Qué es y cómo hacer un newsletter

Por: Victoria Salemi

newsletter que es y como hacerlo

Un newsletter es un e-mail que se envía con una frecuencia predeterminada a las personas que se suscribieron para recibir ese correo electrónico. Podemos traducir el término newsletter como “boletín informativo” y este tipo de comunicación, que incluye ofertas u otro tipo de contenido, es capaz de crear una estrecha relación entre las marcas y su audiencia.

¿Ya pensaste en crear un newsletter para tu emprendimiento?

Si nunca consideraste esta posibilidad, te invitamos a darle una oportunidad, pues el newsletter te va a permitir fortalecer el vínculo con tu público y, en consecuencia, hacer de tu marca la opción obvia para las personas cuando decidan comprar el tipo de producto o servicio que vos ofrecés.

Esta estrategia de e-mail marketing puede ser decisiva para cautivar a tu audiencia. Según datos de la empresa estadounidense Greentech Media, un visitante que llega a un sitio web a través de un newsletter pasa 80% más tiempo en esa página que los que vienen de otros canales.

¿Te imaginás cuántas posibilidades de conversión pueden generar estas personas que navegan por tu e-commerce?

Si te entusiasma utilizar esta herramienta, a continuación te compartimos consejos, ejemplos y herramientas para crear el newsletter de tu empresa. ¡Vamos! 📧

Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica
Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica

¿Qué es un newsletter?

Un newsletter es un correo electrónico que se envía a las personas que se suscribieron para recibir ese e-mail. Newsletter es un término que proviene del inglés y podemos traducirlo como “boletín informativo”.

Este formato es una pieza fundamental de la estrategia de e-mail marketing de las empresas, ya que se encarga de mantener el contacto con el público objetivo con mensajes variados que van más allá de ofrecer exclusivamente la venta de un producto.

Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica
Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica

Existen diferentes tipos y formatos de newsletters y cada empresa elige el que mejor se adapte a sus necesidades. Para encontrar el tuyo, te recomendamos que te suscribas a algunos de ellos, incluyendo los de tus competidores, para observar cómo lo hacen.

Como parte de tu investigación, te invitamos a suscribirte al newsletter de Tiendanube a través del formulario que vas a encontrar más abajo. Además de ver cómo es un newsletter en la práctica, aprovechás la oportunidad para descubrir información relevante sobre el e-commerce y el marketing digital.

¿Cómo hacer un newsletter?

Es posible que, en este punto, pienses que ya es momento de pasar directo al diseño y envío de tu newsletter. Sin embargo, hay algunos pasos previos que te sugerimos completar antes de hacerlo.

Veamos en detalle cuáles son los 10 pasos para hacer un newsletter:

1. Definir tus objetivos

Como cualquier otra estrategia de marketing digital, lo primero que tenés que hacer es establecer tu objetivo principal. ¿Querés atraer más visitantes a tu sitio web? ¿O querés únicamente aumentar tus ventas?

Luego de esto, te recomendamos definir objetivos más específicos, con respecto a la tasa de apertura y de clics que esperás tener cuando envíes tus campañas.

Si no sabés en qué consisten estas tasas, no te preocupes, pues en el paso número 9 vamos a explicar cómo hacer el seguimiento de los resultados de las campañas de newsletters y vamos profundizar en estos indicadores.

2. Establecer la frecuencia de envío de tus newsletters

En este punto lamentamos informarte que no existe una fórmula mágica que funcione para todos los segmentos y audiencias.

Por este motivo, tenés que prestar atención a dos aspectos primordiales sobre la periodicidad:

  1. No debe ser demasiado constante al punto de saturar a los destinatarios;
  2. y tampoco debería ser tan espaciada que haga que la gente se olvide de tu marca.

Asimismo, te sugerimos que realices tantas pruebas como sean necesarias. Aquí aplica la técnica de ensayo y error. Podés comenzar enviando un newsletter por semana, observar los resultados y, luego, intentá enviarlo dos veces por semana.

En el paso número 10 vamos a hablar sobre los tests o pruebas que podés aplicar al hacer e-mail marketing para mejorar tus resultados.

3. Determinar el tipo de newsletter

Los dos tipos de newsletters más usados por las empresas son de contenido y de promoción. Veamos cada uno de ellos.

Newsletter de contenido

Tal como indica su nombre, este tipo de boletín informativo trabaja muy de la mano con tu estrategia de marketing de contenido.

La idea de este tipo de newsletter es enviar información y materiales interesantes a tu audiencia, con dos objetivos clave: que tu marca se convierta en un referente dentro de tu rubro y llevar visitantes a tu sitio web.

Algunos ejemplos de contenidos que puede tener tu newsletter son:

  • Artículos del blog: acá podés escribir un breve resumen sobre el post y agregar un enlace que direccione a tus suscriptores a leer el texto completo en tu sitio.
  • Respuestas a preguntas frecuentes (FAQ) relacionadas con la categoría a la que pertenece tu negocio.
  • Casos de estudio vinculados a tu negocio.
  • Noticias de otros blogs o medios de comunicación que consideres que pueden ser de interés para tu audiencia.

Newsletter de promoción

En este tipo de newsletter vas a difundir información sobre tus productos o servicios. La idea es mantener informada a tu audiencia acerca de las novedades de tu marca.

En este sentido, los mensajes que podés enviar pueden estar referidos a:

  • Lanzamientos de nuevas colecciones.
  • Ofertas y beneficios que van a empezar a regir en alguna fecha especial.
  • Consejos sobre regalos personalizados que tu audiencia puede considerar útil para obsequiar a familiares o amigos.

4. Elegir una herramienta de e-mail marketing

Para que tus newsletters tengan una imagen más profesional, te sugerimos usar una herramienta de e-mail marketing.

Actualmente existen múltiples plataformas que podés utilizar sin necesidad de tener conocimientos técnicos. Asimismo, estas herramientas disponen de campos personalizados (como el nombre de destinatario al inicio del e-mail) que ayudan a evitar que tus correos electrónicos sean considerados spam.

5. Diseñar el newsletter

¡Ahora sí está todo listo para pasar a la fase de diseño! Para ello, te compartimos algunas buenas prácticas:

  • Evitá que tu e-mail sea una gran imagen. Cuando el texto está en el archivo de imagen, dificulta el acceso al mensaje a personas con discapacidades visuales, que usan softwares que solo puede leer textos, no imágenes. Asimismo, cuando el e-mail es solo una imagen, es más propenso a caer en la bandeja de “correos no deseados”.
  • Incluí CTA. Los CTA o llamados a la acción buscan dirigir a la audiencia a una oferta o contenido determinado. En general, se escriben con verbos en imperativo para indicar qué debe hacer la persona. Este recurso ayuda a estimular a tu público a hacer clic en los enlaces que compartiste.
  • No escribas e-mails largos. Tené en cuenta que pocas personas tienen el tiempo para leer un correo extenso, así que lo mejor será ir directo al grano.
  • Incluí un botón al final del e-mail para que las personas se puedan desuscribir. Esto evita que quienes no desean recibir tus contenidos denuncien tus correos como spam.

Conocé cuáles son las plataformas más usadas para gestionar tus e-mails y diseñarlos con plantillas gratis:

6. Informar a tu audiencia que se puede registrar en tu newsletter

Es una buena práctica informar a través de tus redes sociales que contás con un newsletter. Igualmente, te sugerimos poner banners en tu sitio web, informando cómo pueden hacer las personas para registrarse.

No te olvides de ubicar los formularios de registro en lugares visibles de tu página, como el header (la parte de arriba de tu web) y el footer (la parte de abajo).

7. Hacer pruebas de envío

Antes de realizar cada envío, es importante hacer las respectivas pruebas para:

  • verificar que no existe ningún error que impida al destinatario abrir el e-email;
  • identificar que el correo se está enviando y recibiendo con normalidad;
  • constatar que el diseño funciona en diferentes tipos de dispositivos (especialmente mobile y desktop).

Para ello, es conveniente enviar el e-mail de prueba a diferentes servidores. Por ejemplo, enviá el newsletter a tu dirección de correo electrónico corporativa y otro a tu e-mail personal. Abrí el mensaje en una computadora y en el celular para verificar que todo está funcionando correctamente antes de enviarlo a tu base de contactos.

8. Ofrecer una buena atención a tus suscriptores

Para ganarte la confianza de las personas que integran tu base de contactos, tenés que responder sus mensajes cuando te hacen alguna consulta luego de recibir tu newsletter.

Por otra parte, si un suscriptor solicita que su e-mail sea eliminado de tu lista de contactos, respetá su petición.

Al acatar este pedido, no solo vas a evitar que tu marca tenga una imagen negativa, sino que vas a poder cumplir con la Ley de Protección de Datos Personales de Argentina.

9. Medir los resultados

Hacer el seguimiento de las métricas de e-mail marketing de tu newsletter te va a permitir identificar los puntos de mejora y aquello que está funcionando perfectamente.

Algunos de los principales indicadores son:

📧 Tasa de entrega: porcentaje de los e-mails enviados que están siendo realmente entregados a los destinatarios.

Si hay una diferencia significativa entre los e-mails enviados y los entregados, es posible que se deba a que tu lista contiene una gran cantidad de correos inválidos o en desuso. En este caso, te sugerimos realizar una limpieza de la base de datos.

Asimismo, es importante recibir el permiso de los usuarios para ser incorporados a la lista de contactos. Esto se logra cuando las personas se suscriben voluntariamente.

Si esto no sucede, es posible que tu newsletter sea calificado como spam e, incluso, puede terminar en las famosas listas negras (bases de datos antispam que filtran los mensajes).

📧 Tasa de apertura: porcentaje de los e-mails abiertos por los usuarios entre todos los entregados.

Se calcula de la siguiente forma: cantidad de personas que abrieron tu e-mail dividida por el número de suscriptores que lo recibieron y multiplicada por 100.

De acuerdo con Doppler, una plataforma de E-mail, Automation & Data Marketing, el mercado actual establece que una campaña que tenga una tasa de apertura del 20% se considera exitosa.

Si tu tasa está por debajo de ese porcentaje, te recomendamos cambiar el horario de envío de tus newsletters. También es importante que hagas un seguimiento del tipo de asunto que genera más aperturas, para que vayas entendiendo ante qué mensajes responde mejor tu público.

Por último, tené en cuenta que la segmentación de las listas es clave: dividí a tus contactos de acuerdo a intereses en común, para que puedas personalizar los mensajes. Esto va a contribuir a mejorar la tasa de apertura.

📧 Tasa de clics: porcentaje de clics en los enlaces que fueron enviados en el newsletter entre el número total de e-mails abiertos.

Este indicador da cuenta del interés que generan tus contenidos entre los contactos de tu base de datos.

Por esta razón, si la tasa de clics es mucho menor a la tasa de apertura quiere decir que los suscriptores no tienen claro dónde deben hacer clic o no se sienten motivados a consumir tu información.

Para solventar esta situación, te sugerimos que mejores el diseño de tu newsletter, asegurándote de que se entienda el mensaje, especialmente los CTA (call to action o llamados a la acción).

Igualmente, procura variar tu contenido para que puedas encontrar los temas que más interacción generan.

📧 Cancelaciones de suscripción: cantidad de personas que pidieron dejar de recibir tu newsletter.

Hay múltiples razones por las que las personas piden desuscribirse. Dos de las más frecuentes tienen que ver con el tipo de contenido que difundís y con la frecuencia de los envíos.

En el primer caso, la segmentación —una vez más— es crucial: enviá la información precisa para cada público. En el segundo caso, te recomendamos reducir la frecuencia de envíos y permitir que los contactos, en el momento de registro, voten cada cuánto les gustaría recibir tus correos.

💡 Tené en cuenta que la mayoría de las herramientas de e-mail marketing ofrecen reportes que cuentan con esta métricas.

10. Hacer pruebas A/B

El A/B testing o prueba A/B te permite enviar dos versiones diferentes de un mismo e-mail para un segmento de tu lista de contactos. El objetivo es identificar la versión que tiene los mejores resultados.

Algunos de los aspectos que podés testear son:

  • asunto del e-mail o subject;
  • CTA;
  • colores y ubicación de los botones.

Te sugerimos hacer una modificación por cada test, ya que si realizas varios cambios, no vas a poder identificar cuál fue el responsable de los mejores resultados.

💡 Tip extra: conocé paso a paso cómo hacer una prueba A/B con MailChimp

Ejemplos de newsletter

A continuación te compartimos dos ejemplos de newsletter para ilustrar todo lo que vimos en este post.

Ejemplo de newsletter de contenido

Recordá que la idea de este tipo de newsletter es enviar información de interés para que tu marca se convierta en un referente dentro de tu rubro y, además, puedas llevar visitantes a tu sitio web.

newsletter ejemplo

Ejemplo de newsletter de promoción

Acá podés difundir información sobre tus productos o servicios. Mirá cómo lo hace la Tiendanube This Is Feliz Navidad:

newsletter de promocion ejemplo

Resumen

Como podés ver, no hay una fórmula infalible a seguir cuando se trata de los newsletters, ¡pero sí varias ideas para aplicar a la hora de crear el boletín informativo de tu marca!

Antes de irte, te invitamos a repasar los puntos principales que analizamos en este artículo:

¿Qué es un newsletter?

Es un e-mail que se envía con una frecuencia predeterminada a las personas que se suscribieron para recibir ese correo electrónico. El término newsletter se puede traducir como “boletín informativo”.

Pasos para crear un newsletter

  1. Definir tus objetivos
  2. Establecer la frecuencia de envío de tus newsletters
  3. Determinar el tipo de newsletter
  4. Elegir una herramienta de e-mail marketing
  5. Diseñar el newsletter
  6. Informar a tu audiencia que se puede registrar en tu newsletter
  7. Hacer pruebas de envío
  8. Ofrecer una buena atención a tus suscriptores
  9. Medir los resultados
  10. Hacer pruebas A/B

Si estás pensando en vender online, te invitamos a crear tu tienda online hoy mismo. En Tiendanube te ofrecemos 30 días gratis para que descubras cómo podemos ayudarte a potenciar tu negocio. ¡Es fácil, rápido y sin necesidad de conocimientos técnicos! 🚀

Acá vas a encontrar:

Hacé como +90 mil marcas y creá tu Tiendanube

Probar 30 días gratis
Creá tu tienda online en Tiendanube