Cómo calcular la rentabilidad de una empresa: ejemplos y fórmulas

Una notebook muestra en su pantalla información sobre la rentabilidad de una empresa

Calcular la rentabilidad de una empresa permite tomar decisiones informadas sobre la inversión, gestión y el crecimiento de tu negocio. En este artículo te vamos a explicar cómo calcular la rentabilidad de una empresa y por qué es importante. También te brindamos algunos consejos para mejorar este indicador financiero.


La rentabilidad es uno de los indicadores financieros más relevantes que se utilizan para evaluar el desempeño de una empresa. La administración del capital, las inversiones y los análisis internos y externos constantes son factores que van a generar un impacto en cada área del negocio, garantizando así el éxito.

Si querés llevar a tu empresa por un buen camino, te recomendamos seguir leyendo este contenido. Vas a encontrar desde definiciones básicas hasta ejemplos y estrategias para posicionarte en tu sector. ¡Empezamos!

¿Qué es la rentabilidad en una empresa?

La rentabilidad es la capacidad con la que una empresa utiliza sus recursos para generar beneficios. Se expresa como un porcentaje de las ganancias en relación con la inversión y es una de las métricas financieras más importantes que se utilizan para evaluar la viabilidad y el éxito de una empresa.

Sin embargo, el significado de rentabilidad en ocasiones suele confundirse o usarse como sinónimo de ganancias. Y, si bien ambos son términos contables, existe una diferencia entre sí. Por un lado, las ganancias son un número absoluto que se determina por los ingresos, costos y gastos en una empresa.


Te acercamos contenido relacionado:

Por el otro, la rentabilidad es relativa y se aplica para determinar el alcance de las ganancias en relación con el tamaño de una organización. Es decir, se utiliza para medir el Retorno de la inversión (ROI). Ahora bien, si una empresa obtiene ganancias, no significa que sus inversiones hayan sido rentables.

Más adelante te vamos a explicar una serie de ejemplos para que comprendas cómo mejorar la rentabilidad empresarial. ¡Sigamos!

Tipos de rentabilidad

Dependiendo de la información que se quiera tener de una compañía, se pueden mencionar los tipos de rentabilidad que existen, aunque los más comunes son la rentabilidad económica y rentabilidad financiera.

1. Rentabilidad económica

Se utiliza para medir la capacidad que tiene una empresa para generar beneficios mediante sus activos y capital invertido.

2. Rentabilidad financiera

También se conoce como Return on assets (ROA) que en español significa Retorno sobre los activos. Se caracteriza por la relación entre el beneficio neto de una empresa y los fondos que dispone.

3. Rentabilidad absoluta

Se refiere a la apreciación o depreciación de los activos en un plazo determinado.

4. Rentabilidad anualizada

Conocida también como rentabilidad anual, tiene que ver con la ganancia porcentual de cualquier inversión que se consigue en un año.

5. Rentabilidad acumulada

Es la rentabilidad total que se obtiene desde que se realizó una inversión. Por ejemplo, la compra de un activo hace 5 años.

6. Rentabilidad bruta

Es la rentabilidad que muestra una compañía o una inversión antes de que se descuenten impuestos o la amortización del capital. Sin embargo, no es una métrica real.

Te puede interesar: Guía para entender los tipos de impuestos en Argentina

7. Rentabilidad neta

A diferencia de la rentabilidad bruta, es una métrica más fiable porque incluye el descuento de los impuestos y todos aquellos factores que pueden alterar la rentabilidad de una organización o inversión.


Conocé más:

Elementos de la rentabilidad empresarial

Entre los elementos de la rentabilidad empresarial que tenés que conocer, destacan los siguientes:

Las ventas

Todas las empresas, indistintamente de su tamaño, tienen el mismo objetivo: generar ventas. Esto empieza por ofrecer productos innovadores y que solucionen los problemas de los consumidores, así como contar con promociones atractivas para llegar a un público más amplio.

En otras palabras, si el volumen de ventas de un negocio es alto, va a estar preparado para enfrentar desafíos como tendencias económicas a la baja, volatilidad del mercado o dificultad para llegar a nuevos compradores.

Los precios

La fijación de precios es crucial para las ganancias de un negocio. Una recomendación es crear una estrategia de precios tomando en cuenta tu tipo de industria y el perfil de tu consumidor.

Otra opción es analizar los precios que tienen tus competidores, de esta manera vas a saber cuánto cobrar para ampliar el margen de tus ganancias. Por último, evaluá cuánto están dispuestos a pagar los clientes por tus productos o servicios.

Creá tu tienda online y vendé por internet
Potenciá tu marca creando tu propia tienda online.

Los gastos

Si una empresa es rentable va a generar ingresos que superen sus gastos. Dichos gastos tienen que ver con todos los recursos que se destinen para comercializar un producto: desde procesos comerciales y de producción hasta de publicidad.

Para determinar las ganancias de tu negocio, podés restar los gastos de los ingresos totales.

La medición de la rentabilidad

Para desarrollar este análisis podés apoyarte en el índice de rentabilidad que permite evaluar la salud financiera de tu negocio a través de una información concreta, por ejemplo, cómo se consiguieron las ganancias en relación con las ventas, los activos totales y el patrimonio neto.

¿Querés tener tu propia empresa? ¡Hacelo ahora! Digitalizá tu negocio de la mano de Tiendanube, la plataforma de e-commerce líder en América Latina. Te brindamos la posibilidad de tener una tienda online para ofrecer tus productos o servicios de forma automatizada.

Creá tu tienda online y vendé por internet
Potenciá tu marca creando tu propia tienda online.

Cómo calcular la rentabilidad de tu empresa

La fórmula general para calcular la rentabilidad en una empresa es esta:

Valor actual de la inversión − Valor inicial de la inversión) / Valor inicial de la inversión × 100

El retorno sobre los activos, conocido como ROA, también es una gran herramienta para medir la rentabilidad ya que tiene en cuenta:

  • La utilidad que podemos generar.
  • El activo que inmovilizamos para obtenerla.

Es importante destacar que ROA no es lo mismo que ROI (Return on investments, o Retorno de la inversión).

El concepto de ROI es más amplio y puede ser aplicado de diversas formas para las inversiones en general. La principal diferencia con el ROA es que este utiliza para el cálculo a los activos que inmoviliza una empresa en sus actividades.

Mientras que, la rentabilidad es el resultado del giro del negocio en un tiempo determinado, generalmente un año, y su relación con el activo inmovilizado que se sacrifica para obtenerlo. La rentabilidad nos dice cuán atractivo y rentable es nuestro negocio.

Además, ofrece una tasa de rendimiento interno que te permite:

  • Compararla con el de otra empresa o microempresa de similares características.
  • Compararla con la tasa de interés que te exige el banco.
  • Compararla con otras inversiones.
  • Ofrecer un indicador para inversores.

Cálculo de rentabilidad de un negocio online

Para calcular la rentabilidad en tu negocio online, es necesario retomar el análisis financiero de una empresa y sacar la utilidad para el período de un año:

Utilidad = Contribución Marginal – Cuadro de gastos

Y, por otro lado, vamos a determinar el activo inmovilizado que se usa para obtenerlo y está formado por:

Activo inmovilizado = Capital de trabajo + Activo fijo

Capital de trabajo

En una tienda online, el capital de trabajo está conformado por:

  • Stock disponible: esa cantidad de artículos que destinás como reserva para no retrasar las entregas, forman un monto de dinero que se encuentra inmovilizado. También la materia prima que tengas en proceso, si producís.
  • Cobranzas: es la cantidad promedio de dinero que se encuentra inmovilizada desde que realizás la venta hasta que cobrás el efectivo. Es el caso de Mercado Pago, que te retiene varios días el dinero antes de estar disponible.
  • Efectivo: es el saldo que mantenés habitualmente en tus cuentas y en tu caja.
  • Depósitos: son los puestos en garantía y los saldos que mantengas habitualmente, por ejemplo en Google Ads.

Activo fijo

  • Inmovilizado intangible: según el caso, pueden tenerse en cuenta como los gastos iniciales para abrir un e-commerce, como por ejemplo un diseñador web, o bien la base de datos sobre clientes que se obtuvieron.
  • Inmovilizado material: en una tienda online forman podrían ser las computadoras, el mobiliario y todas las máquinas necesarias para el desarrollo del negocio.

El ROA, entonces, se calcula así:

ROA = (Utilidad / Activo) × 100

Otra forma interesante de llegar al mismo resultado es:

ROA = (Utilidad / Ventas) × (Ventas / Activo) × 100

Este último se llama índice DuPont y nos ofrece otra apertura de la información que nos servirá para el análisis y la toma de decisiones.

Fórmula de rentabilidad: ejemplos de rentabilidad de un producto o servicio

Existen distintas formas de calcular la rentabilidad de un negocio, a continuación te compartimos dos ejemplos si querés empezar a vender en internet:

Rentabilidad de un producto

Antes de lanzar un producto al mercado es crucial calcular el margen de ganancias que vas a obtener por cada artículo vendido. Mirá este ejemplo:

  • Si tenés un producto cuyo valor es de AR$ 100, y su coste de producción es de 50, la rentabilidad en este caso será del 50%.

La fórmula para calcular la rentabilidad es esta:

(50 / 100) × 100 = 50%

Rentabilidad de un servicio

En este caso, vas a tener en cuenta los siguientes aspectos: pagos de servicios básicos, gastos en sueldos, gestión de la publicidad o marketing y mantenimiento de los equipos. Mirá este ejemplo:

  • Si vas a invertir AR$ 200.000 en el servicio que ofrecés, pero tus ingresos no superan los gastos, quiere decir que no es un servicio rentable.

Para que tu servicio sea viable, te recomendamos este artículo:

Conclusiones sobre la rentabilidad en una empresa

Con un negocio, es clave que puedas entender si los resultados que obtenés son los que esperabas.Para lograr este objetivo, uno de los factores más importantes es conocer si es o no rentable.

Esto va a permitirte entender qué pasa con los ingresos que genera tu tienda online: ¿se trata de una ganancia realmente?

Conocer la rentabilidad de tu negocio sirve para entender mejor cuál es tu situación frente a la competencia, qué tipo de préstamos o créditos para monotributistas podrías pedir en un banco y es una gran herramienta para atraer inversiones, entre otras cosas.

¿Todavía no tenés tu tienda online? Creala ahora mismo con Tiendanube. Contamos con 5 planes que se adaptan a las necesidades de tu negocio, ¡elegí uno a tu medida, descubrí sus beneficios y empezá a vender de manera profesional!

¿Vas a empezar un negocio?¡Hacelo online y rentable!
Acá vas a encontrar:
Preguntas frecuentes sobre la rentabilidad en una empresa

La rentabilidad es una medida de la eficiencia con la que una empresa utiliza sus recursos para generar beneficios. Se expresa como un porcentaje de las ganancias en relación con la inversión.

La rentabilidad es uno de los indicadores financieros más relevantes que se utilizan para evaluar el desempeño de una empresa. Por ejemplo, para medir la rentabilidad de un producto antes de su lanzamiento, se toman en cuenta los costos de comercialización, producción y publicidad.

La fórmula general para calcular la rentabilidad en una empresa es esta: Valor actual de la inversión – Valor inicial de la inversión) / Valor inicial de la inversión ×100

Hacé como +120 mil marcas y creá tu Tiendanube

Crear Tiendanube gratis