08/08/2017

Cómo organizar una tienda online de moda: guía para principiantes

Negocio de moda

Ya hiciste análisis de mercado, estudiaste los principales competidores, definiste tu público objetivo y reuniste el dinero necesario para lanzarte de cabeza a crear tu ecommerce de moda. Ok, ¿y después de estos pasos qué sigue? Organizar una tienda online puede resultar algo complejo para un principiante, por eso creamos esta guía que te va a ayudar a pasar por esta fase sin demasiados problemas.¡Empecemos!

1. Elegí una plataforma de ecommerce

Lo ideal para quien quiere comenzar a vender por internet sin dolores de cabeza es elegir una plataforma de ecommerce. En aspectos generales, estas plataformas funcionan de la siguiente manera: pagás un valor fijo por mes y tenés todas las funcionalidades de una tienda online disponibles sin necesitar el auxilio de un programador o diseñador.

Por ejemplo, al elegir una plataforma como Tienda Nube, sólo vas a tener que agregar tus productos en la herramienta y comenzar a vender. ¿Y la parte de medios de pago y envío? Todo eso ya está integrado en la plataforma: basta con que selecciones los métodos de pago y envío que quieres ofrecer, ¡y listo!

Recordá, sin embargo, que las primeras ventas pueden demorar un poquito en llegar. Tené paciencia, trabajá duro para promocionar tu marca con marketing online y presencia en redes sociales; y con el tiempo seguramente tu tienda tenga el retorno esperado. 🙂

2. Buscá proveedores confiables

Al mismo tiempo que decidas sobre la mejor plataforma de ecommerce a utilizar para tu negocio de moda, vas a tener que conseguir proveedores que cubran tu demanda de productos. ¿Cómo encontrar un proveedor para tus productos? ¿Dónde buscar? ¿Qué debo tener en cuenta al momento de hacerlo? Te compartimos algunos consejos:

  • Hacé una lista de proveedores: si vas a vender indumentaria femenina, por ejemplo, comenzá buscando potenciales proveedores en internet (¡hasta en las redes sociales!) Lo más importante de todo es que entres en contacto con personas que ya tengan experiencia en el rubro: pedí consejos a otras tiendas, fíjate si tienen algún contacto para recomendar; esa va a ser la mejor manera de conseguir un buen proveedor. Otra alternativa es visitar centros comerciales personalmente y charlar informalmente con los comercios para adquirir más información.
  • Investigá la experiencia de tu proveedor: Antes de cerrar un negocio con un proveedor particular, conoce cuáles fueron sus principales clientes y entrá en contacto con ellos para saber cómo es su método de trabajo. También podés contratar al proveedor y comenzar haciéndole pedidos menores para probar su desempeño. Si cubre tus expectativas, aumentá el número de pedidos gradualmente.
  • Negociá plazos: el plazo es un punto fundamental del ecommerce. Entregas demoradas pueden manchar la imagen de tu tienda virtual; por lo tanto, es esencial tener los plazos bien negociados con tu proveedor. Antes de cerrar el negocio, dejá bien en claro cuáles son tus necesidades y sólo avanzá si tienes la certeza de que el proveedor podrá cumplir con las exigencias. Al decidir, finalmente, hacé un contrato para formalizar todos los puntos acordados.
  • Ojo con los plazos de pago: el método de pago que definas con tu proveedor también es algo importante. ¿Cómo será el pago? ¿Cuál será el plazo dado por el proveedor? Además de la calidad del producto, también es importante que elijas un proveedor  que pueda ofrecer los mejores beneficios para vos y tu tienda.

3. Considerá producir tus propios productos

Al principio, trabajar con un proveedor puede ser la mejor opción; no obstante, a medida que pase el tiempo y tu ecommerce sea financieramente estable, tal vez sea hora de dar un paso más arriesgado y comenzar a producir tus propios productos para vender.

4. Definí el tipo de stock de tu tienda

Existen diversos tipos de stock para una tienda online: stock propio, stock de terceros, y dropshipping, entre otros. Quedará en vos analizar las ventajas y desventajas de cada modalidad y decidir cuál se adapta mejor a tu negocio.

Al principio, el stock consignado puede ser la mejor alternativa. Vas a tener un margen de lucro menor pero vas a poder economizar espacio, ya que en este tipo de stock los productos los tiene el proveedor, y así evitás los riesgos y gastos de tener que mantener un lugar físico y promocionar mercaderías ociosas (que se venden poco).

En el futuro, el stock propio con certeza puede ser la mejor opción ya que te permitirá un control absoluto sobre los productos y vas a poder agilizar los tiempos de entrega. Es fundamental que comiences a verificar tu idea de producto y planear la gestión de stock.

5. ¿Oficina en casa o alquilar un lugar?

Por último, antes de comenzar a vender por internet vas a tener que definir un lugar de trabajo. Inicialmente, es una buena idea montar una oficina en tu casa (si tenés espacio para eso); pero tené en cuenta que vas a necesitar (mucha) disciplina.

A medida que crezca tu negocio y te falte espacio, podés pensar en alquilar un local comercial (esto va a traer algunos costos extra para tu negocio). El consejo, por lo tanto, es comenzar organizando un espacio en tu casa.

¡Manos a la obra!

¿Querés poner todo esto en práctica? Probá 15 días gratis Tienda Nube y animate vos también a vender ropa por internet. Es simple, rápido, gratuito y sin necesidad de conocimientos técnicos.  🙂

Fecha de la última actualización: 03/01/2018


¿Te gustó el contenido?


Milagros Mendoza

Milagros trabaja como Content Strategist en Tienda Nube. Es Licenciada en Comunicación y le apasionan todos los deportes, en especial el fútbol. Disfruta de unos buenos mates con amigos y un rico asado en familia.


    Ecommerce por Expertos

    Conversaciones exclusivas con especialistas en comercio electrónico. ¡Llevá tu negocio a otro nivel!

    cmo-organizar-una-tienda-online-de-moda-gua-para-principiantes