10 consejos para maximizar tu publicidad en redes sociales

Por: Aimé Vera

Publicidad redes sociales

La publicidad en redes sociales es un aspecto clave para aumentar las ventas de tu tienda online. Es una de las principales fuentes de tráfico y sus posibilidades son ilimitadas si trabajás bajo una estrategia integral.

No es tarea sencilla, por supuesto, pero podés llevarla a cabo con tu equipo o recurriendo a expertos que se especialicen en marketing en redes sociales

Si todavía no hiciste publicidad online pero querés empezar a hacerlo, te invitamos a leer los 3 pasos para crear tu campaña en Facebook Ads y nuestra guía completa sobre cómo vender por Instagram

Si ya estás haciendo publicidad en estas plataformas pero todavía no lográs incrementar tus ventas, te compartimos 10 consejos para que lleves tu publicidad en redes sociales al próximo nivel. ¡Mirá!

Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica
Creá una tienda online con la plataforma más elegida de Latinoamérica

1) Instalá el Píxel de Facebook en tu tienda

Una de las herramientas fundamentales al hacer publicidad en redes sociales orientada a aumentar tus ventas es el Píxel de Facebook. Se trata de un código que se instala en la tienda online y que envía información a Facebook sobre qué hacen los usuarios mientras visitan el sitio. Interesante, ¿no?

Se pueden rastrear eventos tales como visitas, vista de páginas, formularios completos y productos agregados al carrito, entre otros. Esta información te va a permitir optimizar tus anuncios ya que, por ejemplo, vas a poder segmentarlos de manera más eficiente y analizar su rendimiento con datos certeros. 

Si tenés una Tiendanube, te compartimos un tutorial sobre  cómo agregar el Píxel de Facebook a tu tienda. También vale aclarar que la forma más efectiva de crear tus campañas en redes sociales es utilizando el Administrador de Anuncios de Facebook, y no desde el botón azul “Promocionar”.

Eso se debe a que, al utilizar el Administrador de Anuncios, vas a poder armar una sólida estrategia compuesta por campañas, conjuntos de anuncios y anuncios.

Con el botón “Promocionar”, en cambio, cada anuncio es individual y está pensado para generar “Me gusta”, no ventas. Además, desde el Administrador de Anuncios, vas a poder realizar una segmentación más precisa, probar los anuncios, compararlos entre sí y elegir las ubicaciones donde querés que se muestren. Como vamos a explicar más adelante.

2) Pensá tu estrategia en relación con el embudo de ventas

Para que la publicidad que hacés en redes sociales te ayude a concretar tus objetivos de ventas, es fundamental que la pienses bajo una estrategia relacionada con el embudo de ventas. Es decir, que los esfuerzos estén dirigidos a las 3 etapas del proceso de compra,

  • Reconocimiento: son los anuncios dirigidos a atraer potenciales clientes, audiencias que todavía no te conocen. 
  • Consideración: se trata de anuncios apuntados a clientes que ya te conocen o tuvieron algún contacto con la marca, pero todavía no se animaron a concretar la compra.
  • Conversión: son los anuncios dirigidos a clientes que ya te conocen, visitaron tu tienda una o más veces, pero no terminan de decidirse por la compra.

Teniendo esto en mente, te aconsejamos que destines un porcentaje de tu inversión publicitaria a cada una de esas etapas al momento de crear tus campañas. La cantidad de dinero vas a destinar a cada una va a depender de los objetivos que te hayas planteado, de acuerdo a tu plan de negocios y a la etapa que estés atravesando.

Por ejemplo, si hace poco lanzaste tu tienda online, seguramente la mayor porción del presupuesto publicitario va a estar destinado a campañas que tengan como objetivo el reconocimiento y vas a destinar un porcentaje menor a la etapa de consideración y de venta.

3) Segmentá tus anuncios de manera eficiente

Segmentar correctamente es clave para optimizar tu inversión, sino vas a malgastar tu dinero ya que los anuncios van a ser vistos por personas a las que tu marca no les resulta relevante y, por lo tanto, no vas a lograr atraerlos ni concretar ventas. 

Si tus clientes están en la fase de reconocimiento, entonces te va a resultar conveniente segmentar por intereses y datos demográficos. Es decir, comportamientos o actividades que les gusta hacer, edad, género y lugar de residencia. Para ello, tenés que haber analizado previamente quiénes son tus clientes potenciales y haber definido en qué zona vas a enviar tus productos, ya que no tiene sentido que atraigas personas de lugares donde no realizás envíos.

Por ejemplo, si tu tienda online es de indumentaria femenina deportiva con base en Rosario pero enviás a todo el país, podrías segmentar por mujeres de 20 a 45 años, de todo el país, con intereses como “deporte”, “gym”, “yoga”, “vida sana”, “fitness”, entre otros.

En cambio, si tus clientes ya te tienen en consideración, es decir que te conocen, entonces la clave va a ser segmentar por,

  • Públicos personalizados: son aquellas personas que ya tuvieron algún contacto con tu marca en algún canal online, o sea, que interactuaron en Instagram, Facebook, visitaron tu sitio web y/o están suscriptos a tu lista de mail (si es que enviás newsletters), entre otras opciones. ¿Por qué dirigir publicidad a quienes ya te conocen e interactúan con tu marca? Porque el contenido que compartís en tus redes sociales no es visto por todos tus seguidores. El algoritmo de Instagram determina quiénes ven el contenido orgánico y esto, habitualmente, es menos del 10% de tus seguidores (varía dependiendo de cuántos demuestren intereses afines o hayan tenido interacción con cada contenido, pero el alcance en general es muy bajo). Por este motivo, es importante que acompañes tu estrategia de contenidos con pauta publicitaria ya que de esta manera vas a lograr mayor alcance.
  • Look a Like (públicos similares): una vez creados tus públicos personalizados, podés armar otros públicos similares a ellos. Esto te va a ayudar a atraer clientes nuevos. Eso será posible si tenés instalado el Píxel de Facebook en tu tienda, como te contamos anteriormente.
    Facebook va a identificar rasgos comunes de las personas que integran tu público personalizado y a partir de allí va a crear nuevos públicos a quienes les mostrará tus anuncios.
    Acá podés leer cómo configurar los públicos personalizados y públicos similares en el Administrador de Anuncios de Facebook. 

Por último, si tus clientes están en la fase de venta, será necesario que tus campañas apunten al objetivo de conversión. Para ello, podés realizar campañas específicas de remarketing, es decir, mostrar anuncios específicos a las personas que ya tuvieron una intención de compra. 

Podés armar anuncios dinámicos de acuerdo a los productos o categorías que visitaron, o incluso los productos que agregaron al carrito pero que no compraron. Facebook, permite configurar este tipo de anuncios basados en los comportamientos de los usuarios si previamente instalaste el Píxel en tu tienda. 😉

Ahora que conocés los públicos de Facebook veamos, entonces. un ejemplo práctico de posible distribución de tu presupuesto en anuncios:

Ejemplo_embudo_ventas


Te compartimos 3 ejemplos de campañas exitosas en Instagram que ponen esto en práctica:

4) Transmití un mensaje claro

A la hora de armar tus campañas publicitarias en redes sociales es muy importante que el mensaje del anuncio sea claro y esté alineado a tus objetivos.

Cada segundo cuenta para captar la atención del usuario. Por eso, es necesario segmentar tus campañas de acuerdo a la etapa en que cada cliente se encuentre respecto del embudo de ventas, como mencionamos más arriba. No será el mismo mensaje para lograr atraer a un nuevo cliente que para realizar la conversión de la venta, pero siempre debe ser un mensaje relevante y atractivo. 

Para lograrlo, incluí siempre algún Call to Action, es decir, un llamado a la acción. Por ejemplo: “Descubrí todos los productos en nuestra tienda online”, “Comprá ahora y recibilo mañana en tu casa”, “¡Mirá todos los vestidos de la nueva temporada!”, etc.

En definitiva, lo que buscás es llevar tráfico a tu tienda online ya que, cuantas más visitas recibas, más posibilidades tenés de concretar una venta. Pero no se trata únicamente de que lleguen visitas, sino que es necesario que esas visitas sean de calidad. 

¿Qué quiere decir esto? Que las personas que lleguen a tu tienda permanezcan en el sitio, naveguen por las categorías, vean los productos, visiten las páginas y, lógicamente, realicen la compra. 

Por eso, el mensaje de tu anuncio tiene que estar alineado con lo que la persona va a encontrar en la tienda, y acá los enlaces cobran especial importancia. Siguiendo con el ejemplo anterior, si el mensaje es “¡Mirá todos los vestidos de la nueva temporada!”, el anuncio debe llevar un enlace a esa categoría exclusivamente. Si, en cambio, redirecciona a la página de inicio (home), es posible que el usuario abandone rápidamente el sitio ya que no va a ver, enseguida, los vestidos que le interesaban. 

5) Usá la publicidad para llegar a los clientes en los momentos adecuados

En líneas generales, la compra online lleva un tiempo de maduración por parte del comprador, no es inmediata. Los consumidores están cada vez más entrenados. Esto quiere decir que buscan opciones en diferentes tiendas, comparan y analizan las ofertas teniendo en cuenta diferentes factores como precio, disponibilidad, tiempo de entrega, formas de pago, etc. Luego de todo esto, toman la decisión de comprar.

Este comportamiento es uno de los datos que arroja el último estudio anual de comercio electrónico en Argentina que elaboró la CACE (Cámara Argentina de Comercio Electrónico)

Por eso, es importante que estés presente durante todo ese proceso y aproveches los impulsos de compra del cliente. Es allí donde la publicidad en redes sociales puede ayudarte a alcanzar tus objetivos.

Conocer esos comportamientos a partir de las estadísticas que te brindan Instagram y/o Facebook, o chequeando en qué momentos solés recibir más consultas, vas a poder armar campañas de anuncios que se muestren solamente en determinados horarios.

Por supuesto, no es lo único que podés hacer, sino que se trata de combinar la pauta publicitaria con otras acciones orgánicas desde las redes sociales para lograr que el cliente concrete su compra en los momentos que surge ese impulso. 

Además de hacer publicidad en Instagram, te recomendamos usar Instagram Shopping, una herramienta que te permite etiquetar productos en tus publicaciones e historias y, de esa manera, incluir enlaces para que tu seguidor pueda ir directo a tu tienda ¡ y comprar! Podés utilizar esta funcionalidad si previamente asociaste tu catálogo en Facebook.

6) Mantené al día tus campañas con lo que sucede en tu ecommerce

La operación de un ecommerce es dinámica. Por eso, es importante que los esfuerzos que hagas desde el marketing en redes sociales estén alineados a lo que sucede en tu tienda. 

Sabemos que el stock es una variable que cambia frecuentemente, por tal motivo es importante que la pauta se mantenga actualizada. 

Siguiendo con el ejemplo de los vestidos, si el enlace del anuncio redirige a la categoría “Vestidos” pero todos están sin stock, será contraproducente que siga activo. En ese caso, te va a convenir pausar ese anuncio hasta que vuelvas a tener stock, o bien armar una campaña diferente. 

Mantener una comunicación fluída con la persona responsable de crear las campañas en redes sociales para tu tienda es clave ya que, de lo contrario, podés estar malgastando tu presupuesto. 

7) Alineá tu estrategia de atención al cliente con tu pauta publicitaria

Hacer publicidad en redes sociales, como ya dijimos, puede tener diferentes objetivos. Es fundamental que tu equipo de atención al cliente y de ventas estén alineados a esos objetivos, para que los esfuerzos publicitarios no sean en vano. 

Muchas veces el potencial cliente, antes de tomar la decisión de compra, quiere consultar o despejar dudas por canales como WhatsApp, mensajes directos en las redes sociales o mail.  Entonces, es necesario que todo tu equipo trabaje con el objetivo común de cerrar la venta, sea cual sea el canal de contacto.

Dicho en otras palabras, tenés que pensar siempre tu estrategia de negocio como omnicanal

8) Definí los objetivos de cada campaña en forma adecuada

Cuando configures el objetivo de la campaña en el Administrador de Anuncios, hacelo con el embudo de ventas en mente ya que cada campaña que crees se va a tener que enmarcar dentro de cada una de las etapas: Reconocimiento, Consideración o Conversión.

El primer paso de una campaña exitosa es tener en claro qué querés que la persona haga cuando vea tu anuncio. Por ejemplo, si querés llevar tráfico a tu tienda, vas a tener que elegir el objetivo de “Tráfico”, si querés que las personas que ya conocen la tienda concreten la venta, entonces el objetivo va a ser “Conversiones”.

Dependiendo qué objetivo elijas, vas a poder incluir en el anuncio un link al sitio y un botón de llamada a la acción como “Ver más” o “Más información”.

Te mostramos todos los objetivos de campaña posibles en Facebook / Instagram:

Publicidad - objetivos

 

Acá podés conocer de qué se trata cada uno de los objetivos para que puedas elegirlos adecuadamente.

 

9) Elegí la red social, las ubicaciones y formatos más convenientes para tus anuncios

Es imprescindible, como dijimos anteriormente, que conozcas bien a tus potenciales clientes (buyer persona) antes de comenzar a hacer publicidad en redes sociales. 

Dependiendo en dónde estén presentes tus compradores y dónde interactúen más, es donde te va a convenir mostrar tus anuncios. Esto quiere decir que no todos los anuncios vas a mostrarlos siempre en Facebook y en Instagram.

Una vez definida la red social en la que vas a pautar tus anuncios, también te recomendamos elegir la opción de ubicaciones manuales, para que puedas elegir dónde querés mostrarlos. 

Por ejemplo, en Instagram podés configurar que tus anuncios se muestren solamente en el Feed o en las Stories.  En Facebook, en cambio, podés elegir no mostrarlos en aplicaciones móviles y sitios web externos, si tu público no está allí.

Por último, dependiendo de la ubicación que hayas elegido para mostrar tus anuncios, vas a tener que adaptar su formato. Si decidiste pautar solamente en las historias de Instagram, entonces será conveniente que prepares una imagen o video en formato vertical (en lugar de un formato cuadrado como en el Feed), de manera que puedas aprovechar todo el espacio disponible.

10) Optimizá tu estrategia de publicidad en redes sociales frecuentemente

Hacer publicidad en redes sociales también implica hacer un análisis de las campañas y sus resultados, con el objetivo de incrementar su eficiencia.

Este análisis es fundamental para que puedas optimizar cada vez más tu presupuesto. Si no realizás un estudio minucioso del rendimiento de tus campañas, no vas a saber si tus esfuerzos en publicidad online te están ayudando a alcanzar tus objetivos de venta. 

Esta revisión debe ser constante para identificar rápidamente qué anuncios están rindiendo mejor, cuáles conviene modificar, pausar o directamente replantear la estrategia si no está llegando a los resultados esperados.

Mirá cómo visualizar los informes publicitarios en el Administrador de Anuncios de Facebook. 

¿Estás listo para llevar tu negocio online al próximo nivel? ¡Esperamos que apliques estos consejos para aumentar tus ventas!

¿Todavía no vendés por internet? ¡Creá hoy mismo tu Tiendanube! Tenés 30 días de prueba gratis. 😉

Acá vas a encontrar:

Hacé como +90 mil marcas y creá tu Tiendanube

Probar 30 días gratis
Creá tu tienda online en Tiendanube