3 tipos de públicos de Facebook y cómo aprovecharlos en tu negocio

El marketing digital es todo un mundo y Facebook un mundo en sí mismo. Por muy simple que sea usarlo en nuestra vida personal, a la hora de implementarlo en nuestra marca ese mundo se vuelve un poco más confuso.

Empiezan a surgir dudas como “a qué hora publicar”, “cada cuánto debería usarlo”, “por qué estoy recibiendo menos interacciones que antes”, “cómo hago para llegar a la gente que quiero”… entre un mar de miles de dudas más.

Para sacarle el máximo provecho, no alcanza con publicar y esperar que la gente llegue sola.

El alcance orgánico (cantidad de personas a las que llegás con tus publicaciones sin pagar publicidad) es cada vez más bajo. ¡Probablemente ya te hayas dado cuenta! La única forma de potenciar ese alcance es con contenido realmente interesante y relevante, combinado con una buena estrategia de publicidad.

La publicidad en Facebook es muy poderosa, porque te permite crear un nivel de segmentación y personalización que no existe en casi ningún otro medio. El tema es que muchas veces nos da miedo invertir en publicidad, porque no sabemos si va a funcionar o llegar al público que queremos.

Son todos miedos lógicos y lamentablemente no hay una fórmula mágica, porque cada emprendimiento es diferente. Mucho se trata de probar, ajustar, volver a probar y seguir ajustando, hasta que encuentres la audiencia perfecta que mejor responda a tus publicaciones, al menor costo posible.

Pero aunque no exista una fórmula mágica, sí existen herramientas para hacer esa prueba lo más eficiente posible. Por eso, hoy compartimos 3 tipos de públicos que podés armar en Facebook y cómo aprovechar cada uno de ellos, para que cuando decidas invertir, le saques el mayor provecho a cada peso que pongas.

1- PUBLICO GUARDADO

Este es el tipo de público que vas a crear manualmente en función de la edad, género, ubicación, nivel de educación, intereses de las personas a las que querés llegar.

Acá es donde se vuelve muy importante conocer quién es tu cliente ideal, porque cuanto más sepas, más preciso vas a poder hacer estos públicos.

Por ejemplo, si creés que tu cliente ideal lee la Revista OHLALÁ!, podrías hacer una publicidad para que únicamente la vean las personas que siguen la cuenta de esa revista. O de algún Blog o personalidad famosa en tu rubro.

Lo agregás como interés y ves si efectivamente ese público reacciona mejor a tu publicidad que otro público donde no especifiques eso como interés; así vas probando hasta que tengas el público que mejor reaccione a tus contenidos y publicidades.

2- PUBLICO PERSONALIZADO

Esta es una de las opciones más poderosas de Facebook, porque podés ir creando públicos en función de acciones específicas que las personas hagan con tu tienda.

Por ejemplo, podrías armar públicos con:

– Las personas que visitaron tu tienda online en los últimos 30 días o 60 días o 180 días.

– Las personas que visitaron determinada página dentro de tu tienda (por ejemplo: la página de un producto).

– Las personas que leyeron determinado artículo de tu Blog.

– Las personas que llegaron al checkout pero no compraron.

Con este tipo de públicos podés hacer lo que se conoce como remarketing: mostrarle tus publicidades sólo a las personas que ya visitaron tu tienda, leyeron tu Blog o interactuaron de alguna manera con tu página.

Por ejemplo, podrías hacer una publicidad de un producto sólo a las personas que visitaron la página específica de ese producto. O hacer una publicidad a un artículo de tu Blog (donde hables de determinado producto) y después una publicidad de ese producto sólo a las personas que leyeron ese artículo del Blog.

Las probabilidades de que esas personas hagan clic en esa publicidad son mucho más altas, porque ya no serías una marca desconocida, sino que te recuerdan porque ya te visitaron alguna vez.

Ahí es donde tus anuncios se empiezan a hacer más efectivos y tu inversión en marketing más eficiente.

3- PUBLICO SIMILAR

Este tipo de público lo crea Facebook “copiando” alguno de tus públicos anteriores. ¿Cómo es esto? Le pedís a Facebook por ejemplo que cree un público similar a tu público personalizado de visitas a tu tienda en los últimos 60 días.

Lo que hace Facebook es que analiza los intereses, edad, ubicación, profesión, cosas que le gustan a esas personas que visitaron tu tienda en los últimos 60 días; y crea un público SIMILAR que comparta la mayor cantidad de esas cosas.

De esta forma tenés un público mucho más grande parecido a las personas que ya visitaron alguna vez tu tienda.

Parece complicado y abrumador al principio, pero una vez que probás y le agarrás la mano, se va volviendo más y más simple. Y más y más poderoso.

Combinada con una buena estrategia de contenido, la publicidad en Facebook es una herramienta muy poderosa para potenciar el alcance de tu marca.

Si no sabemos quién es nuestro cliente ideal o no tenemos contenido interesante para compartir, por más que seamos los maestros mundiales usando Facebook, no va a funcionar. Porque Facebook te ayuda a potenciar el alcance, a llegar a más personas, pero el trabajo de saber a quién querés llegar y qué le querés comunicar lo tenés que hacer antes, para que la publicidad funcione. 😉

Espero que estos tips te sirvan para potenciar el poder de Facebook y llegar a muchas más personas (¡relevantes!) con tu marca.


¿Te gustó el contenido?


Nayla Norryh

Nayla es mentora y experta en estrategia y marketing digital. En su blog comparte recursos para ayudar a emprendedoras a enfocarse y potenciar sus negocios online. Podés hacer su #websitecheck para que revise tu tienda y te mande recomendaciones personalizadas.


    Ecommerce por Expertos

    Conversaciones exclusivas con especialistas en comercio electrónico. ¡Llevá tu negocio a otro nivel!