Lleva clientes de una tienda física a una virtual (y viceversa)

Por: Aldana Mercado

Dos mujeres interactuando en el mostrador de una tienda física

Los boletines, letreros y cupones de descuento son estrategias muy usadas por los dueños de establecimientos físicos que quieren llevar a sus clientes a comprar en sus tiendas en línea. Pero, ¿qué pasa cuando quieres hacer justo lo contrario? Llevar clientes desde una tienda virtual hasta una tienda física puede parecer complicado… ¡pero es más común de lo que crees!

Se trata de un fenómeno conocido como ROPO (research online, purchase offline, en español sería algo como: busca en línea, compra sin conexión) y puede tener un gran impacto en tu negocio.

Otros conceptos que debes conocer si tienes un negocio físico y digital son webrooming, showrooming y bommerooming, tres hábitos de los consumidores que surgieron con la alza de la tecnología. Veamos de qué se trata cada uno:

  • Webrooming: es cuando una persona busca y compara precios en Internet, pero después compra directamente en la tienda física.
  • Showrooming: cuando una persona busca y compara precios en la tienda física, pero hace su compra por Internet.
  • Bommerooming: primero, la persona busca el producto por internet, luego va a la tienda para verlo y finalmente, lo compra por internet (después de haber buscado el mejor precio).

Para que te des una idea de la importancia de que tus clientes conozcan ambos canales de venta, el 87% de los compradores mexicanos hace webrooming, según el Estudio de Venta en Línea 2021 de la AMVO.

Ventajas y desventajas de tener una tienda virtual

Seis de cada diez PyMEs en México venden por Internet, de acuerdo a la segunda edición del Estudio sobre Venta Online en PyMEs 2020 de la AMVO. ¡Esto representa un 94.6% más que en 2019!

Como todo en la vida, las ventas por internet tienen sus ventajas y desventajas. Acompáñanos a revisar algunas de ellas:

Ventajas

  • La posibilidad de llegar a nuevos clientes, tanto locales como regionales, ¡y hasta en el extranjero!
  • Según el tamaño de tu negocio, necesitas pocos empleados para gestionar las ventas.
  • Puedes probar con modelos de negocio 100% virtuales, como el dropshipping.
  • Tu tienda estará abierta 24/7.

Desventajas

  • Los clientes no pueden ver ni tocar el producto, a menos que lo compren.
  • Hacer envíos tiene un costo adicional.
  • En algunos casos, es complejo hacer cambios y devoluciones.

Ventajas y desventajas de tener una tienda física

A pesar de que el comercio electrónico ha crecido a pasos agigantados, las ventas a través de canales análogos sigue siendo una apuesta segura para las PyMEs en México. Estas son algunas de las ventajas y desventajas de vender en una tienda física:

Ventajas

  • Contacto directo y personalizado con los clientes.
  • Rapidez. Si un cliente quiere un producto, lo compra y lo recibe al momento.
  • Posibilidad de brindar asesoría y atención al instante.

Desventajas

  • Gastos fijos más altos que los de una tienda online
  • Solo es posible hacer ventas mientras la tienda esté abierta.
  • El stock se limita al espacio disponible para almacenarlo.

Entonces, ¿con cuál me quedo?

Ok, ya conociste el lado bueno y el no tan bueno de ambos canales; probablemente ahora te estés preguntando: ¿cuál es mejor? La respuesta es fácil: ¡los dos!

Hoy en día, estar presente en múltiples canales de venta es una estrategia infalible para el desarrollo de las marcas. De hecho, nueve de cada diez PyMEs que venden por internet en México también venden a través de otros canales, incluyendo marketplaces y redes sociales.

Poniendo el foco en las PyMEs, estos son los principales canales de venta que usan las marcas mexicanas hoy en día:

  1. Tiendas física de un tercero (supermercados, tiendas de conveniencia, etc.).
  2. Marketplaces (Mercado Libre, Amazon, Linio, etc.).
  3. Facebook.
  4. Whatsapp.
  5. Tienda en línea propia.
  6. Instagram.
  7. Tienda física propia.
  8. Tienda en línea de un tercero.

Y es que hay algunas categorías de productos que los consumidores mexicanos prefieren seguir comprando en tienda física, entre las que destacan: muebles y decoración del hogar, productos para mascotas y las compras del supermercado.

Sin embargo, cuando se trata de videojuegos, comida a domicilio, moda y belleza, cada vez son más los mexicanos que optan por comprar en línea. De ahí la importancia de aprovechar los beneficios de la omnicanalidad.

Tienda Fe: un caso de éxito

La Tiendanube FE, por ejemplo, abrió su tienda física en 2012 como un espacio de encuentro para tarotistas en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina.

Al poco tiempo de su apertura, FE tuvo un crecimiento exponencial y, además de la venta de productos para hacer rituales y actos psicomágicos, empezó a ofrecer nuevos talleres, sesiones y eventos especiales.

Tienda online de tienda física FE en un smartphone

Hoy en día FE ha sobrepasado las barreras del comercio local y del mundo físico con su Tiendanube, donde vende productos (por pieza y al mayoreo), cursos, servicios y mucho más, con un alcance internacional.

Gastos: tienda física vs. tienda online

Comencemos por la tienda física. Si no tienes un local propio, quizá el costo fijo más elevado que tengas que pagar es la renta mensual de un espacio para vender tus productos. El precio dependerá del lugar en el que esté ubicado y la afluencia de gente en la zona.

Además de la renta del local, hay algunos otros costos que debes tomar en cuenta:

Gastos de una tienda física

  • Renta mensual del local.
  • Diseño y amueblado.
  • Mantenimiento del local.
  • Pago servicios como luz, teléfono, internet y agua.
  • Empaques y/o bolsas para las compras.
  • Pago de salarios e impuestos.

Siguiendo con los costos de una tienda en línea, si eliges crearla con una plataforma de comercio electrónico como Tiendanube, contamos con planes que van desde los 249 MXN al mes y que incluyen todo lo que necesitas para empezar a vender por internet.

💡 Conoce todos los planes y precios disponibles en Tiendanube.

Más allá del costo mensual de la plataforma, vas a necesitar pagar por un buen servicio de internet, una computadora y algunos otros servicios, como los que encontrarás a continuación:

Gastos de una tienda online

  • Pago mensual de plataforma de comercio electrónico.
  • Dominio y hosting (en caso de no pagar una plataforma de e-commerce).
  • Computadora o laptop.
  • Servicio de internet y teléfono.
  • Almacén (opcional).
  • Empaques y otros materiales para hacer envíos.

Estos son solo algunos de los servicios básicos para cada tipo de tienda. Cada empresa deberá crear su propia estructura de costos fijos y variables, para poder llevar un mejor control de la rentabilidad del negocio.

Para asegurarte de sacarle el máximo provecho a ambos canales, te recomendamos definir estrategias para invitar a los clientes de tu tienda virtual a que visiten tu tienda física, y viceversa. Sigue leyendo y aprende algunas técnicas para lograrlo.

Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica
Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica

Cómo llevar clientes de tu tienda online a tu tienda física

1. Tienda física en Google Maps

Crea tu cuenta en Google Places e ingresa las direcciones de todas tus tiendas para que aparezcan en Google Maps. Una vez creada tu cuenta, se le mostrará un mapa destacando tus tiendas a los usuarios que realicen ciertas búsquedas relacionadas en Google, o bien, cuando busquen tu marca en Google Maps.

Ubicación de tiendas físicas Oxxo en la Ciudad de México en Google Maps

Esto brindará confianza a tus potenciales compradores y ayudará a que, quienes prefieren ver el producto antes de comprar puedan encontrar tu local en la calle fácilmente.

2. Información de contacto en tu tienda virtual

En la página de contacto de tu tienda en línea se recomienda incluir:

  • Teléfono.
  • Dirección.
  • Horario de atención de tu tienda física.

Adicionalmente, puedes incluir un mapa en tu tienda virtual, destacando tus distintas sucursales.

💡 Aprende cómo poner un mapa en tu Tiendanube.

3. Ofrece la opción de recoger en tienda como forma de entrega

La principal razón por la que los usuarios abandonan el carrito de compras, sin finalizar la misma, es por los altos costos de envío. Ofrecerle a tus clientes una opción de envío gratuito puede ayudarte a concretar más ventas.

Si no quieres asumir el costo del envío, una buena opción es darle a tus clientes la posibilidad de que recojan su pedido en tu tienda física. Además de quedar satisfechos con la entrega gratuita, también tendrán la oportunidad de conocer tu local y, quizá, ¡hacer otra compra!

4. Invita a tu tienda desde tus redes sociales

Las redes sociales, como Facebook o Instagram, permiten incluir tu información de contacto como dirección y teléfono, para que tus seguidores puedan contactarse rápidamente o dirigirse a uno de tus tiendas para conocer más sobre tu marca.

Otra forma de recordar sutil, pero constantemente, la existencia de tu tienda física, es incluir la ubicación de tu negocio cada vez que subas un post o una story.


Aprende más...

5. Agrega tu dirección en los empaques

Si haces envíos de tus ventas por internet, seguramente ya dominas el tema del empaque y el embalaje. Y si no es así, aquí te damos las claves.

Bien, para enviar un producto por paquetería, debes protegerlo con diversos materiales que pueden ir desde papel y cartón, hasta bolsas y cajas. Sea cual sea el material que usas para envolver tus envíos, siempre puedes agregarle un toque personalizado e incluir datos como la dirección de tu negocio, horarios y obviamente, la URL de tu tienda online.

6. Promociona los eventos especiales de tu marca en tu tienda virtual

Una práctica muy común entre las tiendas físicas, principalmente las de moda, es la organización de eventos especiales. Para asegurarse de atraer clientes, se lanzan promociones únicas durante el evento. Por ejemplo: ofrecer los productos con un descuento especial, el cual sólo está disponible en ese momento.

También suelen entretener a los asistentes con música, invitados especiales, bebidas y alimentos. En fin, toda una experiencia inmersiva que crea un vínculo más estrecho entre cliente y marca

Cómo llevar clientes de tu tienda física a tu tienda online

1. Coloca letreros promocionando tu tienda online

Colocar letreros y banners promocionando tu tienda virtual, es el primer paso para que tus clientes y visitantes que conocen tu tienda física se enteren que también pueden comprar online.

Lo más importante es que este letrero incluya la dirección web (URL) de tu tienda de forma clara y visible.

Por ejemplo, puedes incluir estos avisos en:

  • El aparador o la puerta del local (al igual que lo haces son los logos de las tarjetas de crédito que aceptas).
  • La caja registradora.
  • En la factura o ticket de compra.
  • Impreso en las bolsas que entregues a tus clientes.
  • Dentro del probador, si tienes una tienda de ropa.
  • En tus tarjetas personales o postales.

Muchas tiendas ofrecen tarjetas personales con la información de contacto o postales con un diseño atractivo, que los clientes pueden tomar de forma gratuita cuando visitan el local.

No olvides incluir la URL de tu tienda en este tipo de material, ambas son una excelente forma de mantenerte en contacto y fidelizar al cliente.

2. Regala cupones de descuento

En el e-commerce —al igual que en el mundo offline— la recompra es aún más importante que la compra. Esto se debe a que, cuando el cliente vuelve a comprar, desaparecen los costos de adquisición del mismo.

Una de las mejores formas de estimular la recompra e invitar a tus clientes actuales a que prueben la experiencia de compra por internet, es regalarles un cupón de descuento exclusivo para tu tienda virtual con cada compra en tu tienda física. Puedes incluirlo dentro de la bolsa o entregarlo junto al ticket.

3. Ofrece productos sin stock

Muchas veces sucede que un producto se agota en tu tienda física. Sin embargo, aún tienes algunas piezas en tu almacén o en otra sucursal. Para no perder esa venta puedes invitar a tu cliente a que busque aquello que no encontró en tu tienda en internet.

4. Invita a suscribirse al newsletter

Mientras tu cliente está pagando por su compra en tu tienda física, puedes invitarlo a recibir tus novedades suscribiéndose gratis al newsletter de tu marca el cual debe incluir un enlace a tu tienda online. De esta forma, puedes agregar su e-mail a tu base de datos y te aseguras de comenzar a construir una relación más duradera.

5. Agrega códigos QR en tus productos

Por último, una estrategia muy efectiva es la inclusión de códigos de QR en las cajas de tus productos, los estantes de tu tienda o las etiquetas de los productos.

Luego, tus clientes podrán escanear este código con su smartphone y acceder instantáneamente a la página de tu tienda virtual donde pueden comprar dicho producto, o bien, recomendárselo a un amigo.

Para generar códigos QR puedes utilizar herramientas gratuitas como Flowcode o QRCode Monkey.

Tienda física: ¿qué será de ella en el futuro?

Ok, ya hablamos de los pros y contras de las tiendas virtuales y de las tiendas físicas, también revisamos algunos de los gastos más importantes de ambas y repasamos algunas estrategias para llevar clientes de un canal a otro.

Si bien es cierto que el e-commerce se vuelve cada vez más fuerte, eso no quiere decir que el comercio tradicional vaya a desaparecer por completo, aunque sí sufrirá algunos cambios en los próximos años.

La agencia de marketing y comercio electrónico Innovadeluxe, hizo un análisis de estos cambios y lo dividió en seis pronósticos acertados sobre el futuro de las tiendas físicas. Entre ellos, quizá uno de los más agresivos es que —en el largo plazo— no ven un futuro a aquellos comercios pequeños que se mantengan totalmente ajenos a lo digital.

Cabe destacar que los autores consideran que tener presencia en redes sociales no es suficiente para digitalizar un negocio: “Son una herramienta muy eficaz en el trato con nuestros clientes, y a la hora de promocionar y gestionar la comunicación en torno a nuestra empresa. Pero no es una plataforma única”, afirman. Una tienda en línea propia (o por lo menos un sitio web) es esencial para generar confianza en los clientes potenciales y obtener un mayor renombre.

También resaltan el poder del showrooming —del cuál te hablamos al principio de este artículo y el trato humano en el servicio de atención al cliente— como factores que siguen siendo una fortaleza indiscutible ante el comercio digital.

Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica
Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica

Conclusión

Como conclusión, recuerda que siempre es importante integrar tus canales de venta, no importa cuáles ni cuántos sean. Si tienes una tienda física, implementa estrategias para aprovechar los beneficios de la omnicanalidad y mantente siempre alerta a las nuevas tendencias de marketing digital, así lograrás sacarle todo el provecho a todas las plataformas.

¿Qué estrategias has implementado para integrar tus canales con éxito? ¡Compártenos tu experiencia en los comentarios!

Aquí vas a encontrar:

Haz como +90 mil marcas y crea tu Tiendanube

Prueba gratis por 30 días
Creá tu tienda online en Tiendanube