Elevator pitch: Aprendé a venderte en 4 simples pasos

Por: Aimé Vera

Elevator pitch

¿Qué es el elevator pitch?

El elevator pitch es una técnica creada en los años setenta por Philip Crosby que tiene por  objetivo presentar una idea en el menor tiempo posible. ¿Cuál sería el menor tiempo posible? El tiempo que tarda en subir (o bajar) un ascensor. De ahí su nombre en inglés: “discurso de ascensor”.

Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica
Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica

¿Para qué me sirve el elevator pitch?

Para contar en pocos segundos de qué se trata tu negocio, proyecto o idea. 

Cuando este concepto nació, se utilizaba principalmente para conseguir inversores interesados en financiar proyectos. Incluso las agencias de publicidad lo usaban para presentar las campañas a sus clientes. 

Pero hoy en día, el elevator pitch tiene múltiples usos en el mundo de los negocios y te puede servir para captar más clientes y concretar tus objetivos de marketing y ventas

En definitiva, se trata de un discurso que está preparado con un único fin: vender algo, ya sea tu marca y los productos o servicios que ofrecés. En este discurso tenés que lograr persuadir.

El elevator pitch, entonces, dejó de usarse exclusivamente para buscar financiación de proyectos y fue adoptado por los negocios online como herramienta clave para captar la atención del usuario en pocos segundos. Algunos ejemplos de esto son:

  • La biografía de Instagram, donde solo tenés 150 caracteres para contar quién sos y qué ofrecés. 
  • La página de inicio de tu tienda online, o incluso la página “Quiénes Somos” dentro de ella.
  • Un video de presentación breve donde mostrás, en pocos minutos, tu marca y qué vendés. 

El secreto para que puedas crear tu pitch con éxito es que tengas en claro cuál es tu modelo de negocio y quién es tu público objetivo. Si vendés online, te sugerimos que armes tu plan de negocios orientado a ecommerce. 

Esta técnica de elevator pitch te va ayudar a venderte en pocos segundos. Lo imprescindible es que te muestres muy seguro y que tu discurso se base en la argumentación para lograr convencer al otro. Por eso tu mensaje tiene que ser:

  • Claro: evitá incluir términos muy técnicos, tenés que lograr que cualquier persona lo entienda.
  • Conciso: transmití en pocas palabras la esencia de tu negocio o proyecto.
  • Atractivo: mostrá de una manera interesante lo que hacés.
  • Consistente: usá siempre este discurso para hablar de tu negocio o proyecto así ganás seguridad. Evitá los rodeos o lapsos pensando qué decir.

Por otro lado, tené en cuenta que el diseño de tu pitch va a depender del objetivo que quieras alcanzar. Algunos de los más comunes para las marcas que venden por internet son:

  • Captar nuevos clientes para una tienda online.
  • Obtener nuevos seguidores en Instagram.
  • Atraer a más personas interesadas en cursos y mentorías.
  • Conseguir inversores para un proyecto.
  • Incorporar una nueva línea de productos.

Si ya definiste tu modelo de negocio, pero te falta ordenar las ideas para presentar tu marca al mundo, a continuación te vamos a contar cómo armar tu elevator pitch en 4 simples pasos. 

4 pasos para crear tu elevator pitch ganador

Siguiendo una estructura clara de argumentación, vas a poder vender tu  idea o proyecto en muy pocos segundos, ya sea en un ascensor o en el mundo online. 😉 

Se trata de una guía o “mapa mental” que tenés que tener en tu cabeza. Te contamos cómo prepararlo en 4 pasos.

  • Presentate: es clave ser escuchado con atención desde el primer segundo ¡no hay tiempo que perder! Contá quién sos, cuál es tu marca o proyecto y utilizá algún recurso que rápidamente capte la atención. Por ejemplo, una palabra, un gesto o algún dato estadístico relevante referido a tu negocio.
  • Explicá qué solución brindás: contá qué hacés y poné el foco en la solución que brindás a tu cliente. Como dijimos, para eso es fundamental que tengas en claro quién es tu buyer persona, y eso incluye saber qué lo angustia y qué problemas tiene para destacar la solución que ofrecés.
  • Diferenciate: argumentá tu marca o proyecto desde tu diferencial. ¿Cuál es tu valor agregado o cualidad exclusiva? Usá eso que te hace único para contar cómo resolvés el problema de tu cliente. ¿Qué va a ganar la persona que va a comprar tus productos o servicios, o bien, que va a financiar tu proyecto? ¿Qué le va a aportar a su vida?
  • Cerrá un pitch que lleve a la acción: invitá a tu interlocutor a tomar acción. Para eso, las palabras que uses van a ser fundamentales y tienen que ser bien claras en base a lo que quieras conseguir. Por ejemplo, podés pedirle que se suscriba a tu newsletter, que te de su teléfono o concretar allí mismo una segunda reunión. 

Elevator pitch: ejemplos

Ya te contamos cómo preparar tu elevator pitch, ahora veamos un ejemplo concreto en el siguiente video. Como dijimos, la elección de cada palabra es fundamental a la hora de argumentar:

Recordá que todo comunica: además de las palabras, son importantes los gestos y la postura. Si vas a estar frente a cámara o cara a cara con tu interlocutor, estos son factores a tener en cuenta. 

¿Ya estás listo para armar tu elevator pitch? ¡Contanos en los comentarios si lo pusiste en práctica!

Acá vas a encontrar:

Hacé como +90 mil marcas y creá tu Tiendanube

Probar 30 días gratis
Creá tu tienda online en Tiendanube