Margen bruto: cómo calcularlo y por qué es clave para tu proyecto

Por: Paula Andrea Becchetti

Margen bruto: cómo calcularlo y por qué es clave para tu proyecto

El margen bruto de ganancia te permite saber lo que ganás de la venta de tus productos o servicios. Es esencial para poder evaluar y proyectar el futuro de tu emprendimiento tomando las decisiones correctas. Scrolleá para conocer cómo calcularlo, para qué te puede ayudar y ejemplos que te van a hacer más fácil el aplicarlo en tu proyecto.


¿Querés tomar las decisiones a corto, mediano y largo plazo más acertadas en tu emprendimiento? Entonces, vas a querer leer este artículo. El motivo es muy simple: vamos a hablar sobre el margen bruto de ganancia. Este margen es la base que necesitás para poder planear a futuro y llevar a tu proyecto por un buen camino.

El margen bruto de ganancia te va a dar una mano para entender, por ejemplo, qué productos te generan mayor ingreso. Además, en el caso de que hayas tenido costos excesivos, te va a ayudar a ponerles el ojo y a identificar en qué fueron. Al mirar este margen trimestre a trimestre vas a poder ir haciendo ajustes a tu proyecto sobre la marcha.

Si todavía este concepto no está en tu diccionario emprendedor, no te preocupes. En esta nota vamos a ver en equipo qué es el margen bruto, para qué sirve exactamente y cómo sacarlo. Tenemos preparado un ejemplo práctico para que podamos ver el paso a paso de cómo obtenerlo.

🎯 Tip extra: una recomendación rápida antes de empezar. Esta nota la podemos entender como un zoom a otra que hicimos hace poco sobre los márgenes de ganancia en los emprendimientos. Si te interesa saber más, dejala en tu lista de lectura.

Primero lo primero: ¿qué es el margen bruto?

El margen bruto de utilidad es lo que tu emprendimiento gana al vender un producto o un servicio. Es decir que el margen bruto está compuesto en su interior por la diferencia entre el precio al que ofrecés tu producto o servicio y el costo que a vos te representa producirlo.

Tené en cuenta que el margen bruto habla fundamentalmente del beneficio directo que genera a tu emprendimiento. Esto implica que no tiene en consideración los gastos de personal, generales ni impuestos.

El margen bruto es, entonces, una manera en la que vos podés conocer esos beneficios y saber si tu emprendimiento te está dejando ganancias que superen los gastos. Si tu margen bruto es negativo, eso significaría que cubrir el resto de los costos que dijimos en el párrafo anterior va a producirte pérdidas.

Ahora bien, pongamos este escenario: al sacar el margen bruto de ganancia el resultado es que tus ingresos totales te permiten afrontar todos tus costos totales. Acá decimos que tu emprendimiento está en punto muerto, umbral de rentabilidad o punto de equilibrio.

El cálculo del margen suele dar como resultado un porcentaje. Cuanto mayor sea, implicará que mayor es la eficiencia de gestión del emprendimiento para generar ingresos por cada peso invertido en costos.

El margen bruto, también conocido como margen de beneficio, es entonces un porcentaje que se expresa por sobre el total de las ventas. Su objetivo principal es poder medir la eficiencia operativa de la empresa.

Eso sí: no en todos los sectores es igual. Por eso, no te guíes por cualquier industria. Las estructuras financieras, niveles de competencia y eficiencia de la producción varían sector a sector.

💻 Siguiendo el tema de la estructura de costos, te compartimos esta planilla con los mejores ejemplos para que los pongas en práctica en tu negocio. ¡Es gratis y fácil de trabajar!

Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica
Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica

Diferencia entre margen bruto y margen neto

Como una moneda tiene cara y ceca, todo lo bruto tiene un neto. Hablamos de lo que era el margen bruto de ganancia, pero también existe un neto. Entonces, hagamos una breve recapitulación.

Por un lado, el margen bruto es el porcentaje de ganancia que obtenés antes de restarle cualquier gasto que no sea el de producción. Es decir, antes de restarle los gastos del emprendimiento en general (sueldos, impuestos, alquiler, etc.)

El margen neto lo que hace es hacer una relación entre la ganancia neta (lo que te queda después de pagar los gastos) y los ingresos. En algo seguro se parecen: el margen bruto y el neto se expresan regularmente en forma de porcentaje.

Sin embargo, difieren de mínima en cómo se calculan. Más adelante vamos a ver en detalle cómo calcular el margen bruto.

Sobre el margen neto, quedate con esto que vamos a ver ahora. Para calcularlo tenés que dividir el beneficio neto (ingresos menos gastos) entre los ingresos por ventas. Estos últimos son los que ganás por vender tus productos y servicios. Después, multiplicá por 100 para tener tu porcentaje.

Tené en cuenta que el margen bruto siempre va a ser mayor al margen neto porque al primero no se le restan los gastos.


Conocé más:

¿Para qué sirve el margen bruto?

Ya tuviste un pequeño adelanto sobre el objetivo del margen bruto en el primer apartado. Pero lo cierto es que calcular el margen bruto desbloquea una serie de beneficios que son clave para el éxito de tu proyecto.

Calcular el margen bruto te va a permitir identificar y analizar las tendencias que se produzcan en un determinado periodo. También podés usar esto para compararte con otros negocios similares y ver si vas bien, si tu beneficio va de la mano con lo que sucede en el sector.

Además, el margen bruto es un indicador que te va a permitir evaluar cuánto influyen las ventas en los resultados finales de tu negocio. Así como también puede funcionar como una métrica que te diga si los costos directos de producción son eficientes.

En este sentido, como vimos, el margen bruto es una herramienta esencial para tomar decisiones. Por ejemplo, si tu margen bruto es muy bajo, puede que necesites reducir costos de producción y fabricación para aumentar tus ganancias.

Ni hablar de las decisiones de inversión. Quienes quieran invertir en tu emprendimiento van a ponerle un ojo al margen bruto. ¿Por qué? Sencillamente porque van a querer saber qué porcentaje de los ingresos de tu proyecto se queda como ganancia.

A este cálculo también se le suma que van a querer analizar otros factores como los flujos de caja descontados o el ratio de solvencia.

Hay otros motivos que los lleva a mirar el margen bruto. Por ejemplo, les da un panorama para saber qué cantidad de dinero podrían recibir los accionistas. Además, como a vos te sirve para compararte con otros en el sector, a los inversores también les sirve para comparar a los emprendimientos competidores entre sí.

También pueden apoyarse en el margen bruto para proyectar qué decisiones podrías llegar a tomar en el futuro de tu emprendimiento.

🛒 Si el emprendimiento es lo tuyo y estás buscando la manera de consolidarlo, llegaste al lugar indicado. Tiendanube es la herramienta ideal para digitalizar tu negocio y empezar a vender en internet de forma profesional. ¡Usá la plataforma gratis por 30 días para conocer sus ventajas!

Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica
Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica

¿Cómo calcular el margen bruto de ganancia?

Para hacer el cálculo del margen bruto de ganancia no necesitás tener conocimientos de contabilidad. Mucho menos que matemática haya sido tu materia favorita de la facultad o el colegio.

Hay distintas fórmulas que te permiten saber cómo calcular el margen bruto, eso va a depender del dato que quieras obtener como input para tus decisiones.

Las fórmulas para aprender cómo sacar el margen bruto de ganancia son fundamentalmente 3:

1. Fórmula del margen bruto

Esta consiste en restar el costo de los productos o servicios vendidos a los ingresos que obtuviste por la totalidad de lo que vendiste. Es decir, hablamos de esta fórmula:

Margen bruto = Ventas – Costo de los productos o servicios vendidos.

2. Fórmula del margen bruto como porcentaje sobre las ventas

Como hablamos antes, el margen bruto se suele calcular a modo de porcentaje. En este caso, la fórmula va a ser:

Margen bruto % = (Ventas – Costo de los productos o servicios vendidos) / Ventas

3. Fórmula del margen bruto para un producto en especial

Acá vas a poder analizar un bien o servicio en detalle. Entonces, la fórmula que vas a usar va a ser:

Margen bruto unitario = Precio de venta del producto – Costo unitario del producto.

Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica
Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica

Fórmula del margen bruto de ganancia: ¿cómo sacarla?

Ahora que ya vimos cómo sacar el margen bruto brevemente y las fórmulas que se usan y sus objetivos, hagamos hincapié en la que habla en mood porcentaje. ¿Por qué? Porque esta es la que te va a ayudar a poder evaluar periodos y proyectar tu emprendimiento.

Decimos entonces que el cálculo del margen bruto incluye, por un lado, los ingresos brutos. Los ingresos brutos están compuestos por todo el dinero que ingresa a tu emprendimiento en concepto de venta de productos y servicios. Podés considerar una línea de producto también en lugar de la totalidad de las ventas.

Por otro lado, incluye el beneficio bruto. El beneficio bruto es todo el dinero que queda en tu proyecto después de haber restado costos como los de fabricación. Eso sí, como vimos antes, acá no se involucran los costos indirectos. Solo tenés que considerar los costos directos de producción (materias primas, envíos, etc.).

Una vez que dividas el beneficio bruto entre los ingresos brutos, tenés que multiplicar lo que obtengas por 100 para así llegar al famoso porcentaje. Esta cifra a la que llegues va a representar la porción de ingresos que tu emprendimiento puede ser que son un “beneficio” o ganancia.

En síntesis, la fórmula para calcular el margen bruto de ganancias de tu emprendimiento es esta:

Margen bruto = [Beneficio bruto (Ventas – Costos directos) / Ventas] x 100

¿Cómo medir si el margen bruto es de calidad?

Ya tenés tu margen bruto en porcentaje. Ahora, ¿cómo saber si es bueno o no? Por ejemplo, puede que tu margen bruto sea positivo pero que aún así no sea suficiente para cubrir los gastos generales de tu emprendimiento.

Para analizar si tu margen bruto alcanza y tiene un nivel de calidad bueno, tenés que hacer un análisis evolutivo. Un análisis evolutivo de tu margen bruto junto a otros indicadores implica estudiarlos en distintos periodos de tiempo.

Podés hacer un análisis que incluya, por ejemplo, también a las ventas. Esto te va a dar a conocer si tu beneficio bruto incrementa y si este ritmo de crecimiento es acompañado por el margen bruto. Porque sí puede suceder que tu beneficio crezca y tu margen bruto decrezca.

Esto es porque puede haber una mejora en términos nominales (número de ventas) pero esa mejora puede no verse en la eficiencia operativa del emprendimiento (margen bruto). En este escenario, hay que tener sumo cuidado. Esto es porque si tenés que aumentar tus gastos fijos para hacer crecer tus ventas y esto se mantiene en el tiempo, podés terminar en pérdidas.

¡Creá tu tienda online gratis!
Probar 30 días gratis

Manos en la hoja de cálculos: ejemplos de margen bruto

Vamos a suponer que tenemos un emprendimiento de hamburguesas. Entre nuestros gastos directos vamos a tener: pan, hamburguesa, aderezos, verduras y cajas para hacerlas llegar a nuestros clientes. Empecemos a armar nuestra tabla para calcular el margen bruto:

Ejemplo para poder calcular el margen bruto de un emprendimiento.

La sumatoria de nuestros gastos directos mensuales es de $80.000. Ahora, supongamos que las hamburguesas tenían un precio de venta de $2.000 y que durante un mes vendimos 70. Los ingresos que obtuvimos fueron, entonces, de $140.000. Con toda esa información, podemos calcular el margen bruto.

Ejemplo para aprender a calcular el margen bruto.

Para obtenerlo en porcentaje, vamos a multiplicar lo que obtuvimos por 100. Así nos queda el margen bruto en expresión porcentual como vimos arriba.

Un ejemplo de cómo sacar el margen bruto para un emprendimiento.

Como ves, la fórmula es la misma que tratamos en los apartados anteriores solo que ahora la llevamos a la práctica. No está de más recordarte que falta restarle los gastos indirectos para que no solo tomes decisiones mirando tu margen bruto que no refleja al 100 % tus gastos.

Ahora que ya tenés este concepto clave para evaluar y armar la estrategia de tu emprendimiento, ponelo en marcha con Tiendanube. Vas a poder aplicar todo lo que vimos en relación al margen bruto para asegurar la rentabilidad de tu emprendimiento online.

Por un mes tenés un gasto menos: con Tiendanube tenés una prueba de 30 dias gratis.Creá tu negocio online en simples pasos.

Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica
Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica

Acá vas a encontrar:

Hacé como +100 mil marcas y creá tu Tiendanube

Probar 30 días gratis
Creá tu tienda online en Tiendanube

¿Ya estás listo para vender por internet de manera profesional?

¡Es hora de crear tu tienda online! Con Tiendanube tenés 30 días de prueba gratis.

Crear mi tienda