03/08/2018

¿Cómo influye la estrategia de marca en tus ventas?

¿Ya dejaste lista tu tienda online para para aumentar tus  ventas? Ahora es momento de repasar tu estrategia de marca (¡o definirla si todavía no contás con una!) para posicionarte en el mercado y diferenciarte de la competencia.

Tener una visión clara y definida sobre quién es tu marca para el público, te va a dar una identidad propia. Y eso se va a ver reflejado en tu tienda online al momento en que un visitante conozca por primera vez tus productos o cuando un cliente que ya  te conoce, vuelve a comprarte.

Acordate que tu tienda online, ¡es la vidriera de tu marca!

A continuación te contamos en profundidad por qué es tan importante este paso en el desarrollo de tu negocio.  

¿Qué es una estrategia de marca?

Una estrategia de marca es un plan a largo plazo para el desarrollo de una marca sólida con el fin de alcanzar objetivos específicos.

¿En qué consiste? La estrategia de marca consiste en un conjunto de acciones pensadas para definir y mantener un significado asociado a una empresa o un producto en la mente de la gente (tus futuros clientes) a lo largo del tiempo.

Y acá es donde tenés que tomar consciencia de que tu marca no es solamente un producto, un logotipo, una tienda online o un nombre. Tu marca es mucho más que eso; es algo intangible. Por eso es tan importante trabajar en una estrategia que te permita definir y distinguir a tu marca del resto, no sólo para destacarla sino también para darle personalidad propia.

No vendas sólo tus productos (¡andá un paso más allá!)

El éxito de una marca va mucho allá de los productos que vende. Si te ponés a pensar ¿por qué algunas marcas son más recordadas y más queridas por el público que sus competidores que venden (casi) el mismo producto? Una de las respuestas posibles a esta pregunta es: el branding.

Los consumidores, de manera inconsciente, no compran sólo productos sino que compran ideas, valores y estilo de vida vinculados a la marca, siempre y cuando se identifiquen con esos valores, obviamente.

Por ejemplo, la tienda Nube This is Feliz Navidad es fiel a su estrategia de marca que busca generar cada vez más felicidad en sus clientes a través de sus sweaters con diseños divertidos y originales.

Acordate: tu marca es lo que hablan de vos cuando no estás presente. Por eso tenés que plantearte interrogantes que abarquen desde cuál es la impresión que querés dar hasta qué emociones querés transmitir en tu público.

Entonces, ¿te animás a responder las siguientes preguntas para alinear tu estrategia de marca de la mejor manera?

1- ¿Por qué debés importar a alguien?

2-  ¿Cuál es tu misión? Tratá de responder con una frase corta.

3- ¿Cuál es tu historia? 

4- ¿A quién te dirigís? 

5- ¿En qué sentido sos diferente? 

6- ¿Cómo lo conseguís? ¿Cuál es tu personalidad y comportamiento?

7- ¿Cuál es tu lugar en el mercado?

8- ¿Qué estás ofreciendo concretamente? 

9- ¿Cuáles son las ventajas de tu producto?

10- ¿A qué sentimientos y valores querés asociar tu empresa? 

11- ¿Cuál es el tono de voz que usás con tu audiencia?

Una vez que hayas respondido y pasado en limpio estos interrogantes, vas a tener una visión mucho más clara y prolija de hacia dónde y cómo querés posicionar tu marca en el mercado.

Asegurate de que ese posicionamiento esté reflejado en tu ecommerce: por ejemplo, en el diseño, en las fotos, en los textos, en la comunicación.

3 pasos (clave) para evaluar tu estrategia de marca

Te guiamos con 3 pasos necesarios para evaluar si tu estrategia de posicionamiento es acorde para tu negocio. ¡Prestá atención!

Paso 1: Hablale a tu mercado objetivo

El primer paso es asegurarte de que le estás hablando al mercado objetivo, ese hacia el cual querés orientar tus productos. Conociendo bien a tu target, vas a identificar la mejor forma de posicionar tu marca ante él.

El target o público objetivo es el grupo de personas que se interesarían por tu producto por algún motivo.

Y este paso es crucial como base de tu estrategia porque, si tu producto está mal publicitado (por ejemplo, apunta a mujeres mayores cuando en realidad sería más popular entre adolescentes), podés estar perdiendo una gran cantidad de ventas.

Por ejemplo, la tienda Nube Salvaje City definió su target en un público masculino, joven y audaz. ¡Hasta lo bautizaron con su propio nombre: men-llennials!

Otro ejemplo es la tienda Nube Belle Vie, que apunta a un público bien definido: chicas que aman viajar, que les gusta la playa y que están abiertas a nuevas aventuras siempre con optimismo y una visión positiva de la vida.

Paso 2: Realizá un análisis de situación

Dentro de tus posibilidades, procurá obtener la mayor información del mercado. Para eso, este análisis va a ayudarte, principalmente, a responder las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son los atributos del producto ante los cuales tu target reacciona favorablemente?
  • ¿Quiénes son tus competidores y cuál es su estrategia de posicionamiento?
  • ¿Cómo son percibidas las diferentes marcas que compiten en relación a estas características distintivas?
  • ¿Cuál sería el mejor mix de marketing y comunicación para posicionarte eficazmente en la mente de tu target?
  • ¿Con qué recursos contás para desarrollar una campaña para posicionar tu marca?

Todas estas cuestiones van a ayudarte a tener una voz propia, a pulir tu comunicación y tus contenidos y conocer mejor a tu audiencia para poder mejorar tu posición en el mercado.  

Paso 3: ¿Estás seguro de que tu marca está correctamente posicionada?

Todo se trata de definir: ¡prestá atención! Si tu negocio tiene una ventaja competitiva que lo diferencia de manera importante entre otras marcas, entonces ni lo dudes y definí la estrategia en base a ese diferencial que lo hace único.

La tienda online de Natalia Antolín se caracteriza por vender vestidos de fiesta de un diseño único que muchas famosas eligen usar para grandes eventos. De esta manera, se posiciona en el mundo de las celebrities como una marca aspiracional tanto para las famosas como para las mujeres que quieran vestirse así en sus propios eventos.

Si en cambio crees que la diferencia entre la competencia puede hacerla el precio que tienen tus productos, esforzate por resaltar el posicionamiento desde ese lugar.

¿Y qué pasa con la competencia?

Al momento de pensar en la competencia, tenés que tener en mente que si hay mucha demanda de un producto, también habrá mucha oferta.

Con tantas tiendas online vendiendo productos similares es probable que hayan muchas cosas interesantes que puedas incorporar a tu negocio y algunos errores que podés evitar.

Por eso es importante investigar constantemente a tu competencia, no sólo para mantenerte atento a lo que pasa en el mercado sino también para aprender de ella (de lo bueno y de lo malo).

Y más importante todavía que aprender de las buenas prácticas y de los errores es encontrar ese punto de inflexión que te diferencie del resto, de esa competencia.

Tené en cuenta que los pequeños detalles pueden ser decisivos a la hora de que el consumidor elija dónde comprar.

Por ejemplo, en el rubro de cuadernos y papelería, hay muchísimas opciones de elegir y diferentes marcas que hacen productos similares. Pero la tienda Paprika eligió diferenciarse con su impronta viajera, enfocando el diseño de sus artículos hacia el mundo de los viajes.

Conclusión

Cada día los usuarios son más exigentes y están más informados por lo cual van a volver a elegirte y confiar en tu marca si la experiencia de compra fue la más óptima posible. Por eso, es clave que les facilites el camino de la manera más ágil posible para que, busquen lo busquen, y lo hagan como lo hagan, te encuentren enseguida. O mejor aún, ¡te recuerden enseguida!

Ahí es donde toma tanta importancia la estrategia de branding porque conecta todos los puntos que hacen a tu marca y a tu negocio, apuntando a la famosa omnicanalidad.  ¿Escuchaste hablar de ella alguna vez? La omnicanalidad es la integración de todos los canales existentes en el mercado, de manera tal de generar caminos que se interrelacionen para que un cliente que inició una comunicación por una vía de interacción pueda continuarla por otra. Por ejemplo, alguien que conoció tu marca en Instagram y vio un producto que le encantó, pueda dirigirse a tu tienda online para ver más detalles (precio, talle, etc) ¡y comprarlo! 

Tené en cuenta que las ventajas de contar con una estrategia de branding valen el tiempo y el esfuerzo. Algunas de las más relevantes son las siguientes:

  • Resalta los valores de tu empresa porque el consumidor va a identificar tus productos de tu tienda con los valores que transmite tu marca.
  • Genera confianza y aporta credibilidad, un valor clave para que tu público objetivo esté seguro y decidido al momento de realizar la compra.
  • Permite diferenciarte de la competencia ya que a la hora de tomar una decisión entre varias opciones, el branding ayuda a que tu cliente te elija como la mejor opción.

¡Acordate! Sé creativo ( y estratégico) y usá el branding a tu favor para fortalecer tu marca.

Y no te olvides de incluir en tu estrategia, algo clave: ¡vender por internet! Podés probar los 15 días gratuitos de Tienda Nube para comprobar los beneficios de una tienda online.

Fecha de la última actualización: 25/10/2018


¿Te gustó el contenido?


Sofia Stavrou

Sofía es redactora y generadora de contenidos. Trabaja como Content Strategist en Tienda Nube y es una apasionada de los viajes, los libros y Grecia, el país de sus raíces. Su lema preferido es: "que no sea un sueño, ¡que sea un plan!".


    Ecommerce por Expertos

    Conversaciones exclusivas con especialistas en comercio electrónico. ¡Llevá tu negocio a otro nivel!

    cmo-influye-la-estrategia-de-marca-en-tus-ventas