinergia es fundamental.
  • Es deseable encontrar conceptos inesperados, que no se veían a primera vista.
Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica
Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica

¿Quién creó el brainstorming?

La historia de esta técnica se remonta al año 1939, cuando el experto en publicidad Alex Faickney Osborn (1888-1966) propuso aplicar en ese ámbito el ahora famoso brainstorming.

El oriundo de Nueva York es un referente en el campo de la publicidad y la creatividad. Trabajó en diferentes compañías del rubro y en 1919 fue parte de la fundación de la agencia BDO, más tarde rebautizada BBDO, firma que en la actualidad mantiene su prestigio en el área con presencia en más de 80 países.

Osborn es autor de libros de referencia para los creativos, como Despierta tu mente: 101 maneras de desarrollar creatividad, Imaginación aplicada: principios y procedimientos de solución creativa de problemas y Cómo pensar.

Su legado más famoso es la “tormenta de ideas” y propuso que sea realizada en un ambiente distendido. En su experiencia, el experto notó que los grupos de trabajo generan más y mejores ideas cuando se parte de una regla básica: no discutir.

En su libro Imaginación aplicada, publicado en 1953, el creativo estadounidense explicó que:

el brainstorming es una técnica en la que un grupo de personas busca la solución a un problema específico, juntando todas las ideas aportadas en forma espontánea por sus integrantes.

Alex Faickney Osborn

Lluvia de ideas: ¿para qué sirve?

  • Tiene el potencial de solucionar los bloqueos creativos. Al avanzar sin presiones, rompe aquello de “la hoja en blanco” y permite poner el proyecto en movimiento.
  • Es útil para recopilar ideas y, en función de ellas, tomar decisiones.
  • Sirve para dar voz a las distintas partes que integran un proyecto. En ese sentido, estimula la participación de todas las personas del equipo.
  • Mejora la comunicación y genera un ambiente relajado en los equipos de trabajo.
  • Es un motor para la innovación.

Además de estas virtudes, el brainstorming ofrece soluciones para tareas concretas. Mirá algunos ejemplos:

  • Cuando se aplica en forma eficiente, puede acercar a miembros de un equipo de trabajo consiguiendo que las distintas partes adopten más perspectivas. Es decir, ayuda a conseguir más puntos de vista.
  • Las nuevas ideas pueden conducir a más oportunidades de negocio.
  • Cuando surge un problema u obstáculo, la sinergia grupal podría colaborar en la adopción del denominado “pensamiento lateral”, soluciones que no son visibles en una primera instancia.
  • Es una buena forma de pensar y elegir el nombre o el logo de una nueva empresa.
Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica
Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica

5 consejos para realizar un brainstorming

1. Cuantas más ideas, mejor: tal como deja entrever el término, la lluvia o tormenta de ideas no requiere movimientos demasiado calculados: apuesta por la espontaneidad, la expresión libre y la apertura.

La idea es formar cierto caos para, luego, ordenar esas propuestas y avanzar hacia eventuales soluciones o planes provechosos.

En el brainstorming todas las ideas son aceptables y no es recomendable criticarlas apenas se enuncian, sino dejar que tengan su necesaria maceración.

Es esencial que desde el inicio todos los participantes estén al tanto de cuál es el problema para el que se buscan soluciones. De nada van a servir todas las ideas que se compartan, si no se conoce con claridad cuál es la meta hacia la que se avanza.

2. Libertad, pero con reglas: usualmente, una lluvia de ideas tiene cuatro reglas básicas:

  • No hacer valoraciones o críticas a los planteos de otros participantes al momento de apuntar las ideas; eso se deja para una etapa posterior.
  • Todos pueden participar, incluso cuando se trate de ideas un tanto absurdas o complejas.
  • Es importante la cantidad de ideas en la etapa inicial: tal como señalamos anteriormente, cuantas más sean, mejor.
  • La estimulación y el trabajo en equipo son fundamentales: las ideas pueden combinarse, luego mejorarse, etcétera.

3. Cómo formar los equipos: el número ideal de los grupos para una lluvia de ideas ronda entre los 5 y los 15 participantes. Una de las personas debe encargarse de la coordinación, para guiar y revisar que se cumplan las reglas.

También debe establecerse el modo en que se van a anotar las ideas: algunos formatos posibles son cuadernos, pizarras, notas adhesivas, en dispositivos tecnológicos como computadoras o tablets, etc.

4. El ambiente es importante: es conveniente que el espacio sea cómodo y tranquilo, y se recomienda que la disposición de los grupos sea en círculo.

5. Seguir las etapas del brainstorming: es importante que se siga el orden de las diferentes instancias: en primer lugar, exponer el problema; luego, replantear y pensar diferentes puntos de vista; después, iniciar el brainstorming; y, finalmente, revisar en conjunto las ideas creadas por los grupos.

Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica
Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica

¿Se puede hacer una tormenta de ideas en solitario?

A lo largo de este repaso –y en la mayoría de los artículos que abordan el ABC del brainstorming– se habla de un trabajo en equipo.

Ahora bien, ¿es posible hacer una lluvia de ideas en solitario? O, mejor dicho, ¿es útil realizar esta tarea sin compañía? ¿La creatividad es una receta que solamente se cocina en grupo?

Según señaló Esther Lastra en Por qué el brainstorming en grupo es un letal “destripador” de las (mejores) ideas, publicado en el sitio Marketing Directo, la soledad en ocasiones desempeña un importante papel en la creatividad.

En ese sentido, ¿por qué no animarse a la lluvia de ideas en solitario? Lastra menciona los casos de creativos célebres en la historia como Elon Musk, Thomas Edison y Albert Einstein, quienes coinciden en su preferencia por el trabajo en soledad.

Si las empresas desean que sus empleados expriman al máximo el limón de la creatividad, deben procurarles algo de tiempo en solitario para dar alas a sus ideas más locas y explorar terrenos totalmente desconocidos.

Esther Lastra

¿Te propusiste alguna vez hacer tu propio brainstorming? Te recomendamos que tengas un anotador a mano o que te filmes como si estuvieras haciendo un live. Te vas a sorprender con todos los disparadores que pueden surgir para potenciar tu emprendimiento.

Desde ideas para redactar contenido creativo para tus redes sociales, armar el lanzamiento de tus productos, replantearte el diseño del packaging y las alianzas con otros emprendedores para impulsar las ventas, todo puede surgir en un espacio dedicado a organizar la tormenta de ideas.

¡Animate a aplicar esta técnica y mostrale al mundo lo que sos capaz de hacer!

Acá vas a encontrar:

Hacé como +100 mil marcas y creá tu Tiendanube

Probar 30 días gratis
Creá tu tienda online en Tiendanube