Encuentra el mejor nombre para un producto: 10 consejos prácticos

Por: Andy López

supermercado como ejemplo de nombre para un producto

La impresión que dejan tus productos es muy importante para garantizar que tus clientes decidan comprarlos. Por ello, encontrar el nombre para un producto será una tarea crucial para lograr que las personas recuerden, identifiquen y recomienden lo que vendes, a fin de convertir tus productos en impulsores decisivos de tu marca.


Es probable que algún conocido tuyo —o quizás tú— le llama “chicles” a cualquier goma de mascar. ¿Te has preguntado por qué? ¿Cómo logró ese nombre convertirse en un término para denominar a todos los productos de su categoría?

Tal vez ahora que decidiste crear tu negocio online, te intriga saber qué hizo Google para que el nombre de su buscador se convirtiera en un verbo que todos utilizan. Bautizar los productos que vende tu empresa es una labor que, si se hace de manera óptima, puede ayudarte a posicionar tu marca y darte una ventaja competitiva con tus clientes.

Un nombre de producto pegajoso, creativo o hasta gracioso puede ser la diferencia para tu marca cuando tu segmento comercial tiene mucha competencia. Pues bien, en este artículo te diré cómo crear un nombre para un producto.

O, si como yo, tienes familiares que a todas las consolas de videojuegos les llaman “Nintendo”, también quédate para conocer las características especiales que tienen los productos con nombres geniales. ¡Vamos! 🚀

La importancia de crear un buen nombre para un producto

La razón más importante de contar con un buen nombre para un producto es que este se convierte en un estandarte que el público relacionará con tu marca. Entonces, si el producto causa una buena primera impresión en el potencial cliente, el nombre del producto servirá como facilitador para fortalecer la relación marca–producto.

Las marcas más famosas del mundo no son una coincidencia. La gran mayoría de ellas alcanzó su estado de popularidad gracias a la calidad de sus productos, su creatividad e innovación y a un trabajo constante de branding, que se encarga de impulsar el nombre de la marca y su reconocimiento, pero también el de los productos que esas marcas venden.

A veces, la marca es tan fuerte e importante, que los nombres de sus productos pasan a segundo plano. En otras, tener un producto con un nombre reconocido, creativo o peculiar, puede lograr que los clientes lo recuerden, pero ignoren por completo el nombre de la marca que lo fabrica.

Trabajar lo suficiente en un nombre para un producto y explotar al máximo las características de este, te permitirán tener un balance en el que tu marca crezca gracias a la presencia constante del nombre de tus productos en la mente del consumidor, y a su vez, lo que vendes tendrá más éxito por la fuerza que les da tu marca.

¡Crea tu tienda en línea hoy mismo!
Crear tienda gratis

Ventajas de tener un buen nombre de producto

Las cinco ventajas principales de tener un buen nombre de producto son:

  1. Deja una mejor impresión al explicar sus beneficios y cualidades.
  2. Aumenta el reconocimiento de tu marca.
  3. Vuelve a tu producto más recordable y recomendable.
  4. Te ayuda a destacar entre los competidores.
  5. Sienta las bases para crecer tu línea de productos en el futuro.

Te explico brevemente cada una para despejar cualquier duda.

1. Deja una mejor impresión al explicar sus beneficios y cualidades

El nombre de un producto efectivo hace lo posible para explicar sus características principales y los beneficios que otorga sobre la competencia. Por ejemplo, si te topas con “La Escobarata” sabes que será una escoba por la cuál no tendrás que pagar una gran suma de dinero.

2. Aumenta el reconocimiento de tu marca

Cuando tienes un producto de calidad que resuelve las necesidades de tu público objetivo, tus clientes tendrán más presente a tu marca para futuras oportunidades de compra. Esto a su vez, genera mayor interés por la marca y aumenta la fidelidad por parte de los usuarios.

3. Vuelve a tu producto más recordable y recomendable

Si tu producto tiene un nombre memorable, esto ayudará a que un posible cliente pueda ubicarlo al momento de realizar una compra o incluso si necesita buscar información sobre él en línea. Además, será más fácil que lo recomiende si recuerda cómo se llama ese producto que resultó tan bueno.

4. Te ayuda a destacar entre los competidores

Tal como sucede con el logo y con el resto de los elementos de la identidad de marca, el nombre de producto también te ayuda a sobresalir entre la competencia. Por esta razón es que la creatividad juega un papel importante al buscar el nombre, pero también importa el análisis previo que realizas de tus competidores.

5. Sienta las bases para crecer tu línea de productos

Cuando un producto ofrece una gran experiencia al cliente, éste lo tendrá en mente para su siguiente compra. ¿Y qué sucede si decides lanzar productos hermanos en el futuro? ¡Será más sencillo que tus clientes les den una oportunidad porque ya tienes un éxito comprobado!

nombres para un producto ejemplo Pulparindo

¿Qué nombre le puedo poner a mi producto? Ejemplos para inspirarte

Los distintos tipos de nombres para un nuevo producto que puedes utilizar parten de la misma base que utiliza el naming para elegir el nombre de una marca. Así, los tipos de product naming más utilizados son:

  • Descriptivo
  • Neologismo
  • Acrónimos y siglas
  • Abstracto
  • Geográfico
  • Evocativo
  • Asociativo
  • De autor
  • Experiencia o promesa
  • Etimológico

Vamos a dar un repaso rápido a cada uno con ejemplos de nombres para productos y así tendrás más claras las opciones para encontrar justo lo que buscas.

Product naming descriptivo

Este tipo de nombre es cuando utilizas términos para describir el producto o alguna de sus características principales. Ejemplos: Suavitel, Pulparindo, Saladitas.

Product naming con neologismo

Aquí inventas un nombre de producto a partir de la combinación de términos existentes, que pueden tener relación o no con el producto. Ejemplos: Medias Noches, Pachicleta, Raspatito.

cómo crear un nombre para un producto ejemplo Herdez

Product naming con acrónimos y siglas

Todos los nombres de productos compuestos por iniciales o sílabas que provienen de un nombre más largo entran en este grupo. Ejemplos: Leche Lala, Jamón Bafar, Chiles Herdez.

Product naming abstracto

Cuando utilizas una palabra de creación reciente o que no tiene una asociación directa con un término ya existente, entra en este grupo. Ejemplos: Boing, Catan, Bubulubu.

ejemplos de nombres para un producto queso Chilchota

Product naming geográfico

En este tipo de nombres están todos aquellos que hacen referencia a un lugar, que puede ser (o no) el sitio de origen del producto. Ejemplos: Mexicola, Agua Mineral Tehuacán, Queso Chilchota.

Product naming evocativo

Se trata de hacer referencia al producto y sus cualidades, pero de una manera más sutil y creativa. Se vale cambiar letras por otras que suenan igual. Ejemplos: Kueski Cash, Pétalo, Skwinkles.

nombres creativos para un producto ejemplo jabón Zote

Product naming asociativo

Para este tipo de naming, buscas relacionar a la marca del producto con algún concepto específico que el público pueda tomar como referencia. Ejemplos: Pinol, Jabón Zote, Chocolate Abuelita.

Product naming de autor

Aquí utilizas los nombres, apellidos o referencias a los creadores o fundadores de la marca o, en este caso, del producto. Ejemplos: Duvalín, Tequila Don Julio, Paletas Vero.

nombres para un producto ejemplo epura

Product naming de experiencia o promesa

Es aquel tipo de nombre para un producto que surge de una expectativa que el fabricante ofrece al cliente cuando este lo compra. Ejemplo: Agua Epura, Cerveza Superior, Rikopollo.

Product naming etimológico

Para crear un nombre de este tipo, acudes a la raíz de una palabra en una lengua antigua —usualmente grecolatina— que tenga relación con tu producto o sus beneficios. Ejemplos: Yoghurt Oikos, Aceite Kartamus, Huevo Bachoco.

Creá tu tienda online y vendé por internet
Potenciá tu marca creando tu propia tienda online.

¿Cómo crear un nombre de producto? 10 consejos prácticos para lograrlo

Si estás en la búsqueda de nombres para un producto nuevo, sigue estos consejos que te ayudarán a encontrar eso que necesitas:

  1. Arma un grupo de personas con perspectivas múltiples.
  2. Haz una lista con las características, beneficios y diferenciadores principales de tu producto.
  3. Analiza los nombres de tu competencia.
  4. Ten presente siempre las 3 “c’s”.
  5. Separa lo ordinario de lo extraordinario.
  6. Prepara tu nombre de producto para una posible conversión a verbo.
  7. Revisa a fondo el nombre de tu producto en la red.
  8. Forma un grupo de foco para recibir retroalimentación.
  9. Realiza pruebas de usabilidad.
  10. No temas usar tu marca dentro del nombre de producto.

Te explico cada consejo para que te quede mucho más claro cómo inventar un nombre para un producto de tu negocio.

1. Arma un grupo de personas con perspectivas múltiples

Las mejores ideas y campañas en publicidad surgen del trabajo en equipo. Apóyate en un equipo multidisciplinario que nutra la búsqueda con puntos de vista distintos.

Quizás un diseñador web opine acerca de la efectividad visual, pero alguien dedicado a las ventas puede aportar información clave sobre el entorno.

personas trabajan para inventar el nombre de un producto

2. Haz una lista con las características, beneficios y diferenciadores principales de tu producto

En un pizarrón o tablero crea columnas para colocar estos tres requisitos; además de tenerlos presentes, visualizarlos ayuda a encontrar posibles juegos de palabras y elementos sobresalientes.

Si buscas nombres para un producto natural, por ejemplo, explora palabras como “verde”, “saludable”, “orgánico” para encontrar algo que le funcione a tu producto.

3. Analiza los nombres de tu competencia

Investiga a tus principales competidores para ver qué les funciona y cómo los recibe el público, pero también analiza a aquellos que dejaron de existir.

En ocasiones, al crear un nombre, puedes estar —de manera inconsciente— evocando algún producto del pasado que pertenece a otro segmento comercial.

4. Ten presente siempre las 3 “c’s”

Intenta que el nombre de tu producto sea:

  • Corto, porque será más fácil de recordar si un posible cliente se topa con él cuando no está en labor de compra. Un nombre difícil puede convertirse en un obstáculo para tus clientes, de acuerdo a varios estudios de percepción de marca.
  • Curioso, porque un nombre con una palabra inusual destaca más entre la competencia o, como le sucedió a los Chiclets de Adams, al ser de los primeros, puede convertirse en un término genérico para referirse a todo el segmento. Incluso, los nombres chistosos para un producto ayudan a darle personalidad a tu marca.
  • Creativo, porque cuando usas algo que tiene un significado interesante y conecta con la gente, ya tienes media marca dentro de su mente.

¡Y no te rindas! Los nombres creativos para un producto son los más difíciles de encontrar, pero una vez que lo haces, tendrás una mina de oro en potencia.

5. Separa lo ordinario de lo extraordinario

Al inicio de tu búsqueda, llegarán de inmediato a tu mente muchas palabras e ideas. Esas primeras capas de pensamiento, por lo regular, son lugares comunes y conceptos muy utilizados. Déjalos a un lado.

Pero si te topas con algo que hace sonreír o sorprende a tu equipo, guárdalo. Quizás en ese momento sea una idea muy joven, pero a medida que avances, podrás nutrirla para formar algo único.

6. Prepara tu nombre de producto para una posible conversión a verbo

Así como “googlear” hoy es sinónimo de buscar algo en internet, trabaja sobre la posibilidad de que tu nombre adquiera este grado de uso y reconocimiento. El secreto está en ligar a tu producto con la acción para la cual fue creado.

Digamos que estás en la búsqueda de nombres para un producto de limpieza y tienes una franela electrostática a la cual se adhieren todas las partículas de polvo. Pues bien, si nombras a tu producto “Franela Cristalimpia”, es posible usar ese nombre como la misma acción que hace la franela. “¡Cristalimpia tus ventanas con una pasada y déjalas impecables!”.

Y si tienes una franela electrostática, recuerda dónde obtuviste la idea para el nombre. 😉

7. Revisa a fondo el nombre de tu producto en la red

Antes de mandar a imprimir miles de etiquetas, por favor, asegúrate de que esos nombres que tienes como finalistas no posean una huella comercial digital. Revisa en internet si ya fueron utilizados o tienen algún hermano incómodo con un nombre muy similar.

Esto aplica sobre todo, si utilizas palabras en otros idiomas para tu nombre de producto; extiende tu búsqueda online hacia el resto del mundo para saber si ese nombre para juguetes educativos para bebés no fue utilizado ya en Taiwan para algún juguete erótico.

8. Forma un grupo de foco para recibir retroalimentación

Es importante contar con la opinión de personas que tengan el perfil del target de tu producto. Organiza una sesión en donde estas opinen acerca de las sensaciones que les provoca tu producto (sin conocer el nombre todavía) y lo que les provoca esos nombres que encontraste.

También realiza pruebas para saber si la gente puede repetir o escribir el nombre después de escucharlo por primera vez. Esto para detectar posibles obstáculos en la comunicación o puntos a mejorar. ¡Recuerda que las personas acudirán a Internet para buscar información de tu producto!

¡Y no pierdas de vista la comunicación no verbal! Si estás en una sesión para encontrar nombres para un producto de comida, por ejemplo, fíjate si los invitados de tu grupo mueven la boca o salivan cuando escuchan los nombres. ¡El cuerpo puede ser un gran aliado revelador!

9. Realiza pruebas de usabilidad

Cuando tengas ya varios contendientes de nombres para ponerle a un producto, realiza mockups de cómo se vería ese nombre ya en la práctica y en conjunto con tu identidad de marca. Elementos indispensables que deben entrar en esta prueba son:

  • El empaque, etiquetas y papelería que tengan contacto directo con el producto.
  • Renders, banners e imágenes promocionales para tu tienda en línea.
  • Materiales para redes sociales y difusión offline de tu producto.

cómo usar un creador de logo para tu empresa

Detecta si el nombre es legible, si tiene algún conflicto con el logo de tu empresa o si destaca al colocarlo al lado de los productos de la competencia —ya sea mediante imágenes en un sitio web o con el producto físico—. Estos ensayos revelarán esos detalles que en ocasiones pasan desapercibidos en la teoría.

10. No temas usar tu marca dentro del nombre de producto

Recuerda que un producto de buena calidad será ese primer contacto positivo que tendrás con tus clientes y esto ayudará a impulsar tu negocio. De la misma manera, también se trata de construir una marca exitosa y si ya cuentas con cierto reconocimiento, incluir el nombre de tu negocio en tu producto nuevo puede darle ese impulso inicial que lo coloque en el gusto y la confianza del público que ya te conoce.

Si por ejemplo, tienes una reputación como influencer de maquillaje y buscas nombres para un producto de belleza, arranca con el pie derecho y bautiza a tu producto con tu marca o con el nombre de tu canal de YouTube. ¡Aprovecha esa comunidad y renombre que construiste con tus tutoriales y reseñas!

En conclusión

En este artículo aprendiste cómo encontrar el nombre para un producto, ejemplos de los tipos de product naming que existen y consejos prácticos que te ayudarán a descubrir muchos nombres atractivos para un producto que vendas en tu negocio.

Como tip de salida, te recomiendo visitar tiendas en línea y supermercados. Fíjate en los nombres que tienen los productos y cómo, en verdad, los conceptos más simples son los que mejor funcionan. Inspírate con esas marcas que dieron justo en el clavo al bautizar a sus productos con nombres que han perdurado por generaciones.

Ahora, llegó el momento de probar el nombre de tu producto en el terreno online. ¡Prueba Tiendanube completamente gratis! Crea tu página con carrito de compras para vender fácilmente todos tus productos recién nombrados. ¡Construye tu marca con muchas ventas en una tienda que estará abierta para todo el mundo! ☁️


¡Aprende algo nuevo!

Aquí vas a encontrar:
Preguntas frecuentes acerca de nombre para un producto

Aquí están 10 consejos para encontrar el nombre ideal para tu producto:

  1. Arma un grupo de personas con perspectivas múltiples.
  2. Haz una lista con las características, beneficios y diferenciadores principales de tu producto.
  3. Analiza los nombres de tu competencia.
  4. Ten presente siempre las 3 “C”.
  5. Separa lo ordinario de lo extraordinario.
  6. Prepara tu nombre de producto para una posible conversión a verbo.
  7. Revisa a fondo el nombre de tu producto en la red.
  8. Forma un grupo de foco para recibir retroalimentación.
  9. Realiza pruebas de usabilidad.
  10. No temas usar tu marca dentro del nombre de producto.

En marketing se le conoce como el grupo de procesos y técnicas para encontrar el nombre para una marca o producto. Utiliza elementos de conocimiento de varias disciplinas, principalmente la psicología y la publicidad.

Haz como +100 mil marcas y crea tu Tiendanube

Crear tienda gratis
Creá tu tienda online en Tiendanube