Ventaja competitiva: qué es, para qué sirve y cómo mejorarla

Por: Camila Barreiro

Ventaja competitiva: qué es, para qué sirve y cómo mejorarla

Una ventaja competitiva es esa característica de tu empresa que la vuelve diferente y ubica en una posición superior en comparación con tu competencia. ¿Querés saber cuáles son las ventajas competitivas de tu negocio? Seguí leyendo.


¿Qué es una ventaja competitiva?

La ventaja competitiva es una característica o aspecto de tu negocio que es única y sostenible en el tiempo, y que lo diferencia de cualquier otra empresa o emprendimiento que comparta ese mercado (o sea, otras empresas que se disputen el mismo público).

El concepto de las “ventajas competitivas” fue acuñado por Michael Porter, un economista estadounidense, en 1980. En resumidas cuentas, es la capacidad que posee tu emprendimiento para destacarse en su rubro mediante diversas técnicas.

Con este primer pantallazo sobre qué es la ventaja competitiva, vamos a conocer un poco más sobre el autor.

Michael Porter y la ventaja competitiva

Added: En su análisis sobre las estrategias genéricas de las empresas, Michael Porter habla de dos tipos de ventaja competitiva. Sin embargo, divide esos tipos en tres, acorde a la segmentación de mercado. Tal es así que quedan:

  • El liderazgo en costes
  • La diferenciación de producto
  • La segmentación de mercado

En su texto, explica:

la ventaja competitiva crece fundamentalmente en razón del valor que una empresa es capaz de generar. El concepto de valor representa lo que los compradores están dispuestos a pagar, y el crecimiento de este valor a un nivel superior se debe a la capacidad de ofrecer precios más bajos en relación con los competidores o proporcionar beneficios únicos en el mercado que compensen precios más elevados.

¡Seguí leyendo para conocer cómo podría ayudarle a tu emprendimiento conocer tus ventajas competitivas!

¿Para qué sirven las ventajas competitivas?

Ya vimos qué es la ventaja competitiva, pero si querés entender para qué te va a ser útil, es importante que entiendas que es la base con la cual vas a construir tu propuesta de valor.

Ese atributo (que puede ser más de uno) convierte a tu producto o servicio en la mejor opción para el público que consume ese rubro.

Es decir, una vez que sepas cuál es tu propuesta de valor, vas a saber cómo comunicarle a tus compradores (o posibles interesados) cuál es tu ventaja competitiva y desarrollar tu estrategia de marketing.

Y, si aún no lo pensaste, es muy importante que tu marca esté online a la hora de desarrollar tu plan de negocio.

¿Ya probaste las infinitas posibilidades de Tiendanube? Si querés saber más, te compartimos algunos ejemplos de ventajas competitivas ¡seguí scrolleando!

Los 5 tipos de ventajas competitivas

Porter investigó diferentes modos de posicionamiento de un negocio a través de sus ventajas competitivas. Te compartimos las 5 más importantes:

1. Comparativa

¿Qué es la ventaja competitiva basada en la comparación? Es ofrecer un producto que también tiene la competencia, pero venderlo mejor (por precio, presentación, publicidad ¡y mucho más!).

2. Diferencial

Pasemos a ver qué es ventaja competitiva basada en el diferencial. Lo que se busca en este caso es que el producto ofrecido sea distinto al que ofrece el resto de los competidores.

Ahora bien, los usuarios saben que existen muchas marcas que venden lo mismo, pero si tu producto es realmente único (por su diseño, sistema, tecnología, innovación, etc.) va a destacarse por sus características y el consumidor va a acudir a su compra.

En este ítem es importante que tengas en cuenta una muy alta calidad e innovación en tu producto o servicio, porque es ese valor el que los consumidores van a tener en cuenta dentro del mercado.

Todo esto aumentará tus costos, por lo que vas a tener que transformar esta ventaja en una inversión.

Creá tu tienda online y vendé por internet
Potenciá tu marca creando tu propia tienda online.

3. Por enfoque

Si en la estrategia de diferenciación te basabas en eso que te hacía único en el mercado en general, aquí se apunta a un segmento del mercado muy concreto. Es decir, vas a tener que ser el mejor en calidad e innovación y, a la vez, apuntar a un nicho más pequeño que esté enterado e interesado en tu producto.

Entonces, si tenés un e-commerce de un negocio en particular, vas a tener que innovar y hacer lo mejor en ese espacio para diferenciarte y ser el mejor.

En costo

A la hora de hacer una compra, siempre se tiene en cuenta el dinero. ¿Cuánto sale tu producto? ¿Qué precios ofrece la competencia? ¿En qué se basa cada uno?

Si tu negocio tiene precios más bajos que los de sus competidores, con un servicio y calidad parecidos, va a anular rápidamente cualquier ventaja de su competidor.

Si te vas a inclinar por este tipo de ventaja competitiva, es importante que tengas en cuenta:

  • La estandarización: esto hace que puedas dar mucho producto de igual calidad con el mismo precio.
  • La diferenciación: suele ser complejo que en estos productos haya una gran variedad de características significativas y diferenciales con respecto a los demás vendedores, lo que va a volver a poner el foco en el valor.

Este tipo de competitividad suele apoyarse en el aprendizaje, dado que a medida que avances con tu negocio vas a ir haciendo más productos y bajando su tiempo de producción. Además, cuanta más experiencia tengas, más renombre tendrá tu marca en este rubro.

5. Sostenible

Las ventajas competitivas pueden estar planeadas a largo plazo. Esto hace que los negocios crezcan en torno a ellas durante años y suelen estar relacionadas con productos que solo ese negocio puede comercializar.

En otras palabras, tienen el potencial de crear un nuevo mercado, por eso se invierte en la creación de un desarrollo novedoso.

Cuando quieras repasar qué es la ventaja competitiva, solo tenés que focalizarte en sus 3 características principales:

  • Que sea única. Es decir, que no pueda haber otra empresa que ofrezca exactamente lo mismo que tu negocio. ¡Poné en práctica tu creatividad e innovación buscando ese diferencial!
  • Que no sea fácil de imitar. Muchas veces tendrás ideas originales pero es clave que no sean sencillas de copiar en el corto plazo. Si la competencia identifica tu ventaja, quizás pueda igualarla.
  • Que sea sostenible en el tiempo. La verdadera competencia se aloja en la fortaleza del tiempo ¡en mejorar y mantener! Es muy importante medir cada paso y conocer la fortaleza de tu empresa para que nadie pueda superarte.

Te vamos a contar algunos ejemplos de ventajas competitivas que están al alcance de la mano así elegís cómo continuar.

Ventaja competitiva: 4 ejemplos reales

¿Necesitás ejemplos para entender qué son las ventajas competitivas? Te dejamos casos super claros de cada una de ellas para que entiendas quién es quién en el mercado en el que te movés ¡y quién querés llegar a ser!

1. Pepsi

Si te hacemos esta pregunta, ¿qué responderías?: “¿Pepsi o Coca-Cola?”. Suele ser una situación crítica cuando el camarero se acerca a la mesa y aclara con qué línea trabaja el restaurante.

Estas marcas suelen generar una gran lealtad en sus clientes que no suele radicar en una variante sola, sino en diferentes aspectos.

Ambas empresas venden productos muy parecidos, se dedican a la misma industria y apuntan a un target similar. Pero el consumidor solo elige una. ¿Por qué? Por su comparación. ¿Qué sabor le gusta más? ¿Cuál precio prefiere? ¿Qué botella le llama más la atención? ¿Qué famosos se relacionan con la marca?

Publicidad de Pepsi utilizando la ventaja competitiva con Messi como referente.

2. Apple

La empresa diseñó artículos de tecnología únicos con sistemas operativos propios que generan gran fidelidad entre sus usuarios.

Aún cuando sigan surgiendo marcas de alta calidad que hagan celulares o computadoras, Apple se mantendrá en la cima por haber abierto un camino y no exponer dudas en su calidad.

Su ventaja competitiva radica en la diferenciación que hay entre él y el resto de los vendedores que están en el mercado. Sus mayores detalles son la tecnología, diseño y status social que otorgan.

Foto de Martin Scorsese usando su iPhone, haciendo de la ventaja competitiva una cuestión de status.

3. Google

Si pensamos en una marca que pisa fuerte y sin discusión en este siglo, definitivamente llegaremos a Google. Desde que la era digital comenzó a ser eje de la información inmediata, la marca cambió el mundo de los negocios y nunca se movió de ese lugar: lo sostiene en el tiempo.

Ser pionero, tener la mejor calidad de búsqueda y seguir conquistando nuevos territorios, son algunas de sus mejores skills.

4. Shein

¿Cuál es la ventaja de esta marca china de ropa online por sobre cualquier otra? Que es muy barata. Los precios son muy bajos en comparación con otras tiendas ¡y hasta con locales mayoristas físicos!

Así, los compradores lo eligen por sus valores y cobra un lugar sin precedentes en el mercado.

¿Ya pensaste en qué ventaja competitiva se basan las oportunidades de tu empresa? ¡Descubrilo y empezá a vender online apoyado en tus propios valores!

¿Vas a empezar un negocio?¡Hacelo online y rentable!
Acá vas a encontrar:

Hacé como +100 mil marcas y creá tu Tiendanube

Crear Tiendanube gratis
Creá tu tienda online en Tiendanube

¿Ya estás listo para vender por internet de manera profesional?

¡Es hora de crear tu tienda online! Con Tiendanube tenés 30 días de prueba gratis.

Crear mi tienda