03/10/2018

Influencers VS Micro-Influencers: ¿cuál conviene elegir para mi negocio?

Si aún no escuchaste hablar de los influencers, ¡es hora de actualizarte! Los micro-influencers llegaron para quedarse, y son el nuevo boom en marketing para emprendedores. ¿Estás listo para conocerlos?

Pero antes de avanzar, solo por si todavía la palabra “influencer” no está en tu léxico, hagamos un repaso rápido para saber quiénes son y qué los hace tan importantes en la era millennial:

Un influencer es una celebridad que cuenta con una audiencia numerosa en sus redes sociales. Debido al alcance que tiene, las grandes marcas lo eligen para comunicar diferentes mensajes, desde promociones hasta productos o servicios nuevos.

Su cuenta de Instragram, además de ser un espacio de diversión y relax, es parte de su fuente de ingresos, es decir, le pagan por publicar contenidos en su feed o o en sus stories, ya sea con productos o con dinero dependiendo del contrato que tenga con cada marca.

Podemos reconocerlos fácilmente: además de sus miles o millones de seguidores, las cuentas de los influencers suelen encontrarse repletas de fotos de sus viajes, sus outfits y sus estilos de vida. Y todo lo combinan a la perfección con las marcas con las que trabajan o hacen colaboraciones.

Por otro lado, hace ya un tiempo que tenemos a los micro-influencers que representan una nueva oportunidad de marketing. Un micro-influencer es una persona no famosa que se dedica a un tema en particular y lo comparte en su cuenta de Instagram.

Cuenta con una pequeña audiencia que interactúa con él, chequea sus contenidos día a día y confía en lo que va publicando porque lo consideran un experto en ello.

Ambos recursos humanos son muy útiles y ya están siendo elegidos por las marcas. Pero para entender cuál es el mejor para tu emprendimiento, veamos las 3 diferencias bien marcadas entre influencers y micro-influencers. ¡A tomar apunte!

1- Alcance

Como mencioné anteriormente, un influencer es un famoso, una celebridad. Cuenta con miles o millones de seguidores en sus redes sociales y comparte contenido de su vida diaria y de las marcas que lo invitan a hacer colaboraciones.

Por otro lado, un micro-influencer es una persona que tiene una pasión que lo motiva a publicar en sus redes sociales y ser relevante en ese particular contenido. Puede ser desde fotografía, hasta “cómo criar a tus hijos en el mundo 3.0”.

Las ideas que llevan a los micro-influencers a publicar sus contenidos son miles, y cada uno tiene su nicho que lo sigue a sol y sombra.

Por ejemplo, Mariano Di Vaio es un influencer, tiene millones de seguidores y publica su vida diaria en su cuenta de Instagram.

Por otro lado, Manu Pozzi puede ser considerado un micro-influencer enfocado en la fotografía y los viajes.

2- Engagement 

Un influencer tiene tanto alcance que no puede contestar y tener interacción con toda su audiencia. Un micro-influencer puede hacerlo, sus seguidores son muchos menos. Esto genera mejor interacción lo que significa que su audiencia está más pendiente de lo que publica y lo considera más importante que otros contenidos.

Por ejemplo, ¿se imaginan a Chiara Ferragni respondiendo todas las consultas y comentarios que le llegan día a día? ¡Yo tampoco! Pero Sofi, de HowFashionWorks, cuenta con una comunidad más chica y responde todas las consultas que recibe a diario.

3- Tipo de contenido

Los influencers son aspiraciones para la gente que los sigue, crean un mundo de fantasía que encaja a la perfección con lo que busca que mostremos la red social Instagram.

Los micro-influencers, por otro lado, no mantienen un estilo de vida de ricos y famosos. La impronta que tienen es mucho más parecida a la uno, comparten su rutina de manera normal y esto nos lleva a considerarlos mucho más cercanos.

Y entonces, ¿cuál es mejor?

No hay marketing mejor o peor, sino uno más funcional que otro para tu emprendimiento, y para cada etapa del mismo. 

Las marcas grandes optan por trabajar con influencers. En muchos casos, el impacto que estas empresas quieren tener es mundial, entonces buscan tipos de marketing que se adapten a ello.

Un influencer que tiene una alcance de millones de seguidores, muy probablemente tenga audiencia en todo el mundo. Haciendo colaboraciones con ellos, las marcas se aseguran un posicionamiento global. Esto, por supuesto, tiene su costo económico alto.

Por otro lado, y lo que te recomiendo si estás emprendiendo, es optar por trabajar con micro-influencers. Buscá esas personas que no tengan millones de seguidores y que no vayan a costarte tanto económicamente, así podes empezar a mover tus redes sociales a un bajo costo.

Pero, como toda herramienta de marketing, trabajar con un micro -influencer no siempre nos garantiza que sea efectivo. Te dejo 3 claves para que, cuando hagas una acción de este tipo, tenga el impacto deseado:

  • Que comparta los ideales de tu marca: si vas a trabajar con una persona que tiene un gran impacto en su audiencia, que el lazo que mantienen sea real. Es muy importante conocer a quién estás entregando tus productos  para que los recomiende. Así como es importante del otro lado: el micro-influencer debería probar esos productos y validarlos antes de recomendarlos.

 

  • Que el acuerdo sea beneficioso para ambos: lo bueno de trabajar con este tipo de influencers es que el bajo costo nos permite mantener la relación a largo plazo y se genera aún más confianza entre la gente que percibe esta alianza. Te recomiendo definir bien qué tipo de acuerdo van a tener y siempre dejarlo en claro para ambas partes. Podés trabajar por una suma de dinero o bien por canje de tus productos o servicios. Como emprendedor, mi consejo es que primero encuentres micro-influencers que quieran hacer los trabajos por canje, sobre todo para saber si la acción tiene efecto y no malgastar tu presupuesto en algo que no impacte.

 

  • Que no tenga una alianza con tu competencia: estamos hablando de hacer una acción con una persona que tiene un gran impacto en su audiencia, no queremos que ese público nos confunda con nuestra competencia. Si vas a trabajar con un micro-influencer asegurate que no trabaje para marcas con las que competís y aclarale que te gustaría mantener la relación exclusiva. ¿Un tip? Explicale bien quiénes son tus competencias, contale qué te diferencia de ellos y hacelo parte del universo de tu marca. Muchos micro-influencers se sienten tan parte de los proyectos como los propios dueños, y son ellos mismos los que deciden no trabajar con competencias más allá de las ofertas que les surjan.

Conclusión

Para concluir, te recomiendo que empieces una acción con un micro-influencer en un momento puntual. Por ejemplo, podés aprovechar que está llegando CyberMonday ya que es una de las fechas más importantes del ecommerce. 

Después de leer este artículo, buscá quiénes son los micro-influencers que pueden ir con tu marca. Ponete en contacto con ellos y armen una acción que tenga impacto para esta fecha tan esperada. Piensen de qué manera les gustaría compartir a sus audiencias su alianza; busquen formas que se adapten para ambas cuentas de Instagram y hagan trabajo en equipo.

Dicen por ahí que 2 cabezas piensan mejor que una, y que la unión hace a la fuerza. 😉 


¿Te gustó el contenido?


Franco Pagliotto

Franco es fan de la moda, amante de las redes sociales y un emprendedor compulsivo. Sus emprendimientos Salvaje City y The Boy Clothing , lo inspiran a llegar cada día más lejos. Su frase de cabecera: "Que tus sueños sean más grandes que tus miedos".


    Ecommerce por Expertos

    Conversaciones exclusivas con especialistas en comercio electrónico. ¡Llevá tu negocio a otro nivel!

    influencers-vs-micro-influencers-cul-conviene-elegir-para-mi-negocio