Servicios digitales: todo lo que tenés que saber para redactar contratos confiables

Contratos confiables

A la hora de establecer un acuerdo comercial con un cliente es importante tener en claro algunas cuestiones relacionadas con el alcance del proyecto, el tiempo de entrega y otras formalidades que permitan que, tanto el cliente como la agencia o diseñador, puedan evaluar en qué medida se cumplió o no con lo acordado una vez finalizado el proyecto.

Para aprender un poco más acerca de esto decidimos consultarle a Carla Chiaro y Dolores María Cedrone, ambas abogadas de la Universidad Austral, para que pudieran orientarnos y brindarnos consejos.

Carla y Dolores coinciden en que para que un contrato tenga validez es necesario que haya consentimiento de dos o más partes, que actúen en total libertad y con pleno consentimiento hacía un fin en común.

Si bien hay total libertad de formas,  y el Código Civil y Comercial Argentino no exige que un contrato sea por escrito y contenga la firma de ambas partes, Dolores afirma que “conviene siempre por escrito, para asegurar las prestaciones y garantizar el cumplimiento en caso de que no sea espontáneo”. Carla coincide y afirma que “el hecho que sea por escrito y firmado le da más seguridad jurídica al contrato, y sirve como medio de prueba”.

Es decir, no hay una forma específica de redactar contratos o acuerdos comerciales entre emprendedores y sus proveedores. No obstante, consideramos oportuno compartir algunos consejos que nos brindaron Carla y Dolores, y que te podrían ayudar a redactar acuerdos más claros y completos. Sin duda te van a servir para garantizar la conformidad de tu cliente y una mejor prestación de tus servicios.

Consejos

A continuación, algunos consejos que te podrían servir a la hora de redactar acuerdos:

  • Siempre dejar asentado por escrito la mayor cantidad de información posible. Es conveniente aclarar de qué forma se mantendrán en contacto ambas partes e incluso los horarios en los que brindarás atención, para que tu cliente te pueda ubicar fácilmente.
  • Asegurarse de que las partes queden bien identificadas. Te sugerimos que aclares qué miembro de tu equipo estará llevando adelante el trabajo y que a su vez, le exijas al cliente aclarar qué miembro de su empresa será el responsable de mantener el contacto con tu equipo.
  • Aclarar las responsabilidades de cada una de las partes. Una buena práctica es dejar asentados qué información y datos te brindará el cliente para que puedas realizar el trabajo (por ejemplo, la historia de la empresa o la descripción de los productos, o fotos que tu cliente quiera utilizar en la tienda) y en qué consiste el trabajo finalizado que le brindarás a el.
  • También es importante dejar en claro los plazos y las consecuencias en caso de incumpliento de los mismos. Por ejemplo, si acordaron que tu cliente entregaría las imágenes de sus productos en una determinada fecha y no lo hace, es posible que le exijas un aumento del 5% en el presupuesto, además de que naturalmente la fecha de entrega se puede atrasar. Lógicamente, es conveniente que esto esté por escrito. También pueden dejar asentado que, en caso de haber una demora en el tiempo pautado de entrega, tu cliente pueda exigir un determinado descuento, o no.
  • Es recomendable contar con doble ejemplar y firma de ambas partes. En caso de no ser posible, se aconseja que ambas partes confirmen estar conformes con lo acordado vía email. De esta forma, aquello que pueden haber coordinado en una reunión cara a cara o por teléfono, estará en mano de ambos. También te recomendamos que cualquier cambio en el alcance del proyecto que se pacte una vez comenzado el mismo, lo dejes asentado por email, aunque haya surgido de un conversación cara a cara o de una charla telefónica.
  • Si el proyecto incluye tomar fotografías de productos y tu cliente te entrega parte de su inventario para este fin, lo ideal es que los productos vengan acompañados de un listado detallado de qué se está entregando y en qué condición. Esto te va a servir como guía a la hora de devolver los productos y va a eliminar posibles confusiones.

En resumen, haya o no papel de por medio, un contrato se establece cuando ambas partes acuerdan realizar una acción con un fin en común. Como sabrás, en Tienda Nube no exigimos ningún tipo de contrato entre nuestros Socios Comerciales y sus clientes pero te recomendamos seguir estos consejos, ya que sin duda ayudan a profesionalizar aún más los servicios que ofrecés.


¿Te gustó el contenido?


Victoria Blazevic

Victoria es muy inquieta y le encanta estar en dos lugares a la vez. Disfruta mucho de estar con su familia y amigos, y viajar y cocinar son dos de sus actividades preferidas. Además, trabaja en Branding de Tienda Nube.


    Ecommerce por Expertos

    Conversaciones exclusivas con especialistas en comercio electrónico. ¡Llevá tu negocio a otro nivel!