Cómo crear la identidad visual de tu marca a través del branding

Identidad visual

Hay muchas formas de empezar a crear la identidad visual de tu marca pero, para no marearte, te vamos a mostrar la forma más sencilla de hacerlo.

Empecemos.

¿Qué es la identidad visual de una marca?

En pocas palabras, la identidad visual es la imagen ampliada de una marca. Esto significa que incluye todo lo que los consumidores pueden ver y relacionar con el tipo de producto que vendés en el mercado.

Podemos decir, entonces, que forman parte de la identidad visual no sólo el logotipo, sino otras formas visuales de representación de la marca, como monograma, pictograma, personajes y emblemas.

Claro, tu marca no necesita todas esas representaciones. Sólo tenés que elegir las formas que más combinen y tengan sentido con tu tipo de negocio y asegurarte de que siempre se apliquen correctamente, es decir, sin distorsiones de colores y tamaños.

¿Cómo empezar a desarrollar la identidad visual?

Existen 2 formas de empezar a desarrollar la identidad visual de tu marca:

  1. Contratar una agencia: esto siempre es una buena idea porque son profesionales que cuentan con mucha experiencia en el tema y conocen las herramientas para desarrollar la identidad visual.
  2. Hacerlo vos mismo: a esa altura, ya te habrás dado cuenta que desarrollar la identidad visual de una marca no es tan simple. Entonces, podrías preguntarte “¿es posible que lo haga yo mismo?”. La respuesta es sí, es posible siempre y cuando le dediques mucho (mucho) tiempo, esfuerzo y capacitación (más que nada en temas de diseño). Después de todo, nadie quiere un logo a “medias tintas”, ¿no?

Independiente de quién haga el trabajo, el primer paso para la elaboración de la identidad visual comienza con el briefing.

Esta palabra de origen inglés (que significa “resumen”) tiene un sentido amplio en el área de la comunicación. El briefing de una empresa debe contener su historia, objetivos a alcanzar, región y público objetivo, recursos disponibles para invertir en marketing y sus plazos. Teniendo todo esto definido, será más fácil comenzar a elaborar un proyecto para tu marca.

El segundo paso es empezar a pensar en la forma, el color y el contenido que tu negocio quiere expresar. Dentro de los puntos de contacto con tu público, que son el nombre de la empresa, símbolo y slogan, tenés que lograr mostrar los fundamentos, la visión y la experiencia que tu marca ofrece.

Si alcanzás establecer una relación emocional con tus consumidores, ¡mucho mejor! Por ejemplo: si tenés un ecommerce de productos para bebés, sería ideal que tu logo exprese el amor de una mamá hacia su hijo. Así, vas a tener más posibilidades de posicionar tu marca en la mente de tu público objetivo.

¿Cómo garantizar que esta identidad visual se aplique correctamente?

Cuando todo depende de vos, es más fácil lograr que lo que se definió en la planificación, se aplique. Sin embargo, cuando hay más colaboradores que cuidan la promoción de tu marca, esta tarea puede no ser tan simple y el propósito de tu empresa puede acabar distorsionado si no hay reglas claras de cómo mostrarla.

Para evitar que esto ocurra, evaluá si es el momento de crear un manual de identidad visual para tu marca. Con una guía como ésta, que contiene la tipografía, la estandarización de los colores y dónde aplicar los íconos visuales de tu negocio, va a ser mucho más fácil explicar a otras personas como querés que se vea tu marca.

Por último (y muy importante) ¡registrala! El mercado está lleno de casos de oportunistas que se aprovecharon de marcas en ascenso y que aún estaban sin registrar. Y, creénos, no vas a querer hacer todo el trabajo de elaboración de una marca para que, después, ¡alguien lo tome por vos!

En el INPI (Instituto Nacional de la Propiedad Industrial) podés registrar tu marca e, incluso, tu patente, manteniéndolas protegidas por 10 años.

¿Entendido?

Esperamos que este artículo te haya ayudado a entender un poco más sobre cómo empezar a desarrollar la identidad visual de tu marca.

Si necesitas ayuda, puedes contar con el asesoramiento de nuestros especialistas o elegir la agencia de publicidad que prefieras.

Y si todavía no abriste tu ecommerce, ¿qué tal empezar hoy mismo probando Tienda Nube gratis por 15 días? Creá tu tienda online y comenzá a vender por internet.


¿Te gustó el contenido?


Renata Estevo

Renata estudió Relaciones Internacionales y trabaja como Content Strategist en Tienda Nube. Adora coleccionar tarjetas postales, no se pierde un juego de su equipo del corazón, Chelsea FC, y tampoco pasa un día sin usar Pinterest.


    Ecommerce por Expertos

    Conversaciones exclusivas con especialistas en comercio electrónico. ¡Llevá tu negocio a otro nivel!