27/09/2018

Lo que tenés que saber sobre impuestos para emprendedores

Una de las cuestiones importantes a la hora de crear un negocio son los aspectos contables legales, indispensables para cualquier proyecto serio, no solo porque nos limitarán en la cantidad de clientes que nos elijan como proveedores, sino que también hablarán de la imagen profesional que generemos.

Les comparto el ping pong de preguntas y respuestas que le hice a Leonel Gierberg, contador público y emprendedor, dueño de tienda Nube Tremendo

Charlando con emprendedores, muchos no tienen muy en claro qué figura impositiva elegir para llevar adelante un emprendimiento y obviamente cumplir con la ley. ¿Cuál es tu recomendación como dueño de una tienda online?

Para un microemprendimiento, donde, por definición, los niveles de facturación son bajos, la figura más recomendable es el monotributo y/o régimen simplificado porque tiene un costo muy bajo.

También cada uno lo puede autogestionar sin necesidad de un contador. Ahora, cuando el emprendimiento tiene montos de facturación mayores (superior a $ 112.000 por mes o excede otros parámetros), encuadrará dentro del Régimen General, ya sea como persona física o jurídica (en caso de constituir una sociedad).

Para los que opten por inscribirse como monotributistas, ¿por qué categoría es recomendable empezar?

Para arrancar, conviene la categoría B o C, porque es la que menor costo mensual tiene. Si tenés éxito con el emprendimiento y se superan los $162.000 de facturación en el transcurso de un año (seguramente se supera), se realiza una recategorización, la cual se puede realizar dos veces en el año, no sólo aumentando de categoría, sino también bajando de categoría si el emprendimiento es estacional.

Otra inquietud muy común es saber qué pasa cuando se superan las ventas previstas y hay que recategorizarse, ¿cómo es el tramite y donde se realiza?

El trámite se realiza directamente desde la página de AFIP ingresando por Clave Fiscal mediante la presentación de una Declaración Jurada (DDJJ).

Actualmente hay muy buenos tutoriales en la web de AFIP donde indican paso a paso cómo proceder, pero es muy fácil de hacer.

Sino pueden hacer la autogestión, contraten un contador y soliciten los formularios F. 184/F (constancia de recategorización) y el F.152 (credencial de pago).

Cuando un emprendimiento está comprendido por dos o más socios, ¿es recomendable que cada uno sea monotributista, si no hay establecida una Sociedad de Hecho?

Si hay dos o tres y no hay una sociedad de hecho entre los mismos, pueden constituir la sociedad de hecho (la cual se puede inscribir en el monotributo) o hacer alguna sociedad comercial de las reglamentadas por la Ley 19.550.

No pueden haber dos monotributistas (dos CUIT) ejerciendo la misma actividad en simultáneo en el mismo lugar, no lo permite la ley; tienen que, en caso de estar en el mismo local, inscriptas en distintas actividades y tener espacios físicos separados.

Siendo monotributistas ¿qué pasa con los talonarios de factura?

No se presentan los talonarios de facturas a menos que AFIP lo solicite expresa y fehacientemente. Además por nueva reglamentación no habrá más talonarios, para el 2019 todas las categorías van a tener que hacer facturas electrónicas y desde hace un tiempo no es necesario tener talonario de respaldo para cuando no ande el sistema.

Con respecto a otros impuestos, como el IVA o el impuesto a las ganancias, ¿cuándo se pagan?

Tanto el Impuesto al Valor Agregado (IVA) como el Impuesto a las Ganancias están integrados dentro del monotributo. Los únicos impuestos a los que tenés que inscribirte y liquidar aparte son el Impuesto a los Ingresos Brutos (que también posee un régimen simplificado para contribuyentes cuya actividad se da en una única jurisdicción o por Convenio Multilateral de realizar venta o prestar servicios en varias Provincias).

Quiero aclarar que mucha gente que cree que solo anotándose a un monotributo están en regla, y la realidad es que le falta la otra pata que es, como mencioné antes, inscribirse a Ingresos Brutos.

Si poseen domicilio en CABA, hay una exención importante del impuesto, para los profesionales con carreras cuyos planes de estudio son mayores a 4 años, en dicho caso están exentos, (por la facturación de honorarios del ejercicio de esa profesión).

¿En qué momento es indispensable contar con un contador en un emprendimiento?

La asesoría del contador va más allá de lo que se piensa normalmente. La figura del contador no es, como clásicamente se piensa, la de un liquidador de sueldos o un liquidador de impuestos.

El contador puede ayudar a hacer la evaluación de cualquier proyecto comercial o industrial. Si bien la actuación del profesional sólo es indispensable para las sociedades (desde la constitución, precalificaciones, elaboración de balances, auditoría de los mismos, etc.), el contador puede ser un valor humano muy útil al momento de calcular un recupero de una inversión, una proyección de ingresos, el cálculo de costos, el cálculo de puntos de equilibrio, entre otros.

¿Tenés más dudas? ¡Compartilas en los comentarios del post!

Fecha de la última actualización: 03/10/2018


¿Te gustó el contenido?


Gabriela Minati

Gabriela es Magister en Marketing Estratégico, diseñadora gráfica y directora de la marca de objetos de librería y deco,Chimi. Además, es creadora del curso Aprendiendo a Emprender, en el que ayuda a otros emprendedores a potenciar su emprendimiento.


    Ecommerce por Expertos

    Conversaciones exclusivas con especialistas en comercio electrónico. ¡Llevá tu negocio a otro nivel!

    lo-que-tens-que-saber-sobre-impuestos-para-emprendedores