10/02/2016

Los 5 errores más comunes cometidos por blogueros (y cómo evitarlos)

Los 5 errores más comunes cometidos por blogueros (y cómo evitarlos)
Este artículo fue actualizado el 28 de junio de 2018.


Tener un blog es divertido, crea presencia en internet y genera un excelente retorno. Aunque se trata de una plataforma simple, requiere de algunos cuidados de mantenimiento que no siempre son tenidos en cuenta.

A continuación, vamos a ver algunos de los errores más comunes entre blogueros (tanto principiantes como experimentados) y lo que podés hacer para evitarlos y garantizar el éxito de tu blog.

1. Incentivar la “contaminación visual”

Ya hablamos sobre la importancia de crear un diseño armonioso y sutil para tu blog, pero es importante que reforcemos este punto. Los colores con demasiado contraste, el exceso de fuentes y los elementos desalineados pueden cansar rápidamente la vista del visitante, haciendo que desista de seguir leyendo.

Otro factor que hay que tener en cuenta es el formato de todas las imágenes y textos, ya que seguir un estándar visual siempre sugiere profesionalismo y dedicación.

Usá el mismo esquema de colores y fuentes en todo el contenido, tratando de mantener un cierto equilibrio: por ejemplo, una tipografía especial para destacar los títulos y otra para el contenido de los posteos.

2. Descuidar el contenido

Lo ideal es que el contenido de tu blog sea realmente relevante para quien lo lee y que transmita información cierta. No publiques nada de lo que no tengas absoluta certeza o, al menos, avisale a tu público cuando algo no está 100 % confirmado todavía (como la fecha de un evento o el valor de un producto que está por lanzarse).

Además, evitá las propagandas directas, sin contenido informativo ni útil.

La transparencia es fundamental en todas las relaciones, y eso incluye la que vas a construir como autor del blog con tus lectores. Hacer afirmaciones engañosas, inciertas o de carácter exclusivamente publicitario puede perjudicar mucho tu credibilidad. 

Acordate: producir contenido de calidad no es fácil, ya que requiere de investigación y constante actualización, pero sin dudas vale la pena.

3. No crear páginas institucionales

Muchas veces dejadas en segundo plano, las páginas institucionales pueden decir mucho sobre tu nivel de compromiso con el contenido del blog y son un excelente recurso para incluir información importante que no tiene lugar dentro de los posteos.

La página ‘Nosotros’ o ‘Quiénes somos’, por ejemplo, permite al lector conocer un poco más sobre tu negocio y tu experiencia. Es el espacio ideal para contar tu historia, presentar la propuesta de tus productos e incluir un link para que conozca tu tienda online.

Otra página bastante común y relevante en blogs es la de ‘Contacto’. Ahí podés incluir un formulario o simplemente informar la dirección de mail y las redes sociales de tu marca.

De esa forma, cuando un visitante quiera hablarte de forma directa, va  saber exactamente cuál es el mejor canal para hacerlo.

4. Ignorar la usabilidad

La usabilidad es un punto importante a ser considerado en el desarrollo de cualquier página web, sea un blog o un sitio de otro tipo.

Colocate en el lugar de tu lector y tratá de evaluar cómo es la experiencia de navegación dentro del blog. ¿Qué es lo que se puede mejorar para que los visitantes permanezcan más tiempo ahí?

Un elemento que muchas veces queda de lado al momento de analizar el desempeño de un blog es el sistema de comentarios. Algunas plataformas como Blogger o WordPress ofrecen una sección de comentarios, pero ¿es suficiente?

Dependiendo de la cantidad de visitas y de los datos que querés obtener de tu público, puede ser interesante probar un servicio diferente, como Disqus o el propio sistema de Facebook. 

Por otra parte, verificá cada uno de los recursos del blog para analizar si no están haciendo que la carga de la página sea más lenta. Quizás sea necesario reducir la cantidad de plugins o publicar videos de menor calidad.

Finalmente, activá el feed de tu blog. Actualmente, muchas personas prefieren seguir publicaciones mediante plataformas que centralizan contenido, como Feedly o Bloglovin, agrupando novedades de diversas páginas para que los usuarios ganen tiempo. ¡Chequealas y luego contanos!

5. Dejar de responder comentarios

El gran triunfo de los blogs es posibilitar un diálogo constante y diversificado entre quien lee y quien escribe. Después de que las personas encuentren tu blog y se manifiesten, vas a tener que continuar la interacción, o todo el trabajo que hiciste para atraerlos habrá sido en vano.

Si realmente querés ver crecer a tu blog y desarrollar una relación con el público, dedicá unos minutos por día o todas las semanas para responder los comentarios agregando nuevas preguntas para prolongar la conversación. Es con este intercambio que vas a lograr conquistar lectores fieles e interesados en saber lo que tenés para decir.

Resumen

Prestando atención a estos factores, vas a conseguir un blog atractivo y agradable para los visitantes. Próximamente vamos a ver cómo analizar los resultados de un blog y usar esa información para tomar nuevas decisiones.

¿Todavía no tenés tu propio sitio de ecommerce? Creá una tienda online gratis por 15 días con Tienda Nube y descubrí todos los beneficios de vender por internet.

Fecha de la última actualización: 28/06/2018


¿Te gustó el contenido?


Luane Silvestre

Graduada en Letras y Técnica en Informática, Luane es entusiasta de la comunicación y la tecnología. Además del estudio y el trabajo, gusta de dividir su tiempo entre lecturas, películas, paseos y un buen café.


    Ecommerce por Expertos

    Conversaciones exclusivas con especialistas en comercio electrónico. ¡Llevá tu negocio a otro nivel!

    los-5-errores-ms-comunes-cometidos-por-blogueros-y-cmo-evitarlos