Cómo solucionar los problemas más comunes de vender por redes sociales

Conocé los problemas más habituales de vender por internet y las soluciones a cada uno de ellos.

¿Cómo solucionar los problemas más comunes de vender por redes sociales? Tener un negocio de venta presenta numerosos desafíos. Algunos de ellos se ven siempre, sea que la venta se produzca por internet o no, y otros son propios de la venta online. Si tenés un negocio, seguramente experimentes alguno (o más de uno) de los problemas que enumeramos más abajo. Pero ¡no desesperes! No sos la primera persona en enfrentarse a estos. Son problemas que nosotros conocemos muy bien y estamos para ayudarte a solucionarlos.

¿Promocionás tus productos en redes sociales, tenés bastantes seguidores pero aún así no generás ventas? Si te identificás con esta situación ¡no desesperes! Es un problema común que les ocurre a muchos pequeños y medianos negocios. A continuación te contamos por qué sucede y cómo solucionarlo.

Tengo muchos seguidores en redes sociales pero no genero ventas a través de ellas

Cuando los usuarios navegan por las redes sociales están expuestos a miles de estímulos constantemente. Por este motivo, es muy difícil captar la completa atención de los consumidores, y es esperable que solo las personas que estén muy interesadas en lo que vendés o aquellas que ya hayan decidido comprarlo de antemano, terminen efectuando una compra vía red social.
El resto de los usuarios que están navegando por Facebook, Instagram, Twitter o cualquier red social sin el objetivo en mente de comprar tu producto, son muy propensos a distraerse fácilmente con otros contenidos y perder rápidamente el interés. Recorda que el contexto es uno de los factores que más influencian la decisión de compra del consumidor.

Tengo muchos seguidores en redes sociales pero no genero ventas a través de ellas

Disminuí los estímulos

Para captar la atención de los consumidores y convertirlos en clientes, es recomendable ofrecer los productos en un ambiente controlado, donde puedas manejar los contenidos y la información que las personas ven; y donde la actividad principal sea comercial, no de interacción social. Una buena práctica es usar las redes sociales para despertar interés y luego guiar a los usuarios hacia ese ambiente especialmente preparado para vender, por ejemplo, tu tienda online.

Comparto mis productos por redes pero no me compra nadie

Las redes sociales son muy buenas para mostrar fotos de tus productos y construir una base de seguidores que estén al tanto de las novedades de tu marca; pero siguen siendo redes sociales, y como tales, su objetivo es conectar a las personas, no vender.

Al momento de comprar algo, y más si es por internet, los consumidores necesitan contar con ciertas informaciones clave para sentirse seguros y poder tomar la decisión de comprar. Una persona que encuentra una foto de tu producto en instagram, probablemente desconozca si hay otros colores o talles, cómo podría pagar por él, cómo se haría del producto (¿lo tiene que retirar o se lo envían?), cuánto tiempo va a demorar la entrega del mismo, ¿y si le queda chico o grande? ¿y si llega en mal estado? ¿cómo son las políticas de devolución?.

En la mayoría de los casos, todas estas informaciones clave faltan o son muy difíciles de encontrar en los perfiles sociales de las marcas. Un consumidor inseguro difícilmente se convierta en cliente bajo estas condiciones.

Comparto mis productos por redes pero no me compra nadie

¡Informá! (de forma clara y ordenada)

Si contás con una página donde estén claramente visibles todos tus productos, sus variantes, las condiciones de pago y envío con las que cuenta tu marca, las políticas de cambio y devolución, instrucciones sobre cómo comprar, entre otras informaciones clave; y sobre todo que pueda ser accedida desde cualquier dispositivo, en todo momento; ni siquiera vas a tener que convencer a los usuarios de que compren en tu negocio, porque se van a convencer solos al analizar toda la información que tienen a disposición.

Pierdo mucho tiempo respondiendo consultas que raramente finalizan en ventas

Siguiendo con lo mencionado más arriba, al faltar información clave y clara en los perfiles sociales de las marcas, los usuarios se ven en la obligación de consultar para responder a sus innumerables dudas sobre las condiciones de compra del producto en cuestión.

El problema es que es difícil que el interés que tenía esa persona al hacer la consulta se mantenga hasta que logres responder, haciendo que se pierda la venta.

Por otro lado, un usuario que no esté muy convencido de lo que quiere comprar puede verse fácilmente afectado por esta necesidad de entrar en contacto con alguien desconocido para averiguar informaciones clave, y abandonar incluso antes de escribirte.

Pierdo mucho tiempo respondiendo consultas que raramente finalizan en ventas

Reducí interacciones innecesarias

Si bien recibir consultas de potenciales clientes es positivo, lo que tenés que evitar es que las consultas sean sobre cuestiones básicas o que sean muy repetitivas. En general, estas interacciones solo te van a hacer perder tiempo que podrías estar dedicando a actividades más valiosas.

Lo ideal es contar con un sitio fácil de navegar y con información completa y precisa. De esta manera, tus potenciales clientes podrán despejar la mayor parte de sus dudas navegando por tu sitio, y solo te contactarán con consultas más específicas.

Pierdo ventas por falta de confianza en mi negocio

Por más que la compra online se haya ido naturalizando en los últimos tiempos, todavía existen temores y reservas a la hora de efectuar un pago virtual. Cuanta más seguridad sienta el consumidor, más rápido y fácil va a fluir por el proceso de compra online. Las redes sociales, por su naturaleza amistosa e informal, no son el mejor lugar para convencer a los usuarios de que brinden los datos sensibles de su tarjeta o que envíen dinero a una entidad o persona desconocida. Cuantas más fricciones haya en el proceso de decisión de compra, más difícil va a ser convertir seguidores en clientes.

Pierdo ventas por falta de confianza en mi negocio

Construí credibilidad

Contar con perfiles en redes sociales es importantísimo para tu marca pero no es suficiente para lograr la confianza que se necesita. La verdad es que cualquiera puede tener una página en Facebook o un perfil en Instagram pero lo que realmente vale a la hora de generar confianza es tener un sitio institucional para tu marca. Esto es clave para transmitir seriedad y compromiso, además de profesionalismo.
Si despertás interés en los usuarios vía redes sociales y luego los llevás a un sitio que continúa con la misma identidad de marca, que ofrece informaciones clave de manera clara, que contiene una página de “Quiénes somos” que cuenta sobre los orígenes de la empresa, entre otras cosas; vas a inspirar credibilidad en tu negocio y así conseguirás despertar confianza y lograrás más ventas.

Hay muchos competidores para mis productos

Muchos negocios comienzan creando un perfil en redes sociales. Esto hace que el universo de páginas de marcas se encuentre muy fragmentado y es solo natural que encuentres otras páginas que venden productos parecidos al tuyo.
Por otro lado, un perfil en redes sociales es difícil de personalizar porque la estructura y los tipos de contenido para compartir son los mismos para todos.

Hay muchos competidores para mis productos

Posicionate en buscadores con tu propio sitio

Las ventas no solo ocurren en redes sociales y la mejor manera de posicionar tu marca ante la competencia es aparecer en el momento justo cuando el cliente te está buscando...y tus futuros clientes están buscando online.
Teniendo una sitio en internet de tu marca bien armado, que pueda ser accedido perfectamente desde una computadora o un celular, con toda la información clara, e incluso con la posibilidad de comprar desde donde están, vas a aumentar no solo la exposición de tu marca ante esos potenciales clientes que están en la búsqueda activa de un producto como el tuyo, sino también tus ventas.

No puedo responder consultas en cualquier momento

Si tus ventas dependen de las interacciones por redes sociales seguramente tenés el problema de que no podés estar disponible los 7 días de la semana durante las 24 horas para contestar las consultas. Ya vimos anteriormente que es muy importante permitir que tus clientes te compren en el momento en el que se despierta su interés por tus productos.

No puedo responder consultas en cualquier momento

Hacé que tu sitio trabaje por vos

Un buen sitio de venta por internet tiene que garantizarte que un visitante puede realizar un proceso de compra de principio a fin sin tener la necesidad de interactuar directamente con una persona. De esta manera, podés evitar perder ventas aún cuando estés realizando otra actividad.

¿Querés saber más sobre solucionar los problemas más comunes de vender por redes sociales?

Visitá la Universidad del ecommerce

¡Compartilo!