Ventas en línea: ¿por dónde empezar?

Por: Tiendanube

Hombre trabajando con ventas en línea

La tecnología está cada vez más presente en la vida de las personas y los hábitos de consumo no son la excepción. En los últimos años, muchas empresas han confirmado que tener una tienda para hacer sus ventas en línea no es sólo una opción, sino una necesidad.

A pesar de requerir una inversión, la gestión de una tienda online requiere tanto cuidado como la de una tienda física; y es que puede volverse complejo cuando no se entiende la importancia de cada paso en la creación y mantenimiento de una tienda virtual.

Lo ideal es que las tareas estén bien definidas, por ejemplo: el área de marketing, finanzas, compras, inventario, servicio al cliente, pagos, entre otros. Esto también aplica para quienes están empezando su negocio. Al fin y al cabo, el hecho de ser la única persona de la empresa no significa que no debas planear.

En este artículo, te presentaremos las principales formas y herramientas para realizar tus ventas en línea de forma organizada. Además, también te compartimos algunas ideas de negocios rentables en línea.

¡Sigue leyendo y disfruta del contenido! 🙂

¿Cuáles son las ventajas de hacer ventas en línea?

Hacer ventas en línea puede garantizar grandes oportunidades para un negocio. Sí, aunque ya tengas una tienda física, vender por internet puede aumentar (y mucho) tus ingresos.

Pero además de los beneficios, hay otras ventajas de hacer ventas online:

1. Puedes alcanzar más clientes potenciales

Una de las premisas de las ventas en línea es acortar las distancias; en ese contexto, las barreras geográficas ya no son un obstáculo para comprar un producto o servicio.

Puedes vender a otras ciudades, otros estados e incluso otros países. Así, el número de clientes potenciales que tu empresa puede alcanzar, ¡también es mucho mayor!

2. Costos más bajos

Otra ventaja cuando hablamos de tener una tienda en línea es la baja inversión, ya que en este modelo no es necesario contar con un espacio físico ni un gran equipo de vendedores.

Dependiendo del tamaño de tu negocio, tener una persona que gestione las ventas online, separe y envíe los pedidos, puede ser suficiente. De esta forma, puedes invertir ese dinero en otras cosas, como mejorar tu producto o hacer campañas de marketing.

3. Carritos de compras con más productos

Hay algunos factores que pueden contribuir a que tus clientes compren más productos en tu tienda en línea que en persona. La primera —y quizá la más relevante— es la facilidad de navegación. De este modo, la gente tiende a comprar más productos en un solo pedido para “compensar” el importe que paga por el envío.

Pero, incluso cuando la tienda ofrece envío gratuito, esta tendencia se mantiene. Esto se debe a que los clientes acostumbran navegar por toda la tienda, encuentran lo que necesitan en ese momento y realizan una única compra. Esto les garantiza un ahorro de tiempo y dinero.

Por último, un tercer elemento que puede influir en un carrito de compras más lleno es el valor de los productos. Al necesitar una menor inversión en infraestructura, las tiendas virtuales suelen tener precios más bajos (en comparación con las tiendas físicas).


Aprende más...

4. Disponibilidad las 24 horas del día

En internet no hay un “horario comercial” y tu tienda no cierra a una hora determinada del día. De este modo, tus clientes pueden comprar cuando quieran: a primera hora de la mañana, antes del trabajo; por la tarde, durante su tiempo libre; o en una noche de insomnio.

¡Esta flexibilidad tiene beneficios para todos! Por un lado, tu cliente no está limitado a las horas de apertura de la tienda y, por el otro, tú tienes la oportunidad de vender aún más.

¿Cómo empezar a hacer ventas en línea?

Es natural sentir confusión al iniciar nuevos proyectos. Con eso en mente —y para acompañarte en el camino— creamos una guía paso a paso en la que te explicaremos cómo empezar a hacer ventas por internet.

¡Vamos!

1. Elige tu nicho de mercado

Este es el primer paso para cualquier negocio, y el comercio digital no es la excepción. Al principio, mientras más segmentado y especializado sea tu nicho de mercado, mejor.

Para definirlo y apostar por un negocio que dé frutos en el futuro, lo ideal es equilibrar tres puntos principales:

  • ¿Es algo que te gusta hacer? Tu negocio debe basarse en algo que te motive, no sólo en algo que hagas por obligación y/o para ganar dinero.
  • ¿Es algo que sabes hacer? Muy importante invertir en un negocio que esté dentro de tu rango de especialidad.
  • ¿Es algo que la gente necesita? Debe satisfacer alguna necesidad de tus clientes potenciales, para que se interesen por tu producto o servicio.

Por ejemplo, si sabes cocinar y quieres crear un e-commerce de alimentos congelados, una buena idea es empezar por centrarte en una necesidad específica, como los platillos vegetarianos o libres de gluten. De este modo, tendrás más posibilidades de ganar y conservar la fidelidad de tus primeros clientes.

2. Conoce a tu público

Después de haber elegido el nicho en el que te gustaría operar, llega el momento de conocer a tu cliente a fondo. Define a la persona de tu empresa, entendiendo cómo consume y se comunica a través de internet. Mientras más detallada sea esta información, más fácil será dirigir todas tus estrategias desde aquí.

3. Desarrolla un plan de negocio

Antes de empezar a vender en línea, hay que entender todo lo que implica el comercio electrónico: ¿Cuánto tendrás que invertir? ¿Quiénes serán tus socios? ¿Quiénes serán tus competidores? ¿Cómo funcionará tu estrategia de marketing?

Responder a cada una de estas preguntas te ayudará a entender el tamaño de tu tienda online, y todo lo que hay que hacer para que los procesos fluyan de forma organizada y se reduzca tu margen de error. Además de evitar las pérdidas, esto asegurará que ofrezcas una buena experiencia a los clientes que eligen tu marca.

Para ello, es importante que registres toda esta información en un documento llamado “Plan de negocio”, en el cual debes incluir:

  • Tu resumen ejecutivo: información clave sobre la empresa.
  • El análisis del mercado: presentación de tu público objetivo, análisis de la competencia y de los proveedores.
  • Tu plan de marketing: organización de las estrategias de difusión.
  • Un plan operativo: detalla el funcionamiento de tu empresa.
  • Tu plan financiero: estructura de costos que contiene todo lo que vas a invertir en tu empresa.

La elaboración de este documento puede parecer laboriosa, pero es esencial para que tu e-commerce tenga un crecimiento sostenible y ordenado.

4. Organiza el área comercial

Para empezar a vender en línea, necesitas tener un departamento de ventas. Esta área se encarga de analizar los pedidos de los clientes desde que entran en la tienda, aunque, en un principio, seas solo tú quien realice todas las funciones.

En este caso, es importante comprobar que los pedidos hayan llegado completos y que los productos solicitados están disponibles en tu inventario. Este proceso evita que los clientes reciban artículos distintos a los que pidieron, además de organizar lo que entra y lo que sale de tu tienda.

5. Define los métodos de pago aceptados

El aspecto financiero es el siguiente paso para el éxito de tu tienda. Aquí se verifican el monto de la compra y el método de pago que el cliente usa para pagar, por ejemplo: comprobante de pago bancario, transferencia, depósito, tarjeta de crédito, entre otros. Recuerda que algunas de estas modalidades necesitan unos días para su confirmación.

Eres tú quien va a decidir cuáles de ellos quieres aceptar en tu tienda online y cuáles no.

Los pagos instantáneos, es decir, los que no requieren confirmación o compensación bancaria, deben contar con sistemas antifraude que detecten problemas con los números de las tarjetas de crédito y otras discrepancias en la información. Las pasarelas de pago que se integran directamente a tu tienda ya ofrecen este sistema integrado en la plataforma.


Aprende más...

6. Controla el área de compras

Algunas tiendas online tienen su propio inventario, pero también hay otras que no tienen su propio stock. Para las segundas, es importante organizar un área de compras que se asegure de tener todo bajo control y a tiempo, para enviar los pedidos de los clientes.

En general, los negocios minoristas sin inventario compran el producto que venden. Las grandes marcas, en cambio, se asocian con fabricantes y distribuidores, que entregan el pedido directamente al cliente. También existe la intermediación de la compra por parte de la tienda virtual, conocida como dropshipping, en este caso la entrega la realiza el proveedor directamente.

7. Pon atención al inventario de productos y al envío

Los negocios de e-commerce con inventario necesitan separar los pedidos de cada venta. Es un paso que requiere atención, ya que los pedidos erróneos son pérdidas para la tienda, al tener que hacer un nuevo envío y pagar los costos de devolución del cliente: a esto se le llama logística inversa.

Para mantener todo en orden y evitar errores, lo ideal es contar con un sistema de organización de inventario (ERP) que actualice la cantidad de productos disponibles en cada pedido. Además, es importante revisar el producto antes del envío, para que no entregues dos veces la misma mercancía.

En el caso de productos que llevan mucho tiempo en stock, el consejo es crear promociones de “quema de stock”, ofreciendo precios bajos para liberar espacio de almacenamiento para nuevos productos y lanzamientos.

8. Selecciona los tipos de entrega

Uno de los principales pasos de la venta online es, por supuesto, el envío del producto al cliente. Como no hay contacto físico al comprar en línea, los consumidores tienen grandes expectativas sobre la llegada del producto. Por eso es tan importante conocer y seleccionar los tipos de entrega disponibles en tu tienda online.

Ya sea por correo o por paquetería, debes asegurarte de que la mercancía llegue en la fecha de entrega indicada en tu sitio web, ¡o antes! Este paso es uno de los principales elementos que dividen a los clientes satisfechos de los insatisfechos.

Para ayudarte en este proceso logístico, una herramienta muy útil es lo que llamamos una plataforma de envíos.

💡 Conoce las plataformas de envíos que puedes integrar con tu Tiendanube.

9. Arma un equipo de atención al cliente

Para que tu canal de atención al cliente sea eficaz, es conveniente tener varios puntos de contacto. Puede ser por medio de redes sociales, chat, correo electrónico y, si el perfil de tus clientes lo requiere, un número de teléfono donde la gente pueda hablar con tu equipo.

Esto es importante para brindar una solución rápida a los problemas. Muchas personas todavía desconfían de las compras por internet y necesitan hacer un seguimiento a sus pedidos, así como obtener respuesta a sus preguntas de la forma más sencilla para ellos.

Otra idea es colocar un botón directo a tu número de WhatsApp en todas tus páginas. Si lo prefieres, automatiza los primeros mensajes y fíltralos por asunto antes de que lleguen a la persona que va a dar el servicio de soporte.

Sea cual sea la forma que elijas, es importante que te enfoques en ofrecer un excelente servicio.

¿Dónde hacer ventas en línea?

Ya repasamos todos los pasos para empezar a hacer ventas por internet, así que ha llegado el momento de conocer los canales para concretar esas ventas. Internet ofrece una infinidad de posibilidades de plataformas y páginas para vender, y eres tú quien debe analizar cuáles son las que mejor se adaptan a tu modelo de negocio.

A continuación te contamos cuáles son los principales formatos que puedes explorar en tu negocio. Toma nota de nuestros consejos. 😉

Tienda en línea

La forma más conocida de trabajar con las ventas en línea es crear tu propia tienda virtual. Para ello, necesitas contar con una herramienta de comercio electrónico funcional que te ofrezca los recursos necesarios para facilitarte la vida como comerciante, garantizando la mejor experiencia a tus clientes.

Con una plataforma de e-commerce completa e intuitiva, como es el caso de Tiendanube, creas tu tienda, registras tus productos y puedes empezar a hacer ventas el mismo día.

Además, otras ventajas son:

  • Integración con métodos de pago y envío.
  • La migración es fácil si ya has creado tu sitio web.
  • Personalización total de tu aparador virtual, ya que la identidad visual brinda más autoridad y confianza a tu comercio electrónico.

Aprende más...

Marketplaces

Podemos comparar un marketplace con un “centro comercial virtual” en el que encontramos varios vendedores en un único entorno virtual. Ahí, el consumidor tiene a su disposición una mayor variedad de productos, ofertas y condiciones de pago, eligiendo la que mejor se adapte a sus necesidades en cada momento.

Algunos ejemplos de los principales marketplaces en México son Mercado Libre, Amazon, Linio, Facebook Marketplace, entre otros.

Para las marcas que deciden vender a través de este canal, entre las principales ventajas destacan el no tener que crear un sitio web para su negocio, una gran visibilidad y una baja inversión. Aunque una gran desventaja es la alta competencia.

Dropshipping

Para aquellos que quieren vender en línea sin sufrir con el inventario y los métodos de entrega, el dropshipping es una buena opción. En este caso, el comerciante sólo intermedia la relación entre el cliente final y el proveedor de la mercancía. Pero, tras la compra, todo el proceso de separación y envío del producto al consumidor lo realiza directamente el proveedor.

Como cualquier negocio, este modelo de venta digital también requiere mucha dedicación, ya que sigues siendo responsable de crear tu propia tienda online, atender a los clientes y trabajar en tus estrategias de publicidad y marketing digital.

Redes sociales

Las redes sociales, además de ser un potente canal de difusión y marketing, también pueden utilizarse para las ventas en línea. Facebook, por ejemplo, tiene su propio marketplace que permite la creación de tiendas dentro de su red social.

En algunos casos, se puede pagar directamente en la aplicación o redirigir a los usuarios a tu tienda online. En Instagram, esto puede hacerse a través de Instagram Shopping, y en YouTube, a través de las tarjetas añadidas a los vídeos.


Aprende más...

Live commerce

Los lives aparecieron en las redes sociales y, desde hace un tiempo, han ido ganando fuerza y espacio como un formato más para hacer ventas en línea. Hoy en día, existen plataformas especializadas en ello que permiten hacer transmisiones y ventas en vivo, todo al mismo tiempo.

El live commerce —o shopstreaming— es una forma interesante de utilizar el entretenimiento del marketing de influencia para atraer a tus clientes y vender más.

E-mail marketing

Mucha gente sigue subestimando el poder del correo electrónico, pero lo cierto es que sigue siendo una importante herramienta de marketing y de ventas. Por lo tanto, la creación de correos electrónicos sobre promociones, ofertas y lanzamientos puede ser un canal poderoso para tu tienda en línea.

Aprovecha este espacio para acercarte y crear una relación con tu cliente. Esto puede ayudar a crear confianza, entendiendo cuáles son sus necesidades y hábitos de consumo.

WhatsApp Business

Más que un chat para hablar con tus amigos y grupo familiar, WhatsApp también está presente en las relaciones comerciales de los mexicanos.

Con la función “Business”, tu empresa tiene acceso a funcionalidades específicas, como la posibilidad de insertar información comercial en tu estado del perfil, crear respuestas automáticas, métricas de seguimiento y separar las conversaciones por temas.

Además, WhatsApp Payments —que está por llegar a México— promete revolucionar y facilitar la forma de hacer transferencias y pagos. Así, es posible vender en línea directamente a través de la aplicación.


Aprende más...

¿Cuáles son los principales tipos de comercio electrónico?

También conocido como comercio digital, tienda virtual o tienda online, el e-commerce no es más que el sitio en el que puedes vender tus productos o servicios a través de internet. De este modo, el consumidor puede realizar sus compras más fácilmente, sin tener que desplazarse al establecimiento, y recibiendo la mercancía en su domicilio.

Hay varios tipos de e-commerce y hablaremos de cada uno de ellos en este tema. Sigue leyendo para conocer los modelos de venta en línea que puedes adoptar.

Business to Customer (B2C)

En el comercio electrónico B2C (Business to Consumer), la relación de compra y venta se establece entre la empresa y el consumidor final. Es el tipo de venta digital más común y conocido en el mercado, ya que tiene como ejemplo a grandes empresas comerciales, como Amazon o Mercado Libre.

Sin embargo, no necesitas ser un gigante en el mercado para poder vender en línea directamente a tu cliente. El mundo digital es cada vez más accesible para cualquier comerciante o vendedor que quiera vender por aquí.

Business to Business (B2B)

En el modelo B2B (Business to Business), la relación comercial tiene lugar entre dos empresas. La reventa de productos, el suministro de mercancías o materias primas, la reposición de existencias y la cadena de suministro son las prácticas más conocidas en este caso.

Así, en las ventas realizadas por internet, este tipo de e-commerce es adoptado principalmente por los mayoristas o por los propios productores.

Consumer to Consumer (C2C)

Cuando hablamos de comercio electrónico C2C (Consumer to Consumer), nos referimos a las ventas de particular a particular, sin que intervenga ninguna persona moral en la transacción comercial.

Generalmente, esta venta digital se realiza directamente a través de las redes sociales, o a través de plataformas que permiten que cualquiera anuncie un producto dentro de ellas. Algunos de los ejemplos más conocidos son eBay, AirBnB y Etsy.

A diferencia de las tiendas oficiales de las marcas, este modelo de comercio electrónico está abierto a la venta de productos usados o de segunda mano. Al fomentar el consumo consciente y el ahorro de dinero, se ha vuelto cada vez más común.

Consumer to Business (C2B)

En cambio, en la modalidad del comercio electrónico C2B (Consumer to Business), el comprador es una empresa y el vendedor es una persona física, invirtiendo así la relación comercial más tradicional.

Un ejemplo muy común son los fotógrafos y diseñadores que venden su trabajo en bancos de imágenes en línea, como Shutterstock y Pixabay. En estos casos, la empresa que necesita fotos o vectores para sus piezas publicitarias tiene que pagar por este contenido.

7 ideas de negocios para hacer ventas en línea

En el mundo de los negocios por internet, hablamos todo el tiempo de conceptos como el nicho y la búsqueda de la persona adecuada para tu negocio. Pensando en ayudarte a obtener ideas y saber qué suele funcionar, hemos enumerado los mejores tipos de productos para vender por internet en México:

1. Moda y vestimenta

El segmento de la moda es uno de los más exitosos en el comercio electrónico. En Tiendanube, por ejemplo, el 37% de los clientes pertenecen a este segmento.

Ya sea que se trate de ropa, zapatos, trajes de baño o accesorios para niños, hombres o mujeres, sabemos que en internet la competencia es enorme; pero las posibilidades y combinaciones también lo son. Por lo tanto, lo ideal es empezar a actuar con un foco bien definido en cualquiera de estas categorías.

2. Salud, belleza y cosmética

Con la crisis sanitaria provocada por la pandemia, este fue un sector que creció muy rápido durante el 2020.
Más allá de los artículos de higiene necesarios para las medidas de seguridad contra el Covid-19 —como el alcohol en gel y el jabón líquido—, también hay que destacar que el nicho de productos destinados al cuidado personal y belleza tuvo un crecimiento del 52% en México respecto al 2020.

3. Alimentos

La venta de alimentos y la entrega de comida preparada también es una tendencia interesante para los que quieren hacer ventas en línea. Además de la preocupación por la salud, la falta de tiempo y la rutina del trabajo desde casa, hacen que la gente busque alternativas más prácticas.

Como ejemplo, podemos ver que los “supermercados en línea” llevan alimentos frescos de productores locales o del supermercado a los hogares de los consumidores. En este caso, la comodidad de no tener que ir al supermercado y la calidad de los productos son factores que conquistan el corazón de los clientes.

4. Artesanías

¿Has pensado alguna vez en convertir un pasatiempo o un trabajo artístico en un negocio? Porque esto es cada vez más común en las redes sociales y en las tiendas virtuales.

Los trabajos hechos a mano —como los bordados, pinturas, macramé, entre otros— son una fuente de ingresos para muchas personas. Como suelen ser piezas únicas y hechas por encargo, es una buena manera de dirigirse a un nicho más específico.

5. Mascotas

Las mascotas son tan queridas que se convierten en miembros valiosos de nuestras propias familias, y durante la pandemia se convirtieron en la principal compañía de muchas personas.

Las opciones van desde accesorios, ropa y camas, hasta alimentos equilibrados elaborados especialmente para cada mascota.

6. Papelería

Especialmente con la adopción del trabajo desde casa por parte de muchas empresas, el material de oficina también se ha vuelto más solicitado. La principal necesidad es crear un espacio de trabajo cómodo, con recursos similares a los que hay en las empresas.

Los muebles, las lámparas, las agendas e incluso los post-its son elementos cada vez más valorados para la rutina del trabajo en casa.

7. Productos digitales

Trabajar con negocios en línea también te permite ofrecer productos digitales a tus clientes. Algunos ejemplos son los e-books, cursos, webinars y otros tipos de experiencias, que no necesariamente necesitan contar con una versión offline.

La gente busca cada vez más cosas que aprender. Saca provecho a tu talento y experiencia para encontrar tu nicho y ¡empieza a vender!

Conclusión

¡Uf! Cuánto hemos hablado en este artículo… Creo que, después de esta guía, ya te has preparado para lanzar tu negocio en línea, ¿verdad?

Si te entusiasma la idea de vender en línea, te invitamos a hacer una prueba gratuita de 30 días en Tiendanube. Estamos seguros de que vas a obtener grandes resultados. 💙

Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica
Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica

Aquí vas a encontrar:

Haz como +90 mil marcas y crea tu Tiendanube

Prueba gratis por 30 días
Creá tu tienda online en Tiendanube