Objetivos de una empresa: qué son, para qué sirven y ejemplos

Por: José Miguel Ávila

Objetivos de una empresa: qué son, para qué sirven y ejemplos

Los objetivos de una empresa son esos pasos a seguir para conseguir las metas, por medio de ciertas estrategias definidas. Sin objetivos perfectamente claros, bien diferenciados de las estrategias y la metas, una empresa difícilmente podrá navegar con claridad en los constantes retos que se experimentan actualmente.


¿Qué son los objetivos de una empresa?

Se entiende a los objetivos de una empresa como los estados que quiere alcanzar, o las circunstancias en las que quiere estar en cierto plazo, para concretar metas clave.

Los objetivos, en conjunto, forman metas. ¿Y cómo se consiguen? Por medio de los recursos con los que cuenta la organización, como el dinero, los colaboradores y otros activos.

Según Harold Koontz, respetado teórico organizacional estadounidense, los objetivos de las empresas son esas cosas materiales, o fines económicos, sociales y comerciales, que concentran la atención y energía de la organización. Destinan sus recursos hacia ellos.

¿Por qué los buscan? Koontz concluyó que estos objetivos significan utilidades para las empresas; rentabilidad, responsabilidad social, reputación y, en general, buena percepción del cliente.

¿Por qué tener un objetivo?

Se deben tener claros los objetivos de una empresa para poder diagnosticar con claridad la situación en la que se encuentra, las asignaturas en las que tiene cuentas pendientes y aquellas en las que está mejor posicionada.

Los objetivos de una empresa sirven para que las organizaciones sepan dónde están paradas y cuáles son los elementos con los que cuentan para avanzar hacia los caminos trazados.

Objetivo, estrategia y meta, ¿cuáles son las diferencias?

Los objetivos no deben confundirse con las metas y mucho menos con las estrategias.

Varios objetivos cumplidos llevarán a las empresas a concretar sus metas y todo esto por medio de estrategias y metodologías.

Mientras que las metas podrían tomar toda la vida de la empresa en lograrse, los objetivos se plantean con mejor perspectiva de lo que se necesita y lo que se tiene al interior de la organización para su cumplimiento, a una menor escala se podría decir.

Características de los objetivos en una empresa

Los objetivos de las empresas tienen que ser muy claros. Ninguna ambigüedad debe admitirse en el trazado de los mismos, ya que de ser así los resultados y la medición serán borrosos. Algunas características infaltables para trazar objetivos en una empresa son:

  • Cuantificables
  • Con plazos establecidos
  • Realistas
  • Específicos
  • Generan mejoras
  • Bien comunicados

Expliquemos estas características a continuación.

Cuantificables

Definir objetivos perfectamente tangibles hará que su medición se facilite, mejorando la percepción y la interpretación resultante de esa información obtenida.

No es aceptable decir “quiero vender más”, sino que es necesario ser mucho más claro: “quiero vender un 8% más en comparación con el mes anterior”, por ejemplo.

Con plazos establecidos

Los objetivos deben tener un periodo de tiempo bien estipulado, lo que ayudará a saber si el progreso está alineado con lo pronosticado, si se requerirá más tiempo o cualquier situación parecida.

Realistas

Es muy importante, 100% necesario, ser realistas al trazar los objetivos de una empresa. Para cumplir con esta característica se requiere tener un panorama muy específico de los recursos con los que cuenta la empresa y así plantear objetivos desde una perspectiva factible.

Si los objetivos no son realistas, las frustraciones y los malos resultados se acumularán hasta ser insostenibles.

Específicos

Los objetivos de una empresa también deben ser muy específicos. Mientras más claridad exista en su definición, será más sencillo determinar lo que se necesita para alcanzarlos.

De vuelta al ejemplo de mejorar las ventas; crecer un porcentaje en específico será de mucha ayuda, y especificar cómo llegar a ese objetivo de la empresa es todavía mejor. Un ejemplo en este caso sería, entre muchas opciones, abrir una tienda en línea para ampliar la captación de nuevos clientes.

Generan mejoras

Los objetivos siempre deben plantear un avance, un desarrollo en la empresa, sus procedimientos o sus resultados. De nada servirá un objetivo que plantee las mismas condiciones en las que está la empresa actualmente, en el corto o mediano plazo. Por ello siempre deben mirar hacia adelante.

Bien comunicados

Los objetivos de una empresa deben ser perfectamente explicados para todos los miembros de la compañía. Si todos al interior de la organización están al tanto de los objetivos y las formas para llegar a ellos, su cumplimiento podrá facilitarse.

Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica
Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica

Tipos de objetivos en una empresa

Existen distintas maneras en las que podemos organizar los objetivos de una empresa. Pueden diferenciarse por el tiempo que tardarán en cumplirse, por su naturaleza, por la prioridad que les dan en el esquema trazado y más.

Estos son los tipos de objetivos de una empresa más comunes:

  1. Objetivos generales
  2. Objetivos auxiliares
  3. Objetivos a corto plazo
  4. Objetivos a mediano plazo
  5. Objetivos a largo plazo
  6. OKRs

Veamos a detalle cada de ellos a continuación.

Objetivos generales

Este tipo de objetivo plantea toda una estrategia o metodología. Son a largo plazo y requieren de mucha claridad para poder ser bien comunicados de manera eficaz y que todos estén alineados con ellos para lograr su cumplimiento.

Estos objetivosdeben estar trazados de forma paralela a la visión de la organización.

Objetivos auxiliares

Los objetivos auxiliares son las pequeñas victorias que nos acercarán a cumplir los objetivos generales. Abordan una situación mucho más pequeña o con un enfoque que abarca menos campo de acción. Son más directos y fáciles de ejecutar.

Objetivos a corto plazo

Estos objetivos son alcanzables o realizables casi de manera inmediata. La recomendación es que si eres una gran empresa, estos objetivos pueden plantearse a uno o dos meses. Si tienes un emprendimiento o una PyME estas líneas pueden trazarse a seis meses.

Objetivos a mediano plazo

También conocidos como objetivos tácticos, son todas esas cosas que si bien no pueden conseguirse de manera inmediata, sí están al alcance de la empresa con un esfuerzo constante y bien direccionado.

Objetivos a largo plazo

Este tipo de objetivos necesitan más tiempo para concretarse. Pueden tardar años (más de cinco) en su ejecución, y por lo general están basados en objetivos tanto de mediano como de corto alcance.

Sin las bases, ni los pequeños avances que representan los objetivos de menor tiempo pronosticado, los de larga espera jamás podrían cerrarse.

OKRs

Si lo tuyo son las estrategias de productividad innovadoras y los sistemas que optimizan el camino hacia los objetivos de una empresa, los OKRs son una prioridad en tu agenda.

Un OKR es una metodología de gestión del trabajo que se enfoca en el establecimiento de objetivos y la generación de resultados clave en el camino hacia las metas. Se trata de juntar los objetivos, agrupando el trabajo interno de las organizaciones, para contribuir así -de manera directa- a la estrategia de crecimiento del negocio.

Definirlos y cumplirlos será esencial para darle estructura y claridad a los planes de crecimiento y desarrollo de las empresas.

Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica
Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica

Objetivos de una empresa: ejemplos para inspirarte

Como ya vimos, existen diferentes tipos de objetivos de una empresa, diferenciados por el tiempo que podrían tomar y otras características. Para que tengas ideas más concretas, veamos algunos ejemplos de objetivos de un negocio que podrían motivarte a definir los tuyos.

Objetivos a corto plazo de una empresa: ejemplos

Todos aquellos objetivos que son alcanzables o ejecutables de manera inmediata.

1. Mejorar la atención al cliente acortando los tiempos de respuesta un 40%.

Capacitar al personal y ejecutar una mejor atención a clientes puede ser casi inmediato, así como los resultados que pueda tener para la organización.

2. Generar ofertas y promociones que atraigan a un 30% más de nuevos compradores.

Cualquier plan que sea ejecutable de un día para otro, cuyo fin sea atraer nuevos o a más clientes, podría considerarse una estrategia cuyo objetivo es de corto plazo.

3. Unirse a Instagram y ganar 300 seguidores en un mes.

Entre tantas redes sociales de pronto es difícil decidir en cuál aventurarse, pero emplear estas herramientas digitales con fines de exposición o crecimiento de la marca, puede significar un objetivo de corto plazo.

Objetivos a mediano plazo de una empresa: ejemplos

En esta categoría entran aquellos objetivos que no serán alcanzados inmediatamente, pero que no requieren de años para su materialización.

1. Duplicar mi número de seguidores en una red social en un tiempo determinado.

De nuevo con las estrategias digitales. Duplicar tu número de seguidores en alguna red social no será posible en pocos días, pero con una estrategia de crecimiento orgánico, pautas, mejor contenido y otras características, seguramente los seguidores comenzarán a aumentar.

2. Definir dos perfiles de clientes para captar más posibles interesados

Enfocarse en un cierto perfil de clientes hará que las decisiones de una empresa se alineen hacia la misma dirección. Esto en el mediano plazo, ayudará a la captación de potenciales clientes y mejorará la percepción de marca.

3. Actualizar la imagen de la empresa mediante una agencia de branding profesional.

Un plan que abarque una nueva imagen para tu empresa, con estrategias para tu página principal, el vestido de tus redes sociales y tal vez nuevas cajas o ilustraciones para tus empaques. Esto sería de gran impacto para la percepción de marca que tiene tu negocio y, después de planearlo no deberías necesitar mucho tiempo para su ejecución.


Quizá te interese...

Objetivos a largo plazo de una empresa: ejemplos

Estos son objetivos con un mayor tiempo de preparación requerido. Contemplan escenarios que en un principio podrían sonar inalcanzables, pero con constancia y trabajo basado en los objetivos de mediano y corto plazo se pueden hacer realidad. En ocasiones, pueden estar relacionados con la misión de la empresa.

1. Posicionar mi propia marca

Supongamos que tienes un negocio en el que solo vendes productos de otras marcas, comercializas con marcas de ropa o de comida que no son tuyas, que únicamente distribuyes pero tu sueño es -algún día- vender tu propia y exclusiva marca.

Eso es un objetivo a largo plazo, en el que se plantean muchas otras posibilidades y una realidad totalmente diferente a la que se tiene.

2. Expandir mi negocio a toda Latinoamérica

Superar fronteras es uno de los objetivos a largo plazo que más se repite entre los emprendedores y empresarios. Llegar a tener presencia en toda la región es un buen ejemplo de este tipo de objetivo.

3. Convertir a mi empresa en un referente nacional

Una cosa es llegar, la otra destacar. Uno de los objetivos de largo aliento más repetidos es, a nivel nacional, convertirse en un referente dentro del campo de acción de tu empresa.

Esto permitiría una expansión a otros mercados, así como la estabilidad necesaria para trazar más y mejores objetivos desde una posición más cómoda.


Quizá te interese...

Resumen

Terminó este recorrido por la definición y la importancia de los objetivos. Ahora hagamos un breve repaso de todo lo que vimos aquí.

¿Qué son los objetivos de una empresa?

Los objetivos, en conjunto, forman metas. ¿Y cómo se consiguen? Por medio de los recursos con los que cuenta la organización, como el dinero, los colaboradores y otros activos.

Los objetivos de una empresa son los estados que se quieren alcanzar o las circunstancias en las que quiere estar en cierto plazo para concretar metas clave.

¿De qué sirve tener un objetivo?

Los objetivos de una empresa sirven para que las organizaciones sepan dónde están paradas y cuáles son los elementos con los que cuentan para avanzar hacia los caminos trazados.

Objetivo, estrategia y meta, ¿cuáles son las diferencias?

Mientras las metas podrían tomar toda la vida de la empresa en lograrse, los objetivos se plantean con mejor perspectiva de lo que se necesita y lo que se tiene al interior de la organización para su cumplimiento. La estrategia, por su parte, es el camino a seguir para concretar lo que se busca lograr por medio de los objetivos y las metas.

Características de los objetivos en una empresa

  • Con plazos establecidos
  • Realistas
  • Específicos
  • Mejorías
  • Bien comunicados

Tipos de objetivos en una empresa

  • Objetivos generales
  • Objetivos auxiliares
  • Objetivos a corto plazo
  • Objetivos a mediano plazo
  • Objetivos a largo plazo
  • OKRs

Objetivos de una empresa a corto plazo

  • Mejorar la atención a clientes.
  • Generar ofertas y promociones que atraigan clientes.
  • Unirse a una nueva red social para mejorar la presencia digital de la empresa.

Objetivos de una empresa a mediano plazo

  • Duplicar el número de seguidores en redes sociales.
  • Definir perfil de clientes para captar más posibles interesados.
  • Mejorar la imagen de la empresa: branding profesional.

Objetivos de una empresa a largo plazo

  • Posicionar mi propia marca.
  • Expandir mi negocio a toda Latinoamérica.
  • Convertirme en referente nacional.

Ahora sí, ya conoces qué son los objetivos y por qué necesitas tenerlos bien claros al interior de tu empresa.

Seguramente en este recorrido identificaste oportunidades para mejorar tu negocio y crecer en número o exposición, situación que puede ocurrir con una tienda en línea. ¿No crees?

Prueba Tiendanube con su periodo gratis durante 30 días y descubre cómo podemos ayudar a tu negocio no solo a despegar, sino a que se mantenga en las alturas. Abrir tu tienda es fácil, rápido y no requiere de conocimientos técnicos avanzados. 💙

Aquí vas a encontrar:

Haz como +100 mil marcas y crea tu Tiendanube

Prueba gratis por 30 días
Creá tu tienda online en Tiendanube