Negocios rentables: Alcanzá una marca exitosa

Índice

Negocios rentables

Seguramente en algún momento de tu vida te preguntaste “¿cómo crear un negocio rentable?” o, si ya tenés un negocio funcionando, “¿cómo puedo mejorar los resultados de mi comercio actual?”, “¿cómo hacerlo crecer para aumentar su rentabilidad?”

Por ese motivo, armamos esta guía sobre negocios rentables: para ayudarte a resolver estas preguntas (y muchas más) que se relacionan con las diferentes etapas de la creación, mejora y consolidación de un negocio que dé buenos resultados.

Esperamos que te sea de muchísima utilidad y que te sirva para potenciar tu historia de éxito. ¿Comenzamos?

Cómo empezar un negocio rentable

    Cómo empezar un negocio rentable
    1

    Lo primero que tenés que hacer para alcanzar un emprendimiento rentable en Argentina es desarrollar un concepto de negocio, es decir, definir el producto que vas a vender, investigar cuál es el perfil de tus potenciales clientes, detectar cuál es tu competencia, cómo vas a financiar tu proyecto, entre otras cosas.

    Esto quiere decir que la planificación es clave para comenzar un negocio rentable, y ella se plasma a través de un plan de negocios. Un plan de negocios es una guía fundamental para todas las personas que quieran empezar a vender productos tanto online como offline.

    Proporciona una dirección clara y comprende tanto las fortalezas como las posibles debilidades del negocio propuesto, y permite analizar varios aspectos de la futura marca.

    Por eso, en esta sección vamos a abordar cada unos de estos pasos necesarios para comenzar un negocio rentable en Argentina.

    Qué es un negocio rentable

    Un emprendimiento rentable es aquel que genera más ingresos que egresos, más ganancia que pérdida, y es allí donde apuntan todas las personas que quieren montar un negocio. Como dijimos más arriba, para lograrlo primero es clave desarrollar el concepto del negocio, es decir, las distintas formas en que la empresa puede crear valor y competir en el mercado. ¿Y cómo se hace? A partir de una idea.

    Esta idea suele surgir de una necesidad real de los consumidores que hoy en día no está siendo satisfecha. Por ejemplo, compradores que desean adquirir indumentaria realizada a partir de tela reutilizable porque están a favor del cuidado del ambiente y el comercio justo, y no encuentran en el mercado una marca que resuelva su necesidad.

    Ahí hay, entonces, una idea que puede ser convertida en negocio. Ahí hay, entonces, un nicho que puede ser ocupado por una nueva marca.

    Para crear un concepto de negocio exitoso y apuntar, así, a un emprendimiento rentable, es ideal cumplir con 4 requisitos:

    1. Tiene que existir un grupo de consumidores dispuestos a comprar el producto al precio ofrecido.
    2. Idealmente, el mercado debe ser lo suficientemente grande como para soportar el negocio y generar ganancias.
    3. La persona a cargo del comercio tiene que diferenciar su negocio del de la competencia.
    4. También tiene que poder financiar su negocio, ya sea de forma personal o a través de otras fuentes de financiamiento.

    Más adelante vamos a explicarte cómo convertir este concepto de negocio en un plan de negocios. Ahora pasemos a analizar cuáles son los tipos de emprendimientos rentables que podés elegir para empezar a vender tus productos.

    Tipos de negocios rentables

    Existen distintas maneras de ofrecer aquello que querés vender a tus potenciales clientes, la decisión va a depender del estilo de negocio que quieras crear y de sus objetivos. En líneas generales, podemos destacar 6 tipos de negocios que generan rentabilidad.

    Vamos a explicar cada uno de ellos con algunos ejemplos para que puedas inspirarte y definir qué estilo de negocio emprender.

    1) Producción artesanal

    Este tipo de negocio es uno de los más antiguos que existe. Consiste en la transformación de materias primas en productos hechos 100% a mano, algunas veces con la ayuda de herramientas simples.

    Estos artículos se realizan uno a uno, por eso se dice que ninguno es igual al otro: son piezas únicas de principio a fin y llevan el sello del autor.  Por lo general, la producción artesanal se realiza en pequeñas cantidades y se dirige a un público reducido debido al nivel de exigencia y tiempos que supone la misma producción.

    Por ejemplo, la Tiendanube Elida Rosa vende sus productos hechos en cerámica, madera y otros materiales producidos de forma manual, ¡y se encarga de contarlo a sus potenciales clientes en las redes! Elida Rosa Y así los presenta en su Tiendanube: Elida Rosa 2

    Sin embargo, existen casos de marcas que generan productos artesanales pero cuentan con un equipo importante de producción que muchas veces puede soportar grandes cantidades de pedidos, aunque no es lo más común.

    2) Producción en serie

    A diferencia de la artesanal, la producción en serie supone la fabricación de productos homogéneos, es decir, con las mismas características entre sí, a gran escala y con la intervención de máquinas industriales.  De esta manera, la producción de artículos es mucho más rápida y menos laboriosa en términos físicos. Además, los tiempos se optimizan de manera considerable y eso permite cubrir una mayor demanda dentro del mercado.

    Este tipo de negocio es el que lleva adelante la Tiendanube Truppi, un ecommerce de golosinas que no para de crecer:

    Para poder ser más competitivo, es recomendable que el producto en serie tenga algún diferencial, alguna característica que lo destaque del resto para que no se pierda en el mar de productos disponibles.

    Este tipo de producción en serie suele darse mucho en el rubro de la moda, principalmente en la llamada fast fashion (moda rápida), donde la indumentaria y los zapatos llevan la delantera.

    Vale destacar que, en los últimos años, distintas marcas de moda se sumaron al movimiento slow fashion (moda lenta) que, a contraposición de la anterior, supone la fabricación de prendas hechas a partir de materiales amigables con el ambiente, respetando los tiempos de producción y basándose en el comercio justo.

    Por último, es importante mencionar que existen casos en los que los negocios que fabrican sus propios productos (tanto de forma artesanal como industrial) y venden directamente al consumidor final, generan un margen de lucro mayor que otros tipos de negocios, siendo muchas veces más rentables que el resto.

    3) Compra-venta

    La compra y venta de productos representa una buena opción para aquellas marcas que quieren comercializar artículos, pero no fabricarlos. La producción, tanto artesanal como industrial, supone inversiones como mano de obra, espacios de trabajo especiales, maquinarias y otra serie de características que, en el negocio de la compra-venta, ya están resueltos.

    De esta manera, la marca solo tiene que enfocarse en cómo vender esos productos.

    Por lo general, estas marcas compran artículos en grandes cantidades y por eso consiguen precios mayoristas. Luego, a esos precios les adicionan su ganancia  (y otros costos que vamos a detallar en la próxima sección) para calcular el precio total al que será vendido al consumidor final.

    Es muy común que empresas que comienzan a comprar y vender productos al por menor,  decidan, en algún momento de su crecimiento, ofrecer la opción de vender al por mayor.

    Tal es el caso de la Tiendanube Unibow que, en el footer de su ecommerce (abajo de todo), brinda información sobre cómo vender sus productos en un local:

    Unibow

    4) Consignación

    Otro negocio interesante para emprender es el negocio por consignación, es decir, entregar tu producto a un tercero (otra marca, por ejemplo) para que este se encargue de venderlo (en su tienda online, su local físico, un showroom, etc.) y recibir un pago una vez concretada la transacción.

    Este tipo de negocio es ideal para aquellas marcas cuyo interés no está puesto en el consumidor final sino en la cadena de comercialización del producto. Son ejemplos de negocio por consignación la indumentaria, los libros, los accesorios de moda, entre muchos otros.

    5) Dropshipping

    El dropshipping es un tipo de negocio rentable exclusivo del comercio electrónico que consiste en vender productos al consumidor final sin tener un stock físico propio. Grafiquemos con un ejemplo: supongamos que un potencial cliente está navegando por tu tienda online, ve un artículo que le interesa, el precio le parece justo y decide comprarlo.

    Deja su dirección física para el envío del producto y sabe que lo va a recibir en 3 días.

    Inmediatamente recibís una notificación de este pedido y el aviso de que el dinero ya está en tu cuenta. Acto seguido, le pedís a tu dropshipper (distribuidor) ese artículo y le detallás la dirección donde tiene que enviarlo (antes acordás con él si le pagás todo junto a fin de mes o por encargo).

    Esto quiere decir que tercerizás el stock y las entregas de los pedidos.  De esta manera, te convertís en el intermediario entre el proveedor y el cliente.

    Una de las principales ventajas es que te ahorrás el alquiler o compra de un depósito para guardar la mercadería, además no tenés que llevar a cabo la gestión del inventario. Como desventajas importantes de esta modalidad, no siempre tenés la garantía de que el producto llegue en tiempo y forma al domicilio de tu cliente (puede tardar más días), y el packaging que recibe es genérico y no refleja la identidad de tu marca.

    Por último, tené en cuenta que este tipo de negocio funciona mejor en marcas que venden productos más comerciales y menos artesanales. ¿Ya sabés qué tipo de negocio vas a emprender?

    Cómo crear un plan de negocios rentable

    Seguramente ya se te vinieron a la cabeza distintas ideas de negocio que pueden ser convertidas en emprendimientos potencialmente rentables. Una vez que definas con cuál te quedás, y la conceptualices como negocio, es momento de planificar cómo llevarla a cabo. Armar un plan de negocios rentable puede parecer una tarea muy compleja, pero utilizando el llamado Business Model Canvas ¡todo se facilita! ¿Vamos a conocerlo?

    El Modelo Canvas

    El Business Model Canvas (Modelo de Negocios Canvas) es una metodología que permite crear un plan de negocios en pocos minutos y lograr una visión global de tu idea. Para ello, tiene en cuenta nueve piezas fundamentales en el desarrollo de un emprendimiento y las relaciona entre sí de manera estratégica.

    El mismo creador de este modelo, Alex Osterwalder, asegura que la mejor manera de describir un negocio es dividirlo en esas nueve piezas básicas que reflejan la lógica que sigue una empresa para generar ingresos. Estas piezas cubren las cuatro áreas principales de un negocio: clientes, oferta, infraestructuras y viabilidad económica.

    Entonces, a través del Business Model Canvas, vas a poder descubrir en pocos minutos si tu idea de negocio es sostenible a la hora de llevarla a la acción. Te contamos cuáles son esos nueve elementos o piezas esenciales que tenés que analizar:

    1- Propuesta de valor

    En este punto es clave detallar las características que hacen único a tu producto. En otras palabras, ¿por qué sos innovador? ¿Qué es lo que diferencia a tu idea de la competencia?  ¿Tal vez el producto es el único de su tipo en el mercado? Quizá tenés una marca de zapatos eco-friendly y ese va a ser tu distintivo: materiales alternativos al cuero para los consumidores que quieran cuidar a los animales y al ambiente.

    2- Socios clave

    Acá tenés que describir esos contactos estratégicos: los proveedores de confianza que elegiste, un mentor de negocios que te recomendaron y que va a acompañarte durante el desarrollo de la empresa, tus posibles socios o algún experto para el branding de tu marca.


    En este artículo te compartimos los tipos de empresas que podés elegir para comenzar tu negocio en Argentina:

    3- Actividades clave

    Son las acciones que tenés que hacer para ofrecer tu producto, las estrategias necesarias que le van a dar valor a tu marca. Acá entran las campañas de marketing (orgánicas o pagas, canjes, cobranding, sorteos, email marketing, etc.). 4- Recursos clave Tenés que identificar los recursos más importantes que vas a necesitar para el desarrollo de tu idea de negocio: desde la cantidad de plata necesaria para tus campañas de marketing, los sueldos de las personas que van a participar en tu negocio hasta las computadoras para cada integrante de tu equipo de trabajo.

    5- Relaciones con clientes

    ¿Qué tipo de relación vas a establecer con la audiencia de tu marca? Esto puede ayudarte   a convertir a tus seguidores en potenciales clientes. También es importante que especifiques qué efecto va a causar tu negocio entre tus clientes.

    6- Segmentos de clientes

    ¿Quién es tu público objetivo? ¿Dónde vive? ¿Cuánto años tiene? ¿Cuáles son sus hábitos de consumo? ¿Por qué esas personas van a comprarte a vos y no a tu competencia? Esta información te va a ayudar a desarrollar mejor tus mensajes.

    7- Canales

    Acá tenés que definir qué canales de comunicación y estrategias publicitarias vas a implementar para difundir tu negocio. En definitiva, cómo vas a presentar tu propuesta de valor y desarrollar el branding de tu marca.

    8- Estructura de costos

    Para describir todos los gastos que implica desarrollar tu idea de negocio, es fundamental planificar una estructura de costos (tanto fijos como variables). De esta manera vas a poder optimizar y minimizar todos los que puedas para crear un modelo de negocio eficiente y escalable en el tiempo.


    Mirá el detalle de los costos fijos y variables más comunes de todo emprendimiento:

    9- Fuentes de ingresos

    ¿Cómo van a pagarte tus clientes? ¿Qué formas de pago serán las más usadas por tu público objetivo? Definí con anticipación cómo cobrar por tus ventas online de forma segura.   Te mostramos cómo aplicar el modelo Canvas en un caso concreto, por ejemplo, en la marca de café Nespresso:

    Ejemplo Nespresso

    Si ya estás listo para poner en práctica tu propio Business Model Canvas, te invitamos a descargar gratis la plantilla para completar cada una de estas nueve piezas, ¡y convertir tu idea en un negocio rentable!

    Pricing

    Hablar de pricing implica hablar del método de fijación de precios que tu negocio va a adoptar para ponerle un valor final a tu producto. Existen distintas estrategias para llevar a cabo esta tarea, pero las más comunes son:

    • Precios basados en la demanda: en este caso, el precio se fija en relación a la percepción del consumidor final teniendo en cuenta cuánto está dispuesto a pagar por tu producto.
    • Precios basados en la competencia: acá tenés que plantearte algunas preguntas como “dentro del sector ¿soy fijador de precio o tomador?”, “¿si la marca X sube el precio, yo también lo subo?”, “¿si lo baja, hago lo mismo?”
    • Precios basados en los costos: en este caso, se establece un margen específico que se le suma al costo del artículo. Por ejemplo, si tu costo total es de $500, y tu política es vender al 100%, tu producto va a valer $1000.

    Nuestra recomendación es que analices cada artículo en particular que tengas a la venta ya que tal vez, para algunos de ellos, convenga una estrategia de fijación de precios y, para otros, un método completamente diferente.


    ¿Querés aprender más sobre este tema? Entonces no te pierdas este post:

    FODA

    Además del Modelo Canvas, dentro de tu plan de negocios también podés aplicar el análisis FODA. Este análisis te ayuda a identificar las fortalezas y debilidades de tu marca, a la vez que te va a permitir detectar las oportunidades y amenazas que puede deparar el mercado donde se encuentra.

    Te proponemos realizar este ejercicio en tu negocio a partir de las siguientes preguntas disparadoras:

    Fortalezas de tu marca

    ¿Cuáles son las habilidades que te distinguen como dueño de un negocio? ¿En qué tipo de actividades sos más eficiente? ¿En qué se diferencia tu marca de sus competidores?

    Oportunidades en el entorno

    ¿Cuál es aquella necesidad que la competencia no está atendiendo? ¿Qué situación real o potencial del entorno es favorable para el desarrollo de tu marca? ¿Qué factor es más accesible en el mercado para el desenvolvimiento de tu marca?

    Debilidades de tu marca

    ¿En qué actividades considerás que sos menos eficiente? ¿En qué aspectos resignás recursos para el desarrollo de tu marca? ¿En qué atributos que tiene tu competencia no podés ser competitivo?

    Amenazas del entorno

    ¿Qué situación real o potencial del entorno perjudicaría el desarrollo de tu negocio? ¿Qué características del mercado son desfavorables para el posicionamiento de tu marca? ¿Qué factores de la producción afectarían tu rentabilidad en el caso de una variación de precios?

    Luego de que hayas respondido estas preguntas, estás listo para:

    • Utilizar las Fortalezas para aprovechar las Oportunidades.
    • Utilizar las Fortalezas para reducir el impacto de las Amenazas.
    • Minimizar las Debilidades aprovechando las Oportunidades.
    • Minimizar las Debilidades y evitar las Amenazas.

    ¿Dónde vendo mis productos?

    Para terminar de planear tu estrategia de negocio, es clave que definas dónde vas a ofrecer tus productos.  Por eso, te compartimos las distintas opciones de canales de venta para que decidas cuál va mejor con vos y con tu público:

    – Canal online

    Te recomendamos crear tu propia tienda online con la identidad de tu marca.

    Eso va a brindarle mayor seguridad y confianza a tu potencial cliente al momento de realizar la compra. Luego de que tengas tu ecommerce funcionando, lo ideal es que lo integres con otros canales de venta por internet, como Instagram Shopping, la tienda de Facebook y WhatsApp para Negocios.

    Esto te va a ayudar a aumentar la facturación de tu negocio y a mejorar el posicionamiento de tu marca en el mundo online.


    Conocé todas las ventajas que podés tener abriendo una tienda online:

    – Canal offline

    Esta estrategia de negocio es la más clásica y podés llevarla adelante de distintas maneras. A través de un local a la calle, un showroom (exclusivo de tu marca o compartido con otras – esto te puede servir para abaratar costos-), o algunas ferias que compartan los mismo valores que tu marca.

    Tené en cuenta que un canal de venta no excluye al otro, al contrario, los dos juntos pueden potenciar más aún tu negocio. Por ejemplo, podés integrarlos y ofrecerleS a tus clientes la posibilidad de comprar online y retirar su pedido en la tienda física.

    Sin dudas, esto va a representar un gran diferencial para tu marca.

    Cómo hacer mi negocio más rentable

      Cómo hacer mi negocio más rentable
      2

      En algunas ocasiones, y a pesar de los esfuerzos invertidos, puede suceder que los negocios no resulten tan rentables como se planificaron desde un comienzo. En este punto es necesario parar y hacer un análisis a fondo de lo que se vino haciendo hasta el momento. Por eso, la propuesta de esta sección consiste en pensar:

      • ¿Cuál era el objetivo inicial del negocio y dónde está parado ahora?
      • ¿Cuáles son los costos totales del negocio? ¿Cómo hacerlos más eficientes?
      • ¿Cuál es el margen actual de ganancia? ¿Cómo mejorarlo?
      • ¿Cómo puedo optimizar la gestión del negocio?

      Los emprendimientos exitosos crecen en base a análisis profundos y a posteriores ajustes que van realizando durante su camino hacia el crecimiento.

      A continuación, vamos a contarte cómo realizar un estudio del rendimiento de tu ecommerce para que vos también puedas lograr un negocio rentable.


      Si querés profundizar el análisis financiero de tu tienda, te invitamos a leer este artículo exclusivo:

      Estudiar el rendimiento del ecommerce

      Ya lo dijo Peter Drucker, reconocido consultor y profesor de negocios: “lo que no se mide, no se puede mejorar”. Por eso, para calcular la rentabilidad de tu emprendimiento y descubrir dónde poner el foco es pos de mejores resultados, en esta sección te vamos a contar paso a paso cómo analizar el estado actual de tu negocio en internet. Empecemos.

      Lo primero que te recomendamos hacer es medir la cantidad de visitantes que recibe tu ecommerce ya que es la métrica fundamental del comercio electrónico (sin visitantes, ¡no hay ventas!).

      En este punto es importante que tengas en cuenta la diferencia entre visitante y visita: un visitante es una persona física que ingresa a tu tienda a través de cualquier dispositivo. La primera vez que accede a tu página, se genera una cookie única (una especie de mini archivo con datos) que sirve para identificar a ese visitante. En cambio, una visita es la cantidad de usuarios que llegan a tu página web (personas físicas o programas automatizados).

      Esto quiere decir que un mismo visitante puede acceder a tu página varias veces y, cada vez que lo hace, cuenta como una visita distinta. Ahora sí, te compartimos las mejores herramientas para que puedas medir la cantidad de visitantes (o, vale decir, visitas únicas) que recibe tu tienda.

      Google Analytics

      Ésta es la herramienta más conocida y la favorita para analizar las métricas de todo negocio online. Es un producto de Google y hoy en día es imprescindible contar con su ayuda para optimizar una tienda. Al principio puede parecer algo complicado pero, a medida que vas investigando cómo funciona, vas a darte cuenta que la plataforma de Google Analytics es muy intuitiva.

      Además, Google ofrece cursos online, gratuitos y en español para principiantes, intermedios y avanzados. Aparte de medir el tráfico de tu tienda, esta herramienta te brinda información relevante sobre tu audiencia: visitas únicas y totales, duración de esas visitas, ubicación geográfica y comportamientos de los usuarios dentro de tu página (como, por ejemplo, qué páginas de producto visitaron más.

      Esto te sirve para saber qué artículo es el más buscado por tus potenciales clientes y generar alguna promoción con él).

      Y para que puedas tener un seguimiento prolijo de las métricas, Analytics te da la posibilidad de obtener tus propios informes, ya sean predeterminados o personalizados. Tené en cuenta que, si bien es una herramienta gratuita, podés optar por un plan pago con mayores beneficios para tu ecommerce.

      Alexa

      Alexa es una herramienta de medición muy potente creada por el gigante Amazon. Además de aportarte la misma información que Analytics, de medir el tráfico de tu página web, analizar las características y el comportamiento de tus visitantes, tiene un punto fuerte que lo diferencia y es el sistema de rankings.

      Alexa elabora un ranking de sitios web que permite conocer en qué posición se encuentra una página respecto de la competencia. Este plus te va a ayudar a tener una visión más clara de dónde se encuentra tu página dentro de un contexto más amplio.

      Otra (gran) ventaja de esta herramienta es que te puede sugerir recomendaciones basándose en el historial de tráfico web y las estadísticas de tu tienda online. Estas recomendaciones son muy valiosas para ayudarte a mejorar el alcance de tu página y aumentar su tráfico. ¿La única desventaja? No cuenta con una versión gratuita, pero te ofrece una prueba gratis por 14 o 30 días, dependiendo del plan que elijas.

      StatCounter

      Una de las principales características de esta tercera herramienta para medir el tráfico de tu tienda online es que te ofrece estadísticas en tiempo real. StatCounter te brinda un resumen de tráfico, cálculos de localización (país, ciudad, región), estadísticas de sistema (sistema operativo, navegador) y análisis de palabras claves en los buscadores, entre otras cosas.

      Podés usar su versión gratuita u optar por alguno de los diferentes planes pagos, dependiendo de las necesidades de tu marca. Medir, entender y analizar los datos extraídos de distintas herramientas como las que vimos recién te va a servir para tomar mejores decisiones de negocio.

      Analizar las conversiones y los ingresos del ecommerce

      En comercio electrónico llamamos conversiones a los visitantes de una tienda que efectivamente se convirtieron en clientes y que, en consecuencia, incrementan los ingresos del negocio. Medir esta tasa de conversión es clave para comprender el éxito de una tienda online, y te recomendamos hacerlo a través de esta fórmula:

      Tasa de Conversión = (Número de conversiones x 100%) / (Número de visitas únicas – visitantes-)

      Para realizar este cálculo, se selecciona un momento determinado de tiempo (por ejemplo, las fechas de Hot Sale) y sólo se calcula una conversión de las visitas únicas por ese periodo. Esta es la opción que recomendamos para tener una medición más precisa.

      Por ejemplo, una tienda online que vende indumentaria femenina obtuvo 10.000 visitas únicas durante Hot Sale y vendió 150 prendas.

      Por lo tanto, su cálculo será: Tasa de Conversión = (150 x 100) / 10.000 = 1,5%.


      Te invitamos a profundizar sobre este tema tan importante para tu negocio en este artículo:

      Evaluar la efectividad de las comunicaciones

      Así como es importante medir el tráfico de tu tienda online y sus conversiones para detectar oportunidades de mejora, también es relevante considerar la efectividad de las comunicaciones de tu ecommerce como una métrica indispensable dentro de tu estrategia de negocio rentable.

      Por ejemplo, desde Tiendanube consideramos que la mejor manera de medir si una atención al cliente está siendo o no exitosa es escuchando a tus propios clientes.  Esto quiere decir que calcular sólo la cantidad de conversaciones que vos o tu equipo tienen con tus consumidores, o el tiempo que les lleva responder las consultas, brinda una idea de la productividad de la atención, pero ningún dato sobre la calidad del trabajo que estás haciendo.

      La única métrica que te asegura ésto es el grado de satisfacción de tu cliente con tu  producto y con la atención recibida en su proceso de compra.

      Para calcular esta métrica, te recomendamos aplicar alguna(s) de las siguientes estrategias:

      • Pedile a tus clientes su opinión: aprovechá la etapa de postventa para consultarles por mail a tus consumidores qué tal les pareció el producto, cómo se sintieron en el proceso de compra (por ejemplo, ¿sus consultas fueron respondidas en tiempo y forma?). Haceles saber que sus comentarios son muy valiosos para seguir mejorando tu atención al cliente.
      • Sacale jugo a tus redes sociales: otra buena idea para conocer el grado de satisfacción de tus clientes es usar las redes para postear preguntas, por ejemplo en las Instagram stories, pidiendo feedback sobre tu producto y tu servicio.
      • Revisá los comentarios dentro de tu tienda online: si todavía no lo hiciste, te recomendamos crear una sección dentro de tu ecommerce donde los clientes puedan dejar comentarios sobre tu producto y la atención recibida. Allí vas a poder recolectar mucha información que te va a servir para evaluar estos 2 puntos.
      • Reunite con algunos de tus clientes: juntarte con algunos de tus clientes más recurrentes a tomar un café y pedirles feedback cara a cara puede ser una buena práctica para mejorar algunas cuestiones de tu negocio, como la atención de tu tienda online.

      También es importante prestar atención a las comunicaciones que realices dentro de tu tienda online como en tus campañas de email marketing y redes sociales:

      • “¿Estoy comunicando bien mi mensaje?”
      • “¿El público me hace muchas preguntas sobre él?”
      • “¿Cómo podría mejorar / simplificar lo que quiero comunicar?”

      Acordarte que escuchar a tus consumidores es la mejor herramienta que tenés para optimizar tu negocio y, además, te puede servir para obtener nuevas ideas y evolucionar tu producto y tu atención.

      Observar los carritos abandonados

      A ninguna tienda le gusta ver que en su página hay carritos abandonados ya que es sinónimo de una  “venta que no fue”. Sin embargo, es importante prestarle atención a esta métrica ya que puede dar indicios sobre por qué un visitante estuvo a punto de comprar y no lo hizo. Repasemos, entonces, los 3 principales motivos por los cuales las personas suelen abandonar su carrito de compras (¡y cómo evitarlos!):

      Costos de envío elevados

      Esta es una de las razones más comunes de los carritos abandonados: el potencial cliente está a punto concretar su compra pero, antes de hacerlo, se da cuenta de que los gastos de envío son más altos de lo que esperaba.   ¿Qué pasa en ese momento?

      Generalmente no está dispuesto a pagar ese valor por la entrega de su compra o prefiere haber sido informado con anterioridad sobre él (y no llevarse esa (desagradable) sorpresa al final del proceso).

      Entonces sin pensarlo dos veces, abandona el carrito. Para evitar ésto, te recomendamos incluir una calculadora de costos de envíos en la página de producto para darle visibilidad a tu cliente sobre cuánto va a costarle el envío de su compra. Así lo hace la Tiendanube Bela:

      Bela

      Falta de información del producto

      Para que tu cliente esté satisfecho y seguro con el producto que está a punto de comprar, es fundamental que detalles toda su información relevante (colores, medidas, material, etc.). Ponete en su lugar: imaginate que estás navegando por una tienda y querés comprar una remera, pero no sabés qué talle sos.

      Tal vez lo primero que hagas sea buscar la tabla de talles en la página. Pero, ¿qué pasa si no tiene? Probablemente desistas de la compra ya que no vas a estar seguro de estar comprando bien. Para que esto no pase, asegurate de incluir una tabla de talles en tu tienda online que despeje todo tipo de dudas y los detalles relevantes del producto para que ayuden a concretar más ventas.

      Mirá el ejemplo de la Tiendanube Salvaje City: primero describe la prenda (material, color, estampa, etc.) y luego brinda una tabla de talles para que cada potencial consumidor pueda definir qué medida es ideal para él. Salvaje 1 Salvaje 2

      Proceso de compra poco amigable y con muchos pasos

      Los pasos para concretar la compra en tu ecommerce tienen que ser pocos y, principalmente, claros: cuanto menos campos de información tenga que rellenar el cliente, mucho mejor (algunas personas desisten de comprar cuando se dan cuenta que tienen que completar muchos datos).

      Además, la usabilidad es un concepto clave en este punto: el cliente tiene que encontrar fácilmente lo que está buscando y recibir mensajes sobre lo que está haciendo (para que siga avanzando con confianza).  Por ejemplo, si añade un producto al carrito, va a esperar recibir una señal de que el producto fue agregado correctamente, y así con cada paso sucesivo que realice en la tienda.

      Como podés ver, entendiendo los motivos por los cuales tus clientes pueden estar abandonando el carrito de compras, podés aplicar ciertos ajustes en tu ecommerce y garantizar una mejor experiencia de compra, ¡y más ventas! 

      Además, si tu tienda está integrada con WhastApp para Negocios (o WhatsApp Business) y recibís consultas por ese medio, también podés aprovecharlo para contactar a las personas que estuvieron a punto de comprarte y no lo hicieron.

      Esto te puede ayudar no sólo a conducirlos hacia la compra sino también a entender cuáles fueron los obstáculos que encontraron para dar el “sí final”, ¡y trabajar sobre ellos!

      Prestar atención a tus productos estrella

      Otro punto importante para calcular la rentabilidad de tu negocio online es detectar cuáles son tus productos estrella, es decir, los más vendidos. Este dato te va a permitir:

      • Reforzar o mejorar tus acciones de marketing.
      • Optimizar la organización de tus artículos dentro de tu ecommerce (como poner los que son estrella en la página principal, por ejemplo).
      • Planificar mejor tu producción.
      • Planear tu stock adecuadamente.

      ¿Cuál va a ser el resultado de prestarle atención a tus productos estrella? Maximizar el retorno de inversión en tu tienda.

      Pero ojo, si bien es importante saber cuáles son los productos favoritos de tus clientes hoy, te recomendamos estar atento a las tendencias de los diferentes artículos que ofrecés: con los cambios de temporada, por ejemplo, puede suceder que los productos estrella se modifiquen y que, enseguida, tengas que ajustar el rumbo de tu estrategia.

      Para reconocer estas tendencias, podés revisar aquellos productos que más “me gusta” tienen en tus redes sociales o aquellos por los cuales recibís más consultas.

      Estadísticamente, sólo un 20% de los productos de un negocio online genera aproximadamente el 80% de sus ingresos.

      Entonces, y como dijimos más arriba, sabiendo cuáles son los productos que componen ese 20%, podés enfocar tus campañas de marketing y publicaciones sólo en esos artículos, optimizando el dinero invertido.  Por eso es importante que te asegures de tener stock suficiente de estos productos y, tal vez, invertir menos en aquellos que no se venden tanto.

      Por último, podés hacer como la Tiendanube Fera, que combina sus artículos más vendidos con otros para aumentar el ticket promedio de la tienda y, así, mejorar la rentabilidad de su negocio online.

      Fera

      ¿Estoy renovando mis productos?

      Otro punto importante para calcular la rentabilidad de un negocio es chequear que los productos no estén quedando “viejos”. ¿Qué quiere decir esto? Las personas suelen aburrirse rápido, y si cada vez que entran a tu tienda ven los mismo artículos, es probable que su interés por tu marca vaya en descenso. Para evitar esto, te recomendamos:

      • Ofrecer productos nuevos constantemente.
      • Evaluar  cuáles dejar de vender .
      • Repensar cuáles dejar de producir.

      Por ejemplo, la Tiendanube Dasha se propuso presentar un nuevo accesorio cada semana y con eso logra mantener expectante a su audiencia, quien espera cada lunes para conocer el nuevo producto. Todo eso es una parte clave para que un negocio siga siendo rentable.

      Cómo hacer escalar mi negocio

        Cómo hacer escalar mi negocio
        3

        Llegamos a la útima etapa de esta guía sobre negocios rentables. Si ya creaste tu propio negocio y estás contento con sus resultados, hagamos entonces un repaso de las mejores estrategias para hacerlo más y más rentable.

        Estrategias exitosas para hacer escalar un negocio

        Como regla general, las marcas que quieran hacer crecer su negocio deberían analizar su estado actual e identificar qué acciones, áreas o personas generan más impacto e intentar replicar eso mismo a mayor escala. Si vamos a un nivel más específico, podríamos decir que las mejores estrategias de crecimiento de un negocio son:

        Aumentar los canales de venta online

        Como te comentamos más arriba, tener tu tienda online es fundamental para que tus potenciales clientes te encuentren en internet y, para potenciar esta presencia y aumentar las ventas, te recomendamos fuertemente integrar tu ecommerce con Instagram Shopping y la tienda de Facebook.  Si tenés una Tiendanube, podés gestionar todos estos canales desde tu administrador.


        ¿Te interesa saber más sobre estos canales de venta alternativos? Mirá:

        De venta online a venta offline (y viceversa)

        Ya sea si empezaste vendiendo con un local a la calle o con una tienda en internet, crear un canal complementario puede hacer escalar tu negocio. Uno se alimenta del otro, uno hace crecer al otro, y las estrategias pueden ser combinadas.

        Por ejemplo, si tenés un local físico y decidís abrir tu tienda online, podés empezar a entregar tu producto en una bolsa que tenga impresa la url de la tienda, o entregar una tarjeta que tenga ese mismo dato.

        A la inversa, si solo vendés online y querés abrir tu canal offline, podés ofrecer un descuento en la próxima compra en tu local.

        Contarles a tus clientes que tienen nuevas opciones para adquirir tus productos es también una estrategia de fidelización.

        De venta minorista a venta mayorista

        En cuanto detectan que el negocio les pide crecer más aún, gran parte de las tiendas nube comienzan a vender sus productos como mayoristas.

        Generalmente reportan muy buenos resultados aplicando esta estrategia de crecimiento ya que les permite tener más soltura a la hora de negociar sus precios.

        Importación / Exportación

        ¿Qué te parece la idea de incursionar en nuevos mercados importando o exportando productos? Antes de tomar esta decisión, te recomendamos que te asesores con un profesional para medir el impacto (principalmente económico) que esta estrategia puede tener sobre tu negocio.

        Conclusión

          Conclusión
          4

          Esperamos que esta guía sobre negocios rentables te ayude a potenciar tu marca sea cual sea la etapa en que se encuentre, y que te sirva para solucionar cualquier obstáculo que se presente. Acordate que el análisis de tu negocio tiene que ser una tarea constante para que puedas descubrir rápidamente oportunidades de mejora que te ayuden a optimizar tus resultados.

          Los negocios más rentables en Argentina son aquellos donde la pasión y la dedicación forman parte de la base sólida que da comienzo al proyecto. Y son también las características que pueden llegar a convertir a una marca en una historia de éxito.

          ¡Buenas ventas!

          ¿Ya estás listo para vender por internet de manera profesional?

          ¡Es hora de crear tu tienda online! Con Tiendanube tenés 15 días de prueba gratis.

          Crear mi tienda

          Creá tu tienda online y vendé por internet

          Crear tienda
          Imagen del Instagram de la marca Cloetas
          Imagen de la Tiendanube de la marca Cloetas
          negocios-rentables-todo-lo-que-necesits-saber-para-alcanzar-una-marca-exitosa