4 consejos para mejorar el diseño de tu blog

Mejorar el diseño de un blog

Una vez que elegiste una plataforma para el blog de tu empresa, es momento de personalizar el diseño. Esta es una tarea muy importante porque es el primer paso para que los visitantes se interesen en leer el contenido.

Los diseños con demasiado contenido o muy confusos visualmente pueden causar una sensación desagradable y hacer que las personas se vayan del blog sin haberlo recorrido a fondo. Vamos a ver algunos consejos para evitar que eso suceda:

1. Alineá los elementos

En general, el formato básico de un blog se divide en: encabezado, menú, área de contenido, barra lateral y pie de página. Algo así:

Diseño de blog

  • Encabezado: generalmente incluye el título del blog y una imagen que coordina todo el diseño.
  • Menú: contiene los links para las páginas internas (“Sobre”, “Contacto”, etc.) y las categorías de las publicaciones.
  • Área de contenido: sección en la que se exhiben los posteos y los plugins de comentarios y para compartir las publicaciones.
  • Barra lateral: es el espacio para el perfil del autor, banners y cualquier otro recurso extra, como caja de búsqueda e íconos de redes sociales.
  • Pie de página: en general, presenta los créditos del contenido y del diseño del blog.

Cada plantilla de blog, sin embargo, tiene sus particularidades. Por ejemplo, algunos diseños no cuentan con menú y tienen la barra lateral a la izquierda o pueden tener hasta dos distintas. No importa cuántas secciones decidas incorporar: la alineación de los elementos es esencial.

Asegurate de que todas las columnas estén alineadas entre sí, en línea recta. El contenido de cada una, a su vez, también tiene que seguir la misma orientación. Imaginá lo siguiente: el menú está centrado, la barra lateral tiene todas las imágenes posicionadas a la derecha y tu área de contenido mantiene todos los textos hacia la izquierda. Sería incómodo para la vista, ¿no?

2. Elegí pocas tipografías

Otro punto importante para evitar la polución visual en el diseño de tu blog es no usar demasiadas fuentes para el contenido de cada sección. Especialistas en diseño recomiendan usar, como máximo, dos o tres tipografías para funciones específicas (por ejemplo, una para los títulos, otra para los textos y una tercera para el contenido de las publicaciones).

La elección de una tipografía también puede decir mucho sobre el estilo de tu marca. Las fuentes que imitan la caligrafía dan un toque más personal y delicado, mientras que las más más minimalistas sugieren modernidad y serenidad. Para seleccionar la mejor opción, tené en cuenta la imagen que querés transmitir a tu público y el logo de tu marca. Además, usá tamaños razonables para que el texto sea bien legible.

3. Definí una paleta de colores

De nada sirve que los elementos estén alineados y que uses buenas tipografías si al mismo tiempo el diseño tiene muchos colores. Si usás demasiadas tonalidades en tu blog, se va a generar un “exceso de información” muy molesto para los ojos de los visitantes.

Te aconsejamos que definas una paleta de colores para evitar problemas en el futuro. Puede ser la combinación de tu logo o simplemente tus colores preferidos, pero tené en cuenta que cada combinación de colores transmitirá un mensaje diferente (conocé el significado de las paletas de colores más comunes). Menos es siempre más, así que es importante que seas criterioso y priorice los tonos que combinan entre sí.

4. Estandarizá las imágenes

También es importante usar imágenes en tamaños específicos para mantener la armonía del diseño. Calculá cuántos píxeles tiene el área de contenido, por ejemplo, y editá las fotografías o ilustraciones de los posteos para que sean proporcionales. Esto ayuda a mantener la alineación de la que hablamos en el primer punto.

Finalmente, la propuesta de tu blog se refuerza si determinás un mismo estilo para las imágenes. ¿Van a tener tonalidades más suaves o saturadas? ¿Vas a usar ilustraciones de cualquier tipo o solo las que sean minimalistas? Si vas a promocionar lo que vendés, leé cómo sacar buenas fotos de productos.

¿Todo listo?

Cada plataforma ofrecerá distintas posibilidades de personalización pero es posible crear diseños armoniosos y completos en todas ellas – mirá ejemplos de Blogger, WordPress y Tumblr. No te olvides de darle prioridad a las opciones responsivas, es decir, las que se adaptan a dispositivos móviles.

Si no querés empezar de cero, podés consultar algunos sitios que ofrecen modelos gratuitos:

Exprimí tu creatividad y hacé que el blog tenga la identidad de tu marca, sin olvidar de mantener el equilibrio estético. Y si todavía no conocés las ventajas del ecommerce, aprovechá para crear una tienda virtual gratis por 15 días con Tienda Nube.


¿Te gustó el contenido?


Luane Silvestre

Graduada en Letras y Técnica en Informática, Luane es entusiasta de la comunicación y la tecnología. Además del estudio y el trabajo, gusta de dividir su tiempo entre lecturas, películas, paseos y un buen café.


    Ecommerce por Expertos

    Conversaciones exclusivas con especialistas en comercio electrónico. ¡Llevá tu negocio a otro nivel!